Público
Público

Italia y Malta piden a Suiza que retire su lista negra ante la crisis con Libia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Italia y Malta hicieron hoy un llamamiento a las autoridades de Suiza para que retiren la lista de personas vetadas en su territorio, entre ellas el líder libio Muanmar al Gadafi, que ha motivado que Libia suspenda la concesión de visados a ciudadanos de países europeos del área Schengen.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia informa hoy en un comunicado del encuentro mantenido este miércoles en Roma entre su máximo responsable, Franco Frattini, y sus homólogos maltés y libio, Tonio Borg y Mousa Mohamed Kousa, respectivamente.

"Italia y Malta dirigen una vez más un llamamiento a Suiza para que acelere la negociación para un acuerdo con Libia, afronte todos los problemas pendientes y elimine la lista de nombres introducidos en el Sistema Informativo Schengen difundida en los últimos días", reza la nota.

"Durante el encuentro, los participantes han deseado una rápida solución al contencioso", prosigue el comunicado, que explica que la cita de hoy se organizó de cara a la reunión de mañana del ministro de Exteriores libio con la Presidencia española de turno de la Unión Europea (UE).

Italia, asegura su Ministerio de Exteriores, ha invitado a Libia a actuar para superar el problema del bloqueo de visados al área Schengen, que integran 28 países: todos los Estados miembros de la UE a excepción de Reino Unido e Irlanda, así como los extra-comunitarios Islandia, Noruega y Suiza.

La crisis de los visados con Libia, que tampoco permite entrar a quienes ya tienen visados concedidos, llega después de que el diario libio "Oea" informara de que Suiza había difundido una lista con 188 nombres de ciudadanos del país, entre ellos Gadafi y sus familiares, a los que vetaba la entrada en el país helvético.

Las relaciones entre Berna y Trípoli son tensas desde que en julio de 2008 Hannibal Gadafi, hijo del líder libio, y su esposa fueron arrestados y acusados de maltrato físico por dos de sus empleados durante su permanencia en Ginebra.