Público
Público

Cannabis La OMS solicitará a la ONU la reclasificación del cannabis en las listas de sustancias prohibidas

Esta sustancia se introdujo en las clasificaciones reservadas a las drogas más peligrosas en 1961, pese a no existir un estudio de este organismo que confirmase el escaso valor médico, un requisito que establecen los propios tratados.

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 10

Un fumador liándose un cigarrillo de marihuana. EFE/Archivo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se prepara para emitir una recomendación a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la reclasificación del cannabis en las listas de sustancias prohibidas. Es lo que se desprende de las conclusiones del último Comité de Expertos sobre Dependencias a las Drogas —dependiente de la OMS—, celebrado el pasado mes de junio y dedicado al estudio de esta sustancia.

La OMS había realizado con anterioridad algunos estudios e informes sobre el valor terapéutico del cannabis. Si bien, la importancia de esta evaluación es que este Comité tiene la facultad de emitir recomendaciones a la ONU sobre reforzar o relajar los controles internacionales.

En este sentido, los expertos resaltaron que el cannabidiol (CBD) —uno de los principales componentes activos de la marihuana— no deberá ser fiscalizado en las listas de sustancias prohibidas de las convenciones de control de drogas. Asimismo, anunciaron que se procederá a una revisión crítica de la literatura científica sobre el cáñamo, la planta del cannabis, y su resina, así como otros componentes de la misma, según recoge ICEERS (International Center for Ethnobotanical education research and Service).

Desde la Convención sobre drogas de 1961, el cannabis está en las listas I y IV, reservadas a las drogas más peligrosas, junto a la heroína, entre otras sustancias, y a las que se les reconoce escaso valor médico. La marihuana se introdujo en esos apartados pese a no existir un estudio de la OMS que confirmase ese escaso valor médico, un requisito que establecen los propios tratados, según informa la agencia EFE.

En los últimos lustros, alrededor de una veintena de países ha legislado sobre el acceso médico al cannabis y sus derivados, ya que han demostrado resultados en una variedad de tratamientos, desde algunas formas de epilepsia hasta terapias paliativas.

Más noticias en Política y Sociedad