Público
Público

Asociaciones ultraconservadoras y dirigentes franquistas apoyan la moción de censura de Vox

El lobby Hazte Oír ha lanzado una campaña de recolección de firmas para presionar a Pablo Casado, a quien exigen que respalde la iniciativa de Santiago Abascal. El presidente de la Fundación Francisco Franco también ha mostrado su respaldo al "halcón" de la ultraderecha frente a las "palomas" que, a su juicio, están al frente del PP.

Santiago Abascal e Ignacio Arsuaga
El ahora líder de Vox, Santiago Abascal, junto al responsable de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, en un acto celebrado en 2012. HAZTE OÍR

Cuando el diputado Ignacio Garriga se sitúe en la tribuna de oradores para defender la moción de censura de Vox, habrá varias organizaciones ultraconservadoras, homófobas y franquistas esperando para aplaudir. En ese mismo instante, en la sede del PP ya habrán recibido las miles de firmas que uno de esos grupos, Hazte Oír (HO), ha recogido de forma virtual para pedirle a Pablo Casado que vote a favor de la iniciativa de Santiago Abascal.

El lobby ultraconservador que dirige Ignacio Arsuaga contabilizaba este lunes más de 31.000 apoyos a una carta que lanzó en los últimos días para advertirle al PP que "abstenerse es reforzar a PSOE y Podemos", por lo que le pide que "reconsidere su posición". "¿Por qué pide el PP la dimisión de tantos ministros pero no quieren censurar a Pedro Sánchez, el único responsable de todos esos ministros y sus torpezas?", se pregunta Hazte Oír en la nota dirigida a Casado.

El distanciamiento entre esa asociación –que incluso fue declarada de utilidad pública por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2013, una distinción que el Gobierno del PSOE le retiró en febrero de 2019– y el PP son notorias. De hecho, el lobby de Arsuaga ha lanzado ya distintas campañas que buscaban presionar al propio Casado en torno a distintos asuntos, al tiempo que no ocultaba su simpatía por el partido de Abascal.

"Con Vox en las instituciones las oportunidades de ganar se multiplican", escribió el líder del lobby en agosto de 2019, justo en medio de una pequeña crisis en las relaciones entre ambas organizaciones: aquel verano, HO lamentó que el acuerdo entre Vox, PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid había dejado fuera cualquier alusión concreta a la "Ley Mordaza LGTBI". No obstante, Arsuaga ratificó entonces que seguía confiando en la formación de ultraderecha.

Ahora vuelve a ser Casado quien acapara sus críticas. "Envía tu mensaje a Pablo Casado porque no podemos seguir ni un minuto más contemplando la pasividad abstencionista del primer partido de la oposición. Nuestro país necesita esperanza, necesitamos saber que frente al Gobierno de socialistas podemizados, etarras y secesionistas, hay fuerzas políticas dispuestas a plantar cara", afirma HO.

El halcón y las palomas

Las muestras de apoyo a la moción de censura también han llegado desde el principal despacho de la Fundación Francisco Franco. Su presidente, el general de división retirado Juan Chicharro Ortega, ha escrito un artículo de opinión publicado por el digital ultraderechista El Correo de España en el que recurre al mundo de las aves para explicar de qué lado está. Allí define a Abascal como "halcón, siempre directo y sin complejos", mientras que a Casado y al secretario general del PP, Teodoro García Egea, les define como "palomas" y les acusar de estar "templando gaitas" y de ser "contemporizadores con la situación, muy al contrario que muchos de sus votantes".

"Hoy España se enfrenta a una cada vez más evidente amenaza revolucionaria/ subversiva"

"La guerra se gana con halcones decididos y valientes. Nunca las palomas ganaron nada. Y es evidente que ante la inminente moción de censura que Abascal presentará en las Cortes contra el Presidente Sánchez adoptarán la misma postura. La misma que por cierto adoptaron cuando se profanó la tumba del Generalísimo Franco", escribe Chicharro, quien también sostiene que "hoy España se enfrenta a una cada vez más evidente amenaza revolucionaria/ subversiva".

"El peor virus es este gobierno"

En ese contexto, la moción de censura que esta semana se debatirá en el Congreso ya fue respaldada, incluso antes de nacer, por la Asociación Española de Abogados Cristianos. "Este gobierno es nefasto para la vida, hay que desalojarlo de la Moncloa y que ceda el testigo a alguien más capaz. Porque, a la vista está, que ellos no lo son", señalaba un manifiesto que divulgó la citada asociación de juristas en plena pandemia. En ese texto declaraban además que "el peor virus es este gobierno". "Si no los echamos ahora, no los echaremos nunca", resumían en la iniciativa dirigida a que "PP, Vox y Cs presenten una moción de censura contra Pedro Sánchez". Aquella campaña recibió más de 15.500 firmas.

Fuentes de la Asociación Española de Abogados Cristianos señalaron a Público que si bien como "como persona jurídica no tiene opinión política", este grupo "defiende la vida desde su concepción hasta su fin natural, la libertad religiosa y la familia, y está claro que el gobierno actual no defiende ninguno de esos valores. Más bien todo lo contrario".

Vox anunció que presentaría la moción de censura el pasado 29 de julio. Un mes antes, el reclamo de que formulara una iniciativa de ese tipo también partió del Instituto de Política Social Española (IPSE), una organización que se autodefine como una "red de líderes sociales y políticos que defienden la familia, promueven la maternidad, promueven políticas sociales y defienden a los más indefensos". Su portavoz es Sofía Muñoz Casares, ex presidenta de Vox en Valladolid, mientras que la dirigente del PP catalán Eva Higueras, que formó parte de las listas de ese partido en las elecciones generales de noviembre de 2019, figura en su página web como vicepresidenta.

"Están convirtiendo España en una Venezuela 2.0", afirmaba el presidente de IPSE, Pablo Hertfelder García-Conde, en junio pasado. Tras conocerse que Vox había formulado la moción de censura, este instituto conservador felicitó públicamente al partido de ultraderecha por haber dado ese paso.

Apoyo carlista

Asimismo, la moción de censura de Vox también ha encontrado aliados en la Asociación Editorial Tradicionalista, un grupo carlista de ultraderecha. "Si el Partido Popular y Ciudadanos no se suman a este iniciativa (que Abascal ya ha rechazado liderar en persona) será una absoluta vergüenza para ambos partidos que no paran de criticar al Gobierno pero no se atreven a dar ningún paso contra Sánchez e Iglesias", señala el citado grupo en un artículo publicado en agosto pasado. "A todos nos llama la atención cómo ambos partidos en la oposición han estado atacando incesantemente a Sánchez e Iglesias pero a la hora de la verdad se han puesto de perfil, para variar", añadía.

La Falange no quiere a Abascal

Mientras tanto, en Falange Española de las JONS consideran que "hay motivos de sobra para promover una moción de censura contra el Gobierno", aunque no creen que "sea el programa de Vox el más adecuado para afrontar esta grave situación de crisis". En unas declaraciones remitidas a Público por correo electrónico, el líder de ese partido, Norberto Pico, señala que "los españoles que están padeciendo la crisis provocada por las pandemia y por la ineptitud del gobierno, necesitan más que nunca la protección de las administraciones, y eso es incompatible con el sustrato liberal del programa social y económico de Vox".

"Por eso, siendo conscientes de la emergencia social y nacional que justifica una moción de censura contra Pedro Sánchez, no compartimos que sea Santiago Abascal la persona idónea para sustituirle al frente del Gobierno", añadió el dirigente falangista.

Más noticias de Política y Sociedad