Público
Público

De la vicepresidencia de 2016 al trabajo con discreción: así ha evolucionado Podemos con las negociaciones

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez se reunirán en breve. El líder de Podemos ya ha pedido "paciencia" para conocer los siguientes pasos y ha avisado que en esta ocasión se trabajará con "discreción" en las negociaciones. Sin embargo, el PSOE de momento muestra su intención de gobernar en solitario. 

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez durante una reunión en la Moncloa - Imagen de archivo / Daniel Gago - PODEMOS

El escenario que han dejado los resultados de las elecciones recuerdan a los de 2016. Entonces el PSOE intentó pactar con Ciudadanos y con Podemos, aunque finalmente apostó por el partido naranja. Ahora Pedro Sánchez tiene que tomar la misma elección y, aunque su militancia le gritó claramente este domingo que "con Rivera no", todavía no están claros los futuros pasos del candidato socialista que, de momento, quiere intentar gobernar en solitario. El Ibex 35 ya presiona a Sánchez para que mire a su derecha, pero en Unidas Podemos van a intentar todo lo posible para formar un Gobierno de coalición de izquierdas. A diferencia de las pasadas elecciones ahora tienen a su favor haber afrontado negociaciones de las más complicadas como fueron las de la moción de censura con los partidos nacionalistas o los Presupuestos de 2019. 

La forma de trabajar de Podemos en las negociaciones es uno de los aspectos en los que más ha evolucionado el partido desde las pasadas elecciones generales. Pablo Iglesias entonces pidió la vicepresidencia a Sánchez ante los medios de comunicación y, mediante un comunicado que envió el mismo día a los socialistas que a los periodistas, desarrolló la propuesta para el Gobierno de coalición: la vicepresidencia para Iglesias incluiría una Secretaría de Estado de Lucha contra la Corrupción y el Crimen Organizado, así como la creación del Ministerio de Plurinacionalidad y la recuperación del Ministerio de Igualdad.

Iglesias también puso las líneas rojas de la negociación ante la prensa y aseguró estar dispuesto a ceder "en muchas cosas" menos en la condición de entrar en el gobierno, así como de ocupar la vicepresidencia

La respuesta de Sánchez al documento con la propuesta de Podemos no tardó en llegar. A los socialistas no les gustó ni el fondo ni la forma y el portavoz parlamentario Antonio Hernando indicó que habían visto "con perplejidad, preocupación y decepción" la comparecencia de Iglesias: "Pablo, no sabes dónde estás", aseguró en rueda de prensa. A partir de aquí las negociaciones se complicaron cada vez más y acabaron en la nada. 

Podemos ha evolucionado en muchos aspectos y una de las lecciones es no negociar a través de los medios

Entonces Podemos también exigía que las negociaciones se difundieran en streaming. Pero ahora ha cambiado el panorama, lo que muchos llaman "realismo". En estos tres años Podemos ha evolucionado en muchos aspectos o, en palabras Iglesias, ha "madurado" y una de las lecciones aprendidas es a no negociar mediante los medios de comunicación. Por esto mismo el domingo advirtió ante los periodistas: "Os pido paciencia". Y es que durante este tiempo Iglesias se ha erigido como el parlamentario que más y mejor ha negociado durante la legislatura. Los ejemplos son muchos: con los partidos catalanes y el PNV ante la moción de censura y la aprobación del techo de gasto. De hecho, Iglesias tomó un papel crucial durante el Gobierno socialista en las conversaciones entre el independentismo y el Ejecutivo

Otro ejemplo de negociación fue la que se llevó a cabo con el pacto presupuestario. Y también de discreción. Durante el Gobierno socialista Iglesias se ha reunido en varias ocasiones con Sánchez en secreto en La Moncloa. Fuentes cercanas al líder de Podemos cuando les preguntó este medio por esos encuentros explicaron que Iglesias era "discreto" con las reuniones. El contenido de las conversaciones no se desvelaron hasta días después. De hecho, la primera reunión se conoció cinco días después de su celebración por La Vanguardia

Ahora Podemos avisa al PSOE sobre los gobiernos de coalición abriendo paso a las negociaciones: "Así lo han decidido los españoles", indican fuentes de la organización. Iglesias llamó a Sánchez tras conocer los resultados de las generales. Sin embargo, parece que poco o nada se va a mover por ninguna de las partes hasta que pasen las elecciones del 26 de mayo. Y si se mueve será en secreto. "Toca trabajar mucho y con discreción, vienen muchas reuniones. Hemos quedado en hablar y reunirnos en breve. Hay que hacer un programa de gobierno", aseguró Iglesias tras la jornada electoral.