Público
Público

Defensa Malestar en asociaciones militares por el pacto PSOE-PP que 'descafeina' las mejoras en las condiciones de la tropa

Un documento de última hora impuesto por el PSOE, que cuenta con el apoyo del Grupo Popular, PNV y UPN, ha desinflado muchas de las demandas nucleares de la mayoría de asociaciones militares. Desde Podemos, que había liderado los trabajos de la subcomisión de Defensa sobre este asunto,, lamentan que el dictamen ha quedado “descafeinado”.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4

Militares españoles. / Europa Press

Ni habrá prórroga para los despidos de los militares de más de 45 años, ni se aumentarán de forma concreta las plazas de permanentes, ni habrá una integración de las leyes de Tropa y Carrera militar. Un documento de última hora impuesto por el PSOE el lunes en la Subcomisión de Defensa de tropa y marinería,  con el apoyo del Grupo Popular, PNV y UPN, ha "desinflado" muchas de las demandas nucleares de la mayoría de asociaciones militares. Desde Podemos, que había liderado el trabajo de redacción del dictamen de esta subcomisión, y a la espera de posibles enmiendas de última hora, lamentan que el texto queda “descafeinado”.

El documento, que será aprobado previsiblemente el jueves en la Comisión de Defensa en la Cámara Baja —no pasará por el Pleno—, es fruto de más de año y medio de trabajos de la subcomisión que, tras varias prórrogas, finaliza con una serie de propuestas presentadas por la diputada socialista Zaida Cantero, quien afirmó en la reunión de ayer que sus propuestas ya habían sido pactadas con el Partido Popular.

No recoge una moratoria a los despidos de militares de tropa y marinería de más de 45 años

De esta forma, y para empezar, no se reconoce que haya existido un incumplimiento de la Ley de Tropa y Marinería de 2005, sólo que se puede mejorar. Tampoco recoge una moratoria a los despidos de militares de tropa y marinería de más de 45 años, medida que la propia ministra Robles —y el Congreso en dos ocasiones— prácticamente había descartado en los últimos meses.

El enfado de la asociación #45sinDespidos, que aglutina una gran parte de los militares de tropa y marinería cuya vinculación con las FFAA finaliza a los 45 años, ha sido notable. Según recuerdan desde este colectivo, “la subcomisión finaliza sus trabajos confirmando los peores presagios sobre su resultado y sobre la finalidad última de su razón de ser".

Un pacto que 'desinfla' las expectativas

Margarita Robles se comprometió la semana pasada antes las asociaciones militares a asumir la conclusiones del dictamen de la subcomisión de Defensa. No obstante, estas conclusiones llegan "descafeinadas" tras el golpe de timón de los socialistas y ‘populares’, y en un documento que, según ha podido constatar Público, viene fechado el día 14 de septiembre, antes de las reuniones de la ministra Robles con dichas asociaciones

Según destacan desde ATME, el PP, el PSOE y el PNV han rechazado medidas que ya habían sido pactadas en un borrador de trabajo anterior. Las diferencias entre uno y otro texto son notables, hasta el punto de que según el diputado de Podemos Juan Antonio Delgado, puede comprobarse que al texto impuesto por Cantero (40 medidas) "se le caen" nueve. "El viejo bipartidismo se pone de acuerdo para mantener la situación, y no afronta el drama que hay detrás de ese ERE encubierto que hay en Defensa", afirma Delgado, que critica que "no se han colmado las expectativas de los militares".

No se suprimirán los requisitos de edad y cupo de convocatoria para promoción y permanencia

Así, no se suprimirán los requisitos de edad y cupo de convocatoria para promoción y permanencia. Y las asignaciones de los Reservistas de Especial Disponibilidad (RED) — aquellos militares profesionales cuya salida obligada de las Fuerzas Armadas se produce a los 45 años con el compromiso de reincorporarse a destino si son llamados a cambio de un sueldo mensual de 618 euros—, si bien tendrán una "revalorización equivalente a la que registren los funcionarios en el sector público", no tendrán carácter retributivo.

A la espera de conocer el texto, el presidente de la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), Juan Carlos Tamame, tiene una impresión "muy mala". "No es ni con mucho lo que esperamos, se deduce que va a haber pocos adelantos incluso en cuestiones que no cuestan dinero, de entrada, como quitar los límites de edad o los cupos para permanencia". "Se han unido PP y PSOE y nos van a dejar tirados", añade.

Tampoco le suena bien a Jorge Bravo, secretario de organización de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), que considera también "una mala noticia" que no se haya plasmado en el dictamen la elminación de los límites de edad para la permanencia. No obstante, se muestra prudente hasta no conocer el texto definitivo. "La ministra dijo en su momento que iba a hacer caso al contenido del dictamen, pero no está escrito en piedra, así que esperaremos al contenido para actuar en consecuencia", afirma. 

Más medidas

Entre las medidas "urgentes" que se adoptarán, según el texto del dictamen, se recoge un incremento en las plazas de tropa permanente "de manera progresiva", pero no en un 25% como se había recogido en el anterior borrador pactado con las fuerzas políticas, sino sólo en función de la capacidad operativa Fuerzas Armadas.

También "se establecerá un cupo anual de pase a reserva con carácter voluntario para el personal de tropa y marinería permanente". Otra medida reservará el 75% de las plazas de funcionarios y personal laboral de Defensa para los militares temporales y RED. "En dichas convocatorias se establecerá una reserva de plazas no inferior al 15% para los militares profesionales de tropa y marinería que se encuentren en los últimos 10 años de compromiso", reza el documento.

Habrá un incremento en las plazas de tropa permanente "de manera progresiva", pero no en un 25%

Además, el texto recoge varias medidas orientadas a mejorar la formación y la acreditación curricular —aunque dependerá de la colaboración del Ministerio de Educación—, y otras para facilitar la reinserción en el ámbito civil: aquí se destaca la posibilidad, mediante la modificación de la Ley de Seguridad Privada, de que "determinado personal pueda ejercer las funciones de vigilantes de seguridad, vigilantes de explosivos, escoltas privados, guardas rurales, guardas de caza o guardapescas marítimos" sin necesidad de la prueba exigida para ello.

Otras medida establece que "se revisará el funcionamiento y diseño de SAPROMIL", al que se le dotará de más dinero y medios, y también "se facilitarán" las excedencias por motivos laborales y "se estudiará la posibilidad de adoptar medidas entre otras de carácter fiscal para incentivar su contratación por las empresas". Todo ello sin concretar más.

Asimismo, y con carácter "inmediato", se creará una comisión interministerial en el plazo de cuatro meses (y no de 15 días, como se planteaba en el anterior documento) con la participación de Defensa, Interior, Fomento, Hacienda, Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, y Política Territorial y Función Pública "para el seguimiento de las medidas aprobadas por la Comisión de Defensa del Congreso".