Público
Público

Resultados trimestrales Dia se desploma en Bolsa tras sus pérdidas trimestrales y alertar de un posible concurso de acreedores

Las ventas del grupo de supermercados caen un 7%entre enero y marzo, y las pérdidas ascienden a los 144 millones,  mientras la compañía sigue pendiente de la opa de Fridman.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El logo de una tienda de Dia se refleja en un escaparate.E.P./Marta Fernández Jara

Las acciones de la cadena de supermercados Dia se desploman en Bolsa cuando la compañía ha presentado sus resultados trimestrales, que confirman la caída en las ventas y el aumento de las pérdidas, mientras los inversores permanecían a la espera del siguiente paso en la opa presentada por el fondo de inversión LetterOne del magnate ruso Mikhail Fridman.

La dirección de la empresa ha reconocido la difícil situación de la compañía que "podría deteriorarse rápidamente", y "podría verse forzada a presentar concurso de acreedores y/o iniciar el proceso de liquidación".

Asfixiada por la dura competencia de los competidores nacionales y extranjeros, que han realizado fuestes inversiones en sus tiendas, Dia no ha podido frenar la pérdida en la cuota de mercado que había ganado ofreciendo descuentos durante la prolongada recesión en España.

En el periodo de enero a marzo se ha registrado una pérdida neta de 144,4 millones de euros, en línea con la estimación proporcionada por la propia empresa en abril, de 140-150 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) cayó un 77,7% hasta 12,4 millones de euros.

Entre enero y marzo, las ventas netas de la cadena de supermercados descendieron un 7,2% hasta 1.665 millones de euros, pero aumentaron un 6,1% en divisa local. Las ventas a superficie comparable, medida clave de la evolución de los comercios, disminuyeron un 4,3% respecto al año anterior.

El avance de la oferta del fondo LetterOne (L1) de Fridman para comprar aproximadamente el 70% de la compañía que aún no posee, ayudaría a estabilizar la situación, según dijo DIA.

La deuda financiera neta (excluida IFRS 16) sumó un total de 1.702 millones de euros a final de marzo de 2019, lo que representa un incremento de 251 millones de euros respecto a finales del año 2018. El balance consolidado de la compañía cuenta con unos fondos propios negativos de 308,5 millones de euros a finales de marzo de 2019.

La compañía ha admitido que la situación de incertidumbre en la que está inmersa ha derivado en un "endurecimiento" de las condiciones de proveedores que comenzaron a impactar negativamente en la cadena de suministro, conduciendo a un "sustancial" incremento de los niveles de faltas de producto en las tiendas y almacenes, lo que en última instancia se tradujo en menores ventas.

"Resolver la situación del patrimonio neto negativo"

"El actual contexto de deterioración de la parte superior de la cuenta de resultados y disminución de ventas como resultado de la incertidumbre que rodea a la estructura de capital es extremadamente desafiante para las operaciones y sostenibilidad de la compañía, lo que unido a la cercana fecha límite (20 de mayo de 2019) para resolver la situación del patrimonio neto negativo y el vencimiento del préstamo sindicado de deuda (31 de mayo de 2019), expone a la compañía a una frágil posición", ha reconocido la cadena de supermercados.

En su opinión, la eventual combinación en el corto plazo de la toma de control de la compañía por LetterOne tras la finalización del OPA, un acuerdo entre LetterOne y los acreedores sobre la refinanciación a largo plazo del préstamo sindicado y la ejecución de la ampliación de capital por 500 millones de euros "debería mitigar la incertidumbre existente, eliminar la inquietud de los proveedores y dotar de las bases necesarias para el exitoso cambio comercial de la compañía".

Sin embargo, según ha explicado la firma, si alguno de los elementos requeridos para estabilizar la estructura de capital y liquidez de la compañía en el "muy corto plazo" no suceden a su debido tiempo, la situación podría deteriorarse "rápidamente" y la compañía "podría verse forzada a presentar concurso de acreedores y/o iniciar el proceso de liquidación".

La cotización de Día se sitúa en torno a los 0,61 euros por acción, por debajo de los 0,67 euros que ofrece Fridman en su opa

En este contexto, las acciones del grupo de supermercados se desploman más de un 8% en la sesión de Bolsa.

En concreto, los títulos de la cadena de supermercados despertaron con un retroceso del 4,4%, que ampliaron hasta el 7,5% cercanas las 13.00 horas, hasta 0,61 euros, por debajo del precio ofrecido por LetterOne, sociedad controlada por Mikhail Fridman, en su OPA (0,67 euros), cuyo plazo de aceptación terminó ayer.