Público
Público

Roma, en alerta por el posible desbordamiento del Tíber

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Roma se preparaba el viernes para que el río Tíber siga los pasos del Aniene y se desborde, tras días de lluvias y tormentas.

El alcalde de Roma ha declarado el estado de emergencia después de que varias tormentas inundaran el jueves pasos subterráneos, interrumpieran el tráfico ferroviario y algunos vuelos y causaran la muerte de una persona.

El río Aniene que recorre la zona noreste de la ciudad se desbordó el viernes, forzando a la policía a cerrar algunas zonas cercanas y bloquear una importante carretera que conduce a Roma.

"Nos hemos visto afectados por un tiempo excepcionalmente malo que ha afectado a toda Italia", dijo el alcalde, Gianni Alemanno, a La Repubblica.

"En Roma ha sido como un terremoto, y en una sola noche cayó más lluvia que en todo diciembre", añadió.

El Tíber, al borde del cual se fundó Roma, se desbordará previsiblemente el viernes por la tarde, según estiman las autoridades. La zona en torno al histórico puente peatonal Milvio ha quedado cerrada.

El río se solía salir de su cauce habitualmente hasta que se construyeron grandes diques de contención de piedra en el siglo XIX.

Cientos de personas que viven cerca del Tíber serán evacuadas, dijo Agostino Miozzo, responsable de la unidad de protección civil que supervisa el río.

"El río continuará creciendo poco a poco y esperamos que alcance los niveles máximos durante la noche y a primeras horas de mañana", dijo.

"No existe pánico, hay una emergencia bajo control", añadió.

Los sindicatos suspendieron una huelga del transporte prevista para el viernes en Roma para impedir mayor congestión del tráfico.

Casi toda Italia ha padecido el mal tiempo en los últimos días, con intensas nevadas que han dejado un manto blanco en el norte y fuertes vientos y lluvias en el sur.

Los colegios cerraron en algunas ciudades del sur el viernes. Un pequeño puente se derrumbó en la provincia de Calabria, en el sur, matando a un hombre. Más de 100 perros peligraron tras inundarse un refugio.