Público
Público

Urkullu pide un Estado confederal que reconozca la nación vasca e institucionalice la consulta legal

El lehendakari pide a Rajoy una "solución negociada" con Catalunya porque "la ola de imposición" no resolverá el problema

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El lehendakari, Iñigo Urkullu, interviene en el pleno de Política General en el Parlamento Vasco. EFE/David Aguilar

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado este jueves que "la salida al laberinto político territorial" del Estado "se encuentra en el horizonte del Estado confederal", que institucionalice la consulta a la ciudadanía sobre su futuro "de manera legal, pactada" y con garantías. También ha reclamado que se avance en el reconocimiento jurídico-político, social y cultural "de las realidades nacionales vasca, catalana y gallega, además de la española".

Asimismo, ha defendido que Euskadi siga su "vía propia, la vía vasca", para lograr un nuevo estatus con el fin de "seguir avanzando en su construcción nacional y social". "Planteo la posibilidad de acordar un nuevo pacto político expresión de nuestra nacionalidad propia y diferenciada, tal como recoge el artículo primero del Estatuto de Gernika", ha afirmado, para apuntar que debe acordarse "un pacto bilateral con el Estado" que "garantice sus poderes y competencias".

Durante su intervención en el debate de política general, Urkullu ha emplazado al Gobierno a "abrir la puerta a una solución política negociada" con las instituciones catalanas, dado que "ni la imposición ni la vía judicial, y mucho menos, la vía penal" es la solución al "conflicto" en torno al proceso soberanista de Cataluña. El lehendakari ha subrayado que el "conflicto" sobre Catalunya "debe ser trasladado de un marco de enfrentamiento agonístico", a un contexto de "diálogo político e institucional".

El lehendakari  ha recordado que hasta ahora ha mantenido una posición de "prudencia y respeto" ante la situación que se vive en Catalunya. "He defendido el diálogo y la negociación política como la vía más adecuada para encontrar una solución. He apuntado al modelo escocés como un referente para conjugar el principio de legalidad con el principio democrático", ha añadido.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, interviene en el pleno de Política General en el Parlamento Vasco. EFE/David Aguilar

No obstante, ha subrayado que "la manera de gestionar el conflicto" en los últimos días "ha desbordado algunos límites", lo que "requiere un pronunciamiento expreso". De esa forma, ha advertido de que "un conflicto político con alto arraigo social requiere una solución política negociada".

El lehendakari ha asegurado que "ni la imposición ni la vía judicial, y mucho menos la vía penal, es la solución". Por ese motivo, ha explicado que el conflicto debe trasladarse "del callejón sin salida a la mesa de diálogo".  En su opinión, el reto "principal" desde el punto de vista de la "responsabilidad política" es "evitar cualquier forma de fractura social o política, ya sea interna o entre diferentes ámbitos territoriales o institucionales".

"El Gobierno español debería abrir la puerta a una solución política negociada. La voluntad de diálogo se demuestra con gestos muy sencillos; tan sencillos como abrir la puerta al diálogo, con voluntad de entendimiento y acuerdo", ha subrayado.

El autogobierno vaso

Durante su intervención, Urkullu se ha referido también a "la visión de futuro del autogobierno vasco", el cuarto pilar de su programa de Gobierno, ha emplazado al Gobierno de Mariano Rajoy el traspaso a Euskadi de 37 transferencias pendientes "para zanjar el contencioso estatutario" después de 37 años de "incumplimientos".

El lehendakari, Iñigo Urkullu, conversa con la portavoz del PSE-EE, Idoia Mendía, tras su intervención en el pleno de Política General en el Parlamento Vasco. EFE/David Aguilar

En cuanto al nuevo estatus para Euskadi, ha señalado que éste debe aprobarse en el Parlamento vasco "con el mayor consenso" y sus "Bases y Principios" deberán consensuarse en la ponencia de autogobierno. "El ideal del Autogobierno se encuentra en la concordia y la convivencia entre identidades diferentes, sobre la base del respeto y reconocimiento mutuo", ha destacado.

Con el fin de favorecer "el máximo consenso", Iñigo Urkullu ha realizado unas reflexiones con el fin de "facilitar el desarrollo y avance de los trabajos" parlamentarios, como son "ubicar la cuestión del autogobierno vasco en el ámbito político de la Unión Europea", analizar "el reconocimiento de Euskadi como nación y la consideración de los Derechos Históricos como poder constituyente", asentar "el concepto de bilateralidad y su aplicación efectiva, y disponer "de una precisa capacidad de decisión en el ámbito del Estado, la UE y la
acción internacional".

Por ello, ha apostado por "avanzar en un modelo capaz de unir los elementos positivos de los modelos confederal y federal, que limite la exclusividad del Estado-Nación, tanto en el ámbito interno como internacional". "Esta vía podría abrir, también, una alternativa constructiva para la ineludible reforma del modelo de Estado, que debe partir de la asunción de su propia realidad plurinacional", ha señalado.