Público
Público

Iglesia La Conferencia Episcopal avala los cursos de "sanación espiritual" de la homosexualidad y muestra su "afecto" al obispo de Alcalá

El portavoz de los obispos, Luis Argüello, lejos de anunciar alguna actuación contra estos cursos ilegales, considera que las noticias al respecto son un "ejercicio de manipulación de la verdad y desinformación intencionada".

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4

El presidente de la Conferencia Episcopal española, cardenal Ricardo Blázquez (c), durante la peregrinación al Santuario del Sagrado Corazón en Getafe. /EFE

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha apoyado este viernes al obispo de Alcalá de Henares (Madrid), Juan Antonio Reig Plá, y los cursos de "sanación espiritual" que se celebran en su diócesis porque se trata de "acompañar a las personas que lo deseen desde el discernamiento espiritual".

Lo ha dicho el secretario general de la CEE, Luis Argüello, en la rueda de prensa tras la Asamblea Plenaria, al ser preguntado por los supuestos cursos para "curar" la homosexualidad impartidos por el Obispado de Alcalá de Henares.

Los obispos han expresado su "apoyo y afecto" a Reig Plá y a los colaboradores del centro de orientación familiar (COF) Regina Familiae de su diócesis, y han tachado de "ejercicio de manipulación de la verdad y desinformación intencionada" las noticias sobre los cursos.

Argüello ha insistido en defender la libertad de conciencia de los individuos para buscar "ayuda y acompañamiento" en personas e instituciones que le merezcan confianza como la Iglesia "si creen que tienen un cuerpo de varón o mujer y una orientación que, en principio, no les parece de acuerdo a ese cuerpo y lo viven con preocupación y malestar".

"La homosexualidad no se cura"

No obstante, Argüello ha enfatizado que estos días le han preguntado si cree que "la homosexualidad se cura" y que su respuesta ha sido "no". "La sanación espiritual tiene consecuencias en la vida de las personas para bien, pero no hay una terapia restaurativa", ha enfatizado el portavoz de los obispos.

Ha explicado que es usual que la Iglesia utilice el término "salud, sanación y curar" pero solo desde el punto de vista espiritual. Y que la Iglesia no es experta en medicina y cualquier cuestión médica "no es de su competencia directa".

Argüello ha mostrado asimismo su rechazo a la "irrupción de un grupo de personas vociferantes en un templo -en Alcalá de Henares- donde se estaba celebrando la liturgia de la Iglesia" y cree que todo ello "provoca el odio que se dice querer evitar o denunciar". Se ha preguntado cómo habría que llamar a esos actos y si podría ser "liturgiofobia".

Preguntado por si la Iglesia respaldaría una terapia contra la homofobia, Argüello ha sido tajante diciendo: "Veríamos estupendo toda terapia contra el odio". Por último, ha criticado la forma en la que se ha conseguido la información, "a través de una sutil manera que sorprende la buena fe del interlocutor". Además, ha asegurado que la persona que imparte los citados cursos es doctora en Biología y tiene un máster en Matrimonio y Familia por el Instituto Juan Pablo II.

Denunciar a la Fiscalía los casos de abusos

Por otra parte, Argüello ha anunciado que la CEE pedirá al Vaticano que les autorice a legislar para todas las diócesis y congregaciones religiosas sobre cómo actuar en los casos de abusos a menores y obligará a quien tenga conocimiento de algún caso de pederastia a denunciarlo ante la Fiscalía.

Para ello han solicitado a la Santa Sede un "mandato especial" para promulgar un decreto general para toda la Iglesia en España con el que quieren legislar y establecer normas comunes sobre los casos de abusos.

La Iglesia quiere ofrecer cauces para que quien conozca un caso de pederastia lo denuncie, pero esto no implica que vayan a realizar una investigación proactiva de los casos sucedidos en el pasado.

La Asamblea Plenaria también ha dado el visto bueno a la creación, por parte de la Comisión que actualizará los protocolos de actuación ante casos de abusos, de un Directorio donde se den "orientaciones precisas" para la prevención de los abusos y el acompañamiento pastoral a las víctimas.

Más noticias en Política y Sociedad