Público
Público

Campaña andaluza 2D Rivera y Casado intensifican la campaña y eclipsan a sus candidatos autonómicos

Los líderes de ambas formaciones están acaparando titulares, portadas y espacio en las televisiones, dejando en un segundo plano a los no tan conocidos Juan Marín (Cs) y Juanma Moreno Bonilla (PP).

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3

Los líderes nacionales de PP, Pablo Casado, y de Ciudadanos, Albert Rivera, en sendos mítines de la campaña de las elecciones andaluzas del 2-D. EFE

Pablo Casado y Albert Rivera están totalmente volcados en la campaña andaluza, pero ¿hasta qué punto es positiva esa continua presencia para sus candidatos a la Junta de Andalucía? Los líderes de ambas formaciones están acaparando titulares, portadas y espacio en las televisiones, dejando en un segundo plano a los no tan conocidos Juan Marín (Cs) y Juanma Moreno Bonilla (PP).

El líder del PP, por ejemplo, ha recorrido entre 9.000 y 10.000 en estas dos semanas, asistiendo a más de 45 actos electorales pasando por todas las provincias. Durante este tiempo, ha coincidido en tres ocasiones con Moreno Bonilla: en el arranque de la campaña, el jueves 15, en Sevilla; el domingo 17 en Cádiz y el sábado 24 en Granada (a la espera del último encuentro, el del mitin de cierre el viernes 30).

Pero Casado va por libre en esta campaña (tiene incluso su propia caravana). En sus actos en solitario apenas menciona el nombre de Moreno Bonilla, sino que se dedica a hacer campaña en clave nacional incidiendo en temas como el independentismo catalán, la recentralización de competencias y la migración.

Casado el líder nacional que más actos ha realizado en Andalucía, seguido de Albert Rivera

El conservador afronta este primer test para medir sus fuerzas de cara a las generales  —fue elegido presidente del PP en julio— y mira hacia el futuro consciente de que estos resultados serán decisivos para mantener un liderazgo fuerte dentro del partido. De todos los líderes nacionales es el que más actos ha realizado en Andalucía, seguido de Rivera

Rivera espera que su presencia garantice un sorpasso

El presidente de Ciudadanos también afronta estos comicios en clave nacional. Las encuestas le auguran una lucha de igual a igual con el PP y en el partido esperan, como mínimo, doblar su número de diputados (de 9 a 18).

El sorpasso suena con fuerza —aunque esta idea va perdiendo fuelle a medida que avanza la campaña, especialmente con la posible entrada de Vox que dividiría aun más a la derecha— pero ante esta ventajosa circunstancia sobre el PP, Rivera apuesta por acaparar gran parte del protagonismo junto a Inés Arrimadas, la portavoz nacional y líder de la oposición en Catalunya. 

En Ciudadanos son conscientes de que tanto Rivera como Arrimadas tienen un tirón mediático que no consigue su candidato, Juan Marín, al que pocos conocen fuera de las fronteras andaluzas. Acorde a las cifras del partido naranja, Rivera ha recorrido alrededor de 10.000 kilómetros (cifra en sintonía con la de Casado) y ha estado presente en una quincena de eventos durante la campaña (a la espera de la última jornada del viernes).

Una de las criticas a Ciudadanos es que no está mirando tanto por el interés de Andalucía, sino por el de partido a nivel nacional

Esta es la primera contienda electoral en la que Rivera mide sus fuerzas con Casado, en un momento en el que la derecha está muy polarizada y donde Ciudadanos también se lleva parte del voto desencantado con el PSOE. Pero mostrarse como cara visible de este duelo electoral con el PP, también conlleva que Juan Marín pase sin pena ni gloria por la campaña y que se entienda que Ciudadanos no mira tanto por el interés de Andalucía, sino por el del partido a nivel nacional. 

Díaz se erige como la garante del proyecto andalucista

Una de las críticas que con más vehemencia ha defendido la presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, hacia Moreno Bonilla (y también, en menor medida, hacia Marín), es que ella es la única que realmente está preocupada "por lo que pasa en Andalucía". 

La socialista ha tirado de estrategia y ha recriminado al PP Andaluz la propuesta de recentralización de competencias que propuso Pablo Casado en el mitin de Granada. Para el PSOE-A se trata de un ataque frontal del PP para restarle poder a las autonomías. 

"Quieren cercenar el autogobierno, mutilar e impugnar nuestra autonomía, nuestro futuro y nuestro progreso y no lo vamos consentir", afirmó la candidata del PSOE en un mitin en Marbella, y continuó: "Estamos dispuestos a levantarnos de nuevo por Andalucía para que nadie cuestione su presente y su futuro, su autogobierno".

Más noticias en Política y Sociedad