Público
Público

La Xunta oculta un nuevo brote de covid en la residencia de mayores más grande de Galicia

Las familias de los usuarios llevan meses denunciando la situación del centro, que acumula más de doscientas denuncias contra su dirección.

Protesta de familiares de la residencia de Bembrive
Protesta de familiares de la residencia de Bembrive. Rede

Las familias de los usuarios de la residencia  para personas mayores más grande de Galicia, ubicada en Bembrive, en el término municipal de Vigo, han denunciado que la Xunta lleva cinco días sin informarles de la situación de sus allegados después de que el pasado viernes se detectara un nuevo brote de covid que afecta a al menos dos secciones de una de las plantas del centro, con más de 300 residentes.

Los familiares explican que el sábado supieron que, al menos, dos trabajadoras de la residencia habían dado positivo y que, desde entonces, ya hay al menos tres internos contagiados. "Probablemente son muchos más, porque ya han pasado cinco días y al resto no les han hecho las pruebas de PCR", asegura María Soledad Fernández, una de las coordinadoras de la asociación de familiares y usuarias del centro y cuya madre se encuentra en una de las secciones afectadas.

Galicia está entre las comunidades españolas con menor número de plazas públicas en residencias de mayores, pero el Complejo Residencial de Atención a Personas Dependientes (CRAPD-1) de Bembrive es de titularidad pública y depende de la Consellería de Política Social de la Xunta, que dirige Fabiola García.

El gabinete de comunicación del CRAPD-1 y el Servicio Galego de Saúde no han confirmado la existencia del brote

Su gabinete de comunicación evitó este martes confirmar a Público la existencia del brote, y se remitió al boletín semanal en el que la Administración de Alberto Núñez Feijóo informa cada miércoles de los casos de covid en colegios y residencias, tanto públicas como privadas. Este diario también se dirigió al Servicio Galego de Saúde, que también eludió pronunciarse sobre el caso, por lo que no ha podido saber si el brote se debe a la nueva cepa o a las primeras variantes de la enfermedad.

María Soledad Fernández asegura que la única información de la que disponen es la que les ha facilitado el personal del centro de forma verbal e informal. Según la versión que han recibido, la dirección habría procedido ayer a aislar las secciones B y C de la segunda planta -la residencia cuenta con cuatro en total-, habría prohibido las visitas y habría procedido al cribado de los usuarios de las zonas afectadas, pero no del resto.

"Sólo nos han dicho que han llamado a las familias de los positivos, pero nada más, con lo que los demás no sabemos cómo están", explica la portavoz, que asegura tener constancia de que al menos otro trabajador del CRAPD también habría dado positivo por covid hace más de una semana sin que el centro les informara de tal circunstancia, ni adoptara entonces medidas de protección adicionales para evitar los contagios.

La delegada de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias, y el director general de Mayores y Personas con Discapacidad, Fernando González Abeijón, el pasado 1 de octubre en la residencia de Bembrive
La delegada de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias, y el director general de Mayores y Personas con Discapacidad, Fernando González Abeijón, el pasado 1 de octubre en la residencia de Bembrive.

Matilde Veiga, también coordinadora de la asociación y cuya madre, de 102 años de edad, está en una de las plantas no aisladas, confirma "el oscurantismo" de la dirección y lamenta que la Xunta no se haya puesto en contacto con las familias para informarles de la situación y del estado de sus parientes, lo que, a su vez, les impide saber si deben adoptar otras medidas en sus respectivos entornos.

Vacuna obligatoria para atender a los mayores

Las portavoces critican la desidia de la Xunta tras conocer el viernes que dos trabajadoras estaban contagiadas y lamentan que el centro no haya prevenido la nueva oleada de la epidemia. En ese sentido, resaltan la contradicción que supone que la Xunta exija que los familiares de personas dependientes presenten el certificado covid para visitar a sus parientes en las residencias, pero que no se siga la misma pauta con el personal de las mismas.

"Sospechamos que hay trabajadores que no quieren vacunarse y puede que estén en su derecho, pero nosotros también estamos en el nuestro de exigir que a nuestros mayores los atiendan personas vacunadas", sostienen. Además, aseguran que el personal de CRAPD comparte algunas salas en las que circula habitualmente sin mascarilla con la aquiescencia de la dirección.

Críticas desde el comienzo de la pandemia

La gestión del CRAPD de Bembrive ha sido objeto de duras críticas por parte de las familias desde el comienzo de la epidemia de covid. El portavoz de la Federación Galega de Familiares e Usuarias de Residencias e da Dependencia (Rede) recuerda que llevan desde agosto del 2020 pidiendo la dimisión del director del CRAPD "ante el deterioro de la asistencia y cuidados que se ofrece en la residencia a los mayores, con situaciones muy graves". Según Campos, la Xunta habría "escondido en un cajón" alrededor de doscientas denuncias.

Protesta de familiares de la residencia de Bembrive
Protesta de familiares de la residencia de Bembrive. Rede

Hace unos meses, las familias se dirigieron por escrito a Feijóo en una carta con copia a la delegada de la Xunta en Vigo en la que alertaban al presidente gallego de que las acciones y omisiones de la gerencia del centro podían estar acarreando "graves repercusiones en el ámbito nutricional, motriz, emocional, conductual y cognitivo sobre los residentes geriátricos". La carta citaba varias actuaciones de la dirección, "desde la prohibición de salidas al jardín exterior, contraviniendo de forma clara las normativas en vigor, hasta el descuido o menoscabo en los cuidados, en la vigilancia asistencial y en la movilidad física". Hasta el momento, Feijóo no les ha respondido.

Más noticias