Público
Público

Huelga de taxi Los taxistas llevan su protesta contra el PP de Madrid, Ayuso y Almeida: "¡Corruptos!"

Tarde intensa para los taxistas madrileños después de una mañana de tensión: masiva concentración en la Puerta del Sol, donde claman contra la postura de la Comunidad de Madrid en la negociación y piden la dimisión del presidente regional, Ángel Garrido. Después, protesta contra los candidatos del PP y a partir de las 23.00 horas, asamblea informativa frente al Wanda para fijar la hoja de ruta de las próximas movilizaciones.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 4

Concentración de taxistas en Sol./Europa Press

Tarde intensa para los taxistas madrileño. Después de la tensión vivida por la mañana en el Paseo de la Castellana y en la calle Génova, donde se encuentra la sede nacional del PP, más de 3.000 taxistas se concentraron a las 17.00 horas de este lunes en la Puerta del Sol, frente a la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional de Madrid, para exigir una regulación de los vehículos de alquiler con conductor (VTC). 

Al igual que hicieron por la mañana frente a la sede del PP en la calle Génova, los participantes en la protesta pidieron la dimisión del presidente regional, Ángel Garrido, y corearon consignas como "Ni un paso atrás", "Somos taxistas, no terroristas", "En esta historia, hay puertas giratorias" o "Más regulación, menos corrupción". Además, clamaron contra la postura de la Comunidad de Madrid en la negociación con gritos de "PP y VTC, la misma mierda es" o "Manos arriba, esto es un atraco".

En declaraciones a los periodistas, el portavoz de la plataforma Caracol, Ignacio Castillo, criticó que el presidente del PP, Pablo Casado, haya sugerido liberizar el sector mediante la creación de un fondo para comprar sus licencias.

"Me parece indignante que el PP se opusiese al Real Decreto Ley porque iban a tener que indemnizar con millones de euros a las VTC y ahora proponga esto", indicó el portavoz de los taxistas, que ha apuntado que estos "millones de euros" eran por "licencias que han costado 36 euros de gasto de gestión".

"Ahora nos propone comprar 70.000 licencias en toda España por un precio mayor. Estos cambios son decisiones políticas sin pies ni cabeza", añadió.

A su juicio, los taxistas tienen "claro" que si "pelean" pueden "perder" pero que si no lo hacen están "perdidos". "Garrido con los taxistas ha topado así que con nosotros va a tener que dar", le espetó Castillo al dirigente madrileño.

Castillo dijo que desde las administraciones "no parecen proclives a acceder a nada". "Si no llegamos a un acuerdo la huelga es indefinida", zanjó.

La respuesta de la portavoz del PP de Madrid y candidata a la Presidencia de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, no tardó en llegar: Díaz Ayuso dijo el lunes por la tarde a los taxistas con que no pueden secuestrar la capital y abogó como el presidente del PP, Pablo Casado, en "liberalizar" el sector porque existe una situación tecnológica diferente en la que tienen que convivir también con las VTCs.

En la concentración ondearon banderas de distintas regiones como Andalucía, Asturias, el País Vasco o la Comunitat Valenciana, desde las que se desplazaron taxistas para apoyar las movilizaciones de sus compañeros en Madrid.

Junto al kilómetro cero de las carreteras nacionales radiales, los taxistas también han tocado pitos y bocinas y han tirado petardos y bengalas.

Los furgones policiales de la Unidad de Intervención Policial (UIP) rodeaban la sede del Gobierno madrileño, a la que también tiraron huevos. Afortunadamente, no ha habido incidentes serios: sólo se vivió un momento de tensión al final de la concentración cuando un grupo de taxistas que emprendía su marcha hacia el Palacio de los Deportes en Goya para continuar con la manifestación ha perseguido a un conductor VTC en la calle Ventura de la Vega, mientras le increpaban "cucaracha", "hijo de puta" y "vete de aquí". Afortunadamente, un cordón policial ha conseguido bloquear a los manifestantes que increpaban al conductor y éste ha continuado su trayecto.

Los taxistas volvieron a repetir con insistencia uno de sus lemas de estos días:"Somos taxistas, no terroristas".  Para reafirmar la veracidad de este lema, los taxistas guardaron un minuto de silencio en memoria del pequeño Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo en Totalán (Málaga) y cuyo cadáver fue sacado el sábado. Un gesto sorprendente y que no gustó a todo el mundo.

Los taxistas defienden que no van a dar "ni un paso atrás"

También tuvieron palabras para sus compañeros en huelga de hambre desde el pasado viernes "por todos los taxistas" y una de ellas, Concha Guardado, fue recibida entre aplausos mientras coreaban su nombre. También se acordaron del compañero que se encuentra en coma inducido tras ser arrollado en una protesta en la A-2 el martes pasado.

Los presentes aseguraron que van a abrir una cuenta para recaudar dinero y recuperar los taxis que "quitaron" a los compañeros esta mañana en el paseo de la Castellana, donde la grúa se llevó varios vehículos durante el desalojo y que no han sido retirados por sus propietarios voluntariamente.

Protestas en la Puerta del Sol./Europa Press

Pero la octava jornada de huelga está aún lejos de terminar: al término de la concentración los taxistas comenzaron su caminata hacia el Palacio de los Deportes en Goya, hacia la Calle Jorge Juan, donde la portavoz del PP en Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martinez-Almeida, asistían a un acto en recuerdo del Holocausto.

Así al grito de "somos taxistas no terroristas y seguiremos hasta el fin", los taxistas llegaron pasadas las 20.30 horas al WiZink Center, —Palacio de los Deportes— para continuar con sus protestas. Lanzaron huevos hacia la sala en la que se encontraban Díaz Ayuso y Martínez-Almeida. Dicha sala se ve perfectamente desde la calle Jorge Juan, y los taxistas, además de lanzarles huevos, se pararon para gritarles e insultarles "corruptos" acompañados de silbatos y pitidos.

Los taxistas dieron por terminada la protesta sobre las 21.15 y despejaron la zona del Wizink Center.​

Después de esta concentración en Goya tienen previsto acudir al Estadio Wanda Metropolitano donde celebrarán la Asamblea Informativa hacia las 23 horas y darán a conocer las siguientes actuaciones que realizarán este martes. Algunos taxistas decían que lo mejor era irse a descansar y recuperar fuerzas para continuar mañana con las protestas.

La Asamblea servirá para fijar la hoja de ruta de las movilizaciones que llevarán a cabo durante este martes: comenzarán las movilizaciones desde la sede de UGT a las 9 horas, seguirán por Avenida de América y después acudirán al Paseo de la Castellana.

Además, tienen previsto montar un campamento en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas para aquellos taxistas que llegan desde otras localizaciones para apoyarles. De hecho han venido hoy taxistas procedentes de Andalucía, Castilla La Mancha, Castilla León, Asturias y Valencia.

El portavoz de Élite Taxi, Guillermo Martínez, indicó a primera hora de la noche que por un momento se han planteado la cancelación de la asamblea de esta noche "por las altas horas" y "la gente está cansada", además de que "hace frío", pero que han decidido fijar todas las actuaciones a pesar de ello.

Más noticias en Política y Sociedad