Público
Público

La violencia vicaria registra el segundo peor dato desde 2013: siete menores fueron asesinados por sus padres en 2021

El 100% de asesinatos los cometió el padre biológico de los menores, en cuatro de ellos existía una denuncia previa contra el agresor y cinco de los siete culpables se suicidaron después.

12/06/2021 Dos personas en una concentración feminista a 11 de junio de 2021, en Santa Cruz de Tenerife, Tenerife
Dos personas en una concentración feminista a 11 de junio de 2021, en Santa Cruz de Tenerife, Tenerife. Europa Press (Foto de ARCHIVO)

El número de menores víctimas de violencia vicaria durante el pasado 2021 ascendió a siete, lo que ha servido al Ministerio de Igualdad para advertir acerca de que las medidas que Justicia recoge para estos casos pueden ser eficaces para proteger a las mujeres, pero no a sus hijos

Este jueves la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha hecho balance, en una rueda de prensa, de los datos que se registraron en esta materia durante 2021. Y, aunque el número de mujeres asesinadas ha descendido (43 casos), la violencia vicaria ha presentado la tendencia contraria

Rosell ha expresado que esta situación se debe a que, si bien las mujeres consiguen salir de la relación violenta, "los hijos han seguido tradicionalmente a la merced del padre", que causa "daño perpetuo" a su expareja ejerciendo sobre sus hijos "la más cruel" de las violencias. 

De los datos registrados en 2021, en cuatro de los siete casos existía una denuncia previa contra el agresor y en tres de ellos la madre también fue asesinada. Además, en el 100% de los casos el crimen lo cometió el padre biológico de los niños y, una vez producido, cinco de los siete agresores se suicidaron. 

Reflexionar acerca de las medidas de Justicia 

2021 el segundo año más alto de la fase histórica junto a 2015 y 2018, desde que se empezaran a contabilizar estos casos en 2013. Por delante está 2017, cuando sucedieron ocho casos; en 2013, se dieron seis; en 2014, cuatro y en 2016, uno. En total, fruto de violencia vicaria, han fallecido 46 menores: 25 niños y 21 niñas.

Según Rosell, "hay que hacer una reflexión respecto de las medidas de la Justicia porque si en cuatro de los siete casos había medias, podían ser suficientes o no para las mujeres, pero claramente eran insuficientes respecto a los menores". En este sentido, ha subrayado que las medidas de protección se han centrado más en las mujeres que en los menores que dependen de ellas, a pesar de que "según la ley son también víctimas directas" de la violencia machista.

Más noticias