Público
Público

Sanidad en Madrid El plan de Ayuso para remodelar la Atención Primaria, rechazado por todos los sindicatos por "engañoso" y escaso

Todas las partes afectadas reniegan del plan porque no han sido partícipes en su construcción. El proyecto prevé una inversión de solo 200 millones en tres años y la contratación de 1.200 profesionales en el mismo periodo, cantidad  considerada insuficiente para hacer frente a las carencias estructurales. 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene durante una visita a la sede de Servinform, a 22 de octubre de 2021, en Torrejón de Ardoz.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene durante una visita a la sede de Servinform, a 22 de octubre de 2021, en Torrejón de Ardoz. EUROPA PRESS

La Consejería de Sanidad de Madrid lo denomina "Plan de mejora integral de la Atención Primaria", pero el resto de partes implicadas se niegan a usar ese término. Ni es "mejora", ni es "integral", dicen. 

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha presentado formalmente un proyecto para la Atención Primaria de la Comunidad de Madrid que ha obtenido el total y absoluto rechazo de todas las partes implicadas. Los cinco sindicatos implicados —CCOO, SATSE, UGT, CSIT y AMYTS— aseguran que no ha habido negociación y que no han sido escuchados. El Ejecutivo de la capital ha presentado el plan sin atender las demandas que estos órganos trasladan desde los hospitales y centros de salud. 

"Es un engaño por parte de la Consejería", asegura Julián Ezquerra, portavoz de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS). El presupuesto del plan es de 200 millones de euros, pero que serán gastados durante los próximos tres años —66 millones por curso—. No parece una suma realmente trascendente si tenemos en cuenta que en los Presupuestos de 2021 se han invertido 8.783 millones de euros en la Consejería de Sanidad.

De esos 200 millones, además, desde todos los sindicatos aseguran que hay una trampa en las cuentas. Casi 130 millones ya estaban asignados a infraestructuras de nueva construcción o renovaciones necesarias en algunos centros de salud. 

"Lo que va a infraestructuras es un gasto que ya estaba comprometido y apalabrado incluso desde 2019", sostiene Concha Herranz, médico de atención primaria y delegada de UGT. Sobre el resto del presupuesto, 87 millones que en teoría irán a parar para reforzar plantillas, tampoco es un dato que se sepa con certeza: "El cómo repartir esos 87 millones no lo han hecho público. Nunca han estado dispuestos a negociar", termina, mientras que Julián Ezquerra añade al respecto: "Las cifras que dan y a lo que se va a dedicar es tan cambiante que ya no te puedes creer nada. Hemos tenido varias reuniones donde todo ha cambiado en varias ocasiones". 

Unas 1.200 contrataciones, muchas menos de las necesarias

La misma semana que se ha sabido que más de la mitad de los contratos temporales —más de 5.000— realizados para hacer frente a la crisis sanitaria de la covid no serán renovados, el documento que la Consejería ha enviado a los sindicatos asegura que se producirán 1.222 contrataciones en Sanidad. 

Sin embargo, son 1.222 contrataciones, de nuevo, en un plazo de tres años. Las carencias estructurales en la Atención Primaria madrileña son inmediatas y mucho más grandes. "Solo en médicos de familia y pediatras tenemos un déficit de 600 y 150 respectivamente", asegura Julián Ezquerra. El plan de Ayuso quiere contratar a 264 médicos de familia y 84 pediatras durante el próximo trienio. 

Sergio de Casas, portavoz del sindicato de enfermeros SATSE, también pone el foco en este asunto: "Los cupos ideales por población es que haya un enfermero por cada 1.500 pacientes. Actualmente, los cupos sobrepasan los 2.000. Para llegar aproximadamente al cupo correcto necesitaríamos la contratación de 1.000 enfermeros", sostiene. Sin embargo, en un plazo de tres años se prevé la incorporación de 264. Hay grupos mucho más afectados. Por ejemplo, la Comunidad de Madrid calcula que solo se incorpore un farmacéutico a la Atención Primaria en los próximos años

Complementos por "ruralidad"

Ante este proyecto, los sindicatos implicados han solicitado una reunión con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, pero no han obtenido respuestas. Público tampoco ha recibido respuestas a las preguntas al Partido Popular sobre esta herida abierta con los sindicatos. 

Otra cuestión que ha generado malestar y que estos grupos se han negado a apoyar es una serie de pluses por ruralidad y movilidad, que puede generar aumentos salariales pero siempre desde una perspectiva precaria, puesto que esos trabajos se realizarían porque hay plazas vacantes de médicos y enfermeros que no se rellenan.

"Aumentan el suelo por soportar más demanda asistencial y ruralidad. Es un complemento, un plus, que tiene que ver con las plazas desatendidas donde no se consiguen profesionales. En el momento que esas plazas se llenaran, los trabajadores dejarían de cobrar el complemento", critica Herranz, la delegada de UGT. 

Esta parte ha sido vendida por el Ejecutivo como un aumento salarial, aunque desde los sindicatos aseguran que una amplia mayoría va a cobrar únicamente entre 50 y 60 euros más. "¿Tu crees que eso va a hacer que vuelvan los médicos que se han ido de Madrid? De 224 nuevos especialistas de medicina de familia que han terminado la especialidad, solo 17 se han quedado a trabajar en la Atención Primaria de Madrid", zanja Julián Ezquerra, portavoz de AMYTS.

En un comunicado al respecto sobre los complementos salariales, los sindicatos aseguran que se tratan de una "mentira" y  que solo afectará al 8% de los trabajadores. "La Consejería de Sanidad lo vincula a varios condicionantes: que afecte a aquellos profesionales de los centros rurales, que tengan ausencias no cubiertas de forma muy prolongada y que atiendan a más del 85% de la población.

Más noticias