Público
Público

Afganistán Los talibanes redoblan su ofensiva y ya controlan 23 capitales de provincia de Afganistán

La ONG HRW siguiere este sábado la evacuación y protección internacional de los civiles de Afganistán en riesgo por el avance de los talibanes en los últimos días y la situación de violencia en el país.

12/08/2021 conflicto Afganistán
Funcionarios de seguridad paquistaníes patrullan en la frontera entre Pakistán y Afganistán, ya que estuvo cerrada durante los últimos días en Chaman, Pakistán, el 12 de agosto de 2021. Akhter Gulfam / EFE

Los talibanes han lanzado una ofensiva a gran escala en las últimas horas y han anunciado la conquista de nuevas capitales de provincia. Los insurgentes aseguran controlar ya 23 capitales provinciales, capturadas en poco más de una semana con la anexión de la noroccidental Maymana, la oriental Mehtarlam, y la norteña Mazar-e-Sharif, la cuarta ciudad más grande de Afganistán.

La caída de Mazar-e-Sharif, capital de la provincia de Balkh, es un duro golpe para el Gobierno afgano, después de que cayeran ya en manos insurgentes la segunda ciudad más importante, Kandahar, y la tercera, Herat, con Kabul como único bastión contra los talibanes. "Todas las instalaciones gubernamentales están ahora bajo el control de los talibanes y se están produciendo combates esporádicos en algunas partes de la ciudad", dijo a Efe un funcionario de Balkh, que pidió el anonimato, tras la caída de Mazar-e-Sharif.

El anuncio de los talibanes llega después de que se hicieran con Asadabad, capital de la región oriental de Kunar. La conquista se produjo después de que "el cuartel general de inteligencia y todos sus anexos" quedasen bajo el control de los muyahidines, aseguraron. Latif Fazli, un miembro del Consejo Provincial de Kunar, confirmó a Efe la captura de Asadabad esta tarde, y además liberaron a todos los presos de la cárcel provincial.

Tras la caída de Asadabad, los funcionarios y las fuerzas de seguridad afganas fueron evacuados hacia la ciudad de Jalalabad, capital de la vecina Nangarhar, una de las pocas provincias que aún se encuentra en manos de las autoridades afganas. "No sé cuál es el escenario tras la evacuación de la ciudad, pero los funcionarios abandonaron la ciudad sin combatir ni presentar resistencia a los talibanes", destacó Fazli.

La caída de Asadabad se produjo además horas después de que los talibanes se hiciesen con el control de la capital regional de Paktika, Sharana. Sharana también fue entregada de manera pacífica y sin "disparar una bala", reveló a Efe el diputado por la provincia de Paktika en la Cámara Baja del Parlamento nacional, Khalid Asad. Los funcionarios del Gobierno, junto con las fuerzas de seguridad afganas, evacuaron la ciudad tras alcanzar un acuerdo con los talibanes por mediación de líderes tribales, anotó el diputado.

Los talibanes han protagonizado un rápido avance motivado por la fase final de retirada de las tropas estadounidenses y de la OTAN, que comenzó el pasado 1 de mayo y que pretende concluir a finales de este mes. Desde entonces, los talibanes se han hecho con el control de 140 centros de distrito, 23 capitales de provincia y unos diez cruces fronterizos, la mayor conquista en dos décadas de guerra.

EEUU contempla el cierre total de su frontera en Afganistan

Estados Unidos ha comenzado a planear el cierre total de su embajada en la capital de Afganistán, Kabul, ante el avance de la insurgencia talibán en las capitales de provincia del país, según han informado múltiples fuentes cercanas al procedimiento al portal de noticias Politico.

Las fuentes consideran la clausura, todavía no anunciada, como "inevitable", y han indicado que el personal restante en la misión diplomática ha comenzado a destruir documentos clasificados y equipos electrónicos. También se prevé la destrucción de cualquier documento con "banderas estadounidenses que podría ser utilizado indebidamente en los esfuerzos de propaganda".

Esta noticia tiene lugar mientras cerca de 3.000 militares estadounidenses se dirigen a Kabul para ayudar a evacuar al personal de la Embajada y otros civiles en la capital afgana. Un equipo de combate de la brigada de infantería también se trasladará desde Fort Bragg, Carolina del Norte, a Kuwait para actuar como una fuerza de reacción rápida para la seguridad en Kabul si es necesario, según el Pentágono.

Se espera que el contingente llegue el domingo a la capital dada la crítica situación, reconocida por el mismo Pentágono. "Kabul no se encuentra en este momento en un entorno de amenaza inminente, pero claramente ... si se mira lo que han estado haciendo los talibanes, se puede ver que están tratando de aislar a Kabul", según el portavoz de Defensa, John Bailey.

La HRW pide ayuda ante el ataque de los talibanes

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha urgido este sábado a la evacuación y protección internacional de los civiles de Afganistán en riesgo por el avance de los talibán en los últimos días y la situación de violencia en el país.

"Los gobiernos extranjeros deben priorizar la entrega de visas y ayudar a garantizar un paso seguro para los civiles a quienes los talibán pueden atacar", ha dicho la ONG, y concretamente se ha referido a activistas, periodistas y personas que han trabajado con gobiernos de otros países así como los miembros de minorías étnicas.

Además alude a que los gobiernos deben ayudar  en "las operaciones de evacuación, reubicación y reasentamiento de emergencia para los afganos, y reunirse urgentemente para adoptar protocolos coordinados para terminar con estos conflictos". También afirma que "Los gobiernos deben garantizar la participación de los grupos de la sociedad civil afgana en los debates sobre asistencia y reasentamiento", ha explicado.

La directora Patricia Gossman ha pedido la suspensión "inmediata" de todas las deportaciones y retornos forzosos a Afganistán y ha instado a Naciones Unidas a "aumentar la asistencia humanitaria a los países vecinos a los que huyen los afganos y apoyar a los países que los admitan" así como a "aprobar urgentemente una resolución" para investigar los "abusos cometidos por todas las partes en el conflicto". "Quienes cometen atrocidades pueden esperar algún día enfrentar la justicia por sus crímenes ante la Corte Penal Internacional u otro tribunal", ha zanjado.

Más noticias de Internacional