Público
Público

Exclusiva de Público

Las cloacas de Interior Villarejo y el 'lobby de socorristas' cobraban a los Cierco 200.000 euros cada 15 días por apañar los problemas de la BPA

La operación para salvar a los dueños del banco andorrano (BPA) costaba 40 millones, según las fuentes consultadas por Público.  La conocida Operación Cataluña, fue supuestamente apadrinada por el entonces presidente del Gobierno Mariano Rajoy; organizada por los exministros Jorge Fernández Díaz y María Dolores de Cospedal; y ejecutada por el comisario Villarejo, el abogado del PP Javier Iglesias y los empresarios Adrián de la Joya y Alberto Pedraza, según un informe de Asuntos Internos que obra en la causa Tándem.  

Ramón Cierco, Higini Cierco y Joan Pau Miquel.
Ramón e Higini Cierco.

La presión se notaba esa tarde de enero de 2017 en la que Maribel Lafoz, abogada de los dueños de la Banca Privada de Andorra (BPA), Ramón e Higini Cierco, entró en el despacho del comisario de Policía José Manuel Villarejo, en la novena planta de Torre Picasso. La acompañaba otro empresario, Alberto Pedraza, que trabajaba con el banco en la gestión de la crisis que, desde 2012, les había creado el Tesoro de EEUU al investigar a la entidad y a sus clientes por supuestamente facilitar el blanqueo de capitales a organizaciones criminales de todo el mundo: desde el cartel de Sinaloa del Chapo Guzmán hasta la mafia rusa instalada en España, pasando por la trama de Gao Ping o el dinero de la petrolera venezolana PDVSA que habían desviado exchavistas huidos del régimen de Nicolás Maduro. 

Los problemas se acumulaban para los clientes de todos ellos, ya que, a fin de cuentas, el precio por la gestión de crisis a éxito (o success fee, como decían los socios del comisario, Adrián de la Joya y Aberto Pedraza), ascendía a 40 millones de euros, es decir, un 10% de los 400 millones en los que se valoraba salvar el patrimonio de los hermanos Cierco de las garras de cualquier estado, ya fuera EEUU, España o Andorra. Una tarifa que el lobby de socorristas , creado por Villarejo a lo largo de su carrera de funcionario (y que ahora se investiga en la Audiencia Nacional dentro de la macrocausa Tándem), cobró a un ritmo de 200.000 euros cada quince días, como se relata a continuación a partir de las transcripciones de varias grabaciones incluidas en un informe de la Unidad de Asuntos Internos (UAI) de la Policía enviado al juez Manuel García Castellón, como contestación a la solicitud de personación en el procedimiento de Jordi Pujol Ferrusola.

El relato de aquella tarde de enero continúa con el saludo del comisario español, que llevaba unos meses jubilado, a sus visitantes, mientras bromeaba sobre los acontecimientos transcurridos durante esos primeros diez días de 2017. Luego pasó a hablar en serio: "viene por el ministro del Interior [entonces Juan Ignacio Zoido] en torno a los 'Informes', ya que quiere retirarlos". El policía se refiere a unas notas informativas que había elaborado para entregárselas a los hermanos Cierco y así "joder a Marcelino [Martín-Blas]", el exjefe de la Unidad de Asuntos Internos, que empezó a investigar a Villarejo en la causa del pequeño Nicolás, y a quien culpa, junto al director del CNI, Félix Sanz Roldán, de todos sus males desde que en 2013 el nombre de su hijo apareciera en la causa de Gao Ping junto al de su socio el comisario Carlos Salamanca.

Alberto Pedraza junto a su colega de negocios Adrián de la Joya.

Villarejo aseguraba en esas notas que los dueños de la BPA se saltaron el secreto bancario porque la policía española les amenazó (en concreto, el comisario Martín Blas), a pesar de que los indicios apuntan a que tres de ellas fueron elaboradas una vez se había iniciado la investigación contra el comisario jubilado dentro de la causa del pequeño Nicolás. El policía explica a sus clientes que ha advertido a Interior de que no retire las notas, pero les comunica que el Ministerio de Exteriores está presionando para que lo haga, sobre todo por el embajador en Andorra. Además, ese mes de enero se va a realizar una auditoria interna para verificar los documentos y notas informativas de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía.

En ese momento, al frente de Exteriores estaba Alfonso Dastis, que pertenecía a la cuerda de la entonces vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, precisamente el grupo del Ejecutivo contrario al que se había encomendado el lobby de socorristas, en este caso formado por Villarejo, los empresarios Adrián de la Joya y Alberto Pedraza, y el abogado Javier Iglesias alias El Largo, éste último hombre de confianza de la secretaria general del PP y ministra de Defensa María Dolores de Cospedal, que tenía contacto directo con Mariano Rajoy, según los audios incluidos en el informe elaborado por Asuntos Internos.

"Al levantar los 200.000 tuve bronca... son bolsas que me dan, de BP, de gasolineras, donde me meten la pasta"

En Andorra las cosas no iban bien. Allí, los Cierco tienen abierta la causa 81, por la que tendrían que declarar esta primavera. La letrada quiere que "te desplaces a Andorra [dirigiéndose a Villarejo], porque si el juez no te llama a declarar, nosotros no podemos ratificar todo lo que tú nos aportaste", relata el excomisario. Por ello, prosigue el informe de UAI, "le propone que suba a Andorra para realizar una declaración ante un notario". 

Pero Villarejo recuerda que, pese a no estar en activo, puede cometer delitos propios de su papel de funcionario y que, al final, toda esta operación tendría poca validez jurídica. Por ello, aunque "no tiene en principio ningún problema en declarar ante un juez, sí que podría tener problemas legales si lo hiciera ante un notario, ya que tendría la consideración de 'particular' y podría estar cometiendo un delito de descubrimiento y revelación de secretos". Y, en este sentido, comenta: "con el interés que tiene actualmente el CNI en este tema, podrían llegar a acusarme de traidor a la patria y de revelación de secretos, sin duda alguna", según recoge el informe remitido al juez.

Extracto del informe de Asuntos Internos sobre la personación de Jordi Pujol Ferrusola. P.L

En la reunión de Torre Picasso también se habla de los problema con la Fiscalía Anticorrupción española, en concreto con el fiscal José Grinda, de quien dice que maneja al fiscal andorrano; o del comisario Marcelino Martín Blas, a quien quieren culpar de ser el autor de las presuntas coacciones a la familia Cierco, según las notas informativas que Villarejo 'fabricó' según los indicios (al igual que un informe atribuido al Servicio de Vigilancias de la Unidad de Asuntos Internos que los investigadores encontraron en el registro del comisario cuando fue detenido en noviembre de 2017, en el que se ve al comisario Martín-Blas reunido con el director general de la BPA, Jean Paul Miquel). Mientras Lafoz, Pedrazza y Villarejo mantienen esta conversación, en otro lugar de Madrid, el tercer socio del lobby de socorristas, Adrián de la Joya, está reunido con el ex jefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, en el Hotel Palace.

Manafort es muy importante en los negocios de gestión de crisis que pretende hacer el lobby, no sólo con los Cierco, también con los navieros Pérez Maura. Los veinte años de amistad que unen a De la Joya con el hombre del presidente Donald Trump (y con Vladimir Putin, como alardeará en otra conversación) le hacen vislumbrar un próspero negocio plagado de clientes con problemas judiciales en Estados Unidos.  

Es por eso que Alberto Pedraza mantiene al día siguiente una reunión con De la Joya y Villarejo, en la que les cuenta el último problema que ha tenido con Ramón, Tito, Cierco, al ir a cobrar los 200.000 euros que le tocaban esos 15 días: "me ha hecho el gitano... el trile". Público se ha puesto en contacto con el empresario, quien no ha negado lo descrito, pero sí ha asegurado: "no recuerdo mucho de aquel momento, he preferido retirarme y además no estoy imputado y que sepa no hay ninguna pieza abierta contra mi".

Extracto del informe de Asuntos Internos sobre Pujol en el que se relatan las conversaciones de Alberto Pedraza, Adrián de la Joya y José Manuel Vilarejo. P.L

Según el informe de Asuntos Internos, en dicha reunión, Pedraza explica a sus socios Villarejo y De la Joya lo siguiente: "El otro día, al levantar los dos cientos mil euros, tuve bronca, porque ya por segunda vez me estaban dando esquinazo... Higini no, el hermano se estaba yendo por la puerta de vacaciones 10 días y no habían dejado la pasta allí en... porque claro, son bolsas que me dan, de BP, de la gasolinera, me meten la pasta ahí con los papelillos y luego lo llevamos, como... pa que no me vuelva a pasar, lo embuchamos, porque ¡claro! la vez que no lo he embuchao ha habido lío... entonces ahí tuve un rifirrafe, hoy le he mandado un mensaje porque yo ayer hablé con el Manolo... [ininteligible] y digo ¡mira!, vamos a ver, yo en España os voy a arreglar todo, os vamos a apoyar... el gobierno os va a beatificar todo eso tal..., pero ¿no me vaya a fallar tu hermano? Porque el otro día me hizo la del gitano... el trile, y a mi... triles no, no, no... a mi triles... ¡no!, ¡no!".

Para presionar, Pedraza le dice al comisario cómo deben actuar. Primero, Villarejo se tiene que resistir a ratificar las notas y, segundo, van a intentar sacarle dinero al gran competidor de la BPA, Andbank (de donde provendría inicialmente el dinero de los Pujol que pasó por el banco de los Cierco): "No subas a Andorra ni montemos el número, yo... eso es un show le digo,.. no, este va a ir con Andbank y se va a montar la mundial... Si a nosotros Pepe... cuando firmemos el contrato de La Habana, que lo vamos a firmar la semana que viene..., nos vamos a llevar 5 kilos de la banca... ósea vamos a ver, por un lado, queremos joder a la banca, les queremos quitar la pasta a la banca, y que vayas tú, con una carpeta que ponga Andbank, y por detrás estoy yo quitándoles la pasta a, entre otros, Andbank y por tanto, como las cosas tienen su lógica, pues al final será... ¡Oye mira Cierco! pa que este hijoputa del Villarejo no nos la líe... porque mira, es que me ha dicho que ni aunque no le pague, que va ir igual... que es que ya quiere su dinero... y me dice el gobierno que como suba Villarejo... os follan en el 38 (refiriéndose a la causa abierta en el juzgado 38 de Plaza de Castilla por la compra de Banco Madrid)".

La 'success fee' de 40 millones de euros

El objetivo es alcanzar la fase 2 de un proyecto que les dará pingües beneficios a repartir solamente entre los ellos cuatro, incluido Javier Iglesias, el hombre de María Dolores de Cospedal, a quien apodan El Largo y quien tiene encomendado tratar con El Asturiano (que sería, según los agentes de Asuntos Internos, el propio Mariano Rajoy). 

Alberto Pedraza les cuenta que, al salir del despacho de Torre Picasso, la letrada Lafoz y él tuvieron una reunión con mucha más gente (abogados penalistas, asesores, de comunicación...) donde le dejó las cosas claras: "Vamos a ver Maribel, vamos a ver... Te voy a explicar... Pepe irá o no irá... eso ya lo ha demostrado... pero yo no te voy a dejar... porque a ti te he puesto yo... delante de los Cierco... a ti te he puesto yo y tú, te voy a decir una cosa... ¿Sabes el tío de esta mesa que mas pierde después de estos señores? ¿De los Cierco? ¿Sabes quién es el tío que mas pierde? Yo, porque yo tengo un success fee de un 10% de 400 millones que son 40... Maribel y si Pepe va, porque no hay mas cojones que vaya, a liarla parda... va a ir y voy a poner una banda de música ¿vale?. Pero si Pepe se tiene que quedar tranquilito, se quedará... porque no hará falta, porque habremos pactado lo que sea". 

Extracto del informe de Asuntos Internos sobre Pujol, donde se muestra la estrategia para salvar a los hermanos Cierco. P.L

Sin duda, Alberto Pedraza es un hombre apasionado al hablar de los negocios y se podría sospechar que está exagerando si no fuera por la tranquilidad y la seriedad con la que Villarejo le responde. Por ejemplo, cuando éste le dice que ha estado a punto de pedirle todo de golpe, o de decirle que les paguen de 400.000 en 400.000 euros mejor que la mitad cada quince días. 

Al principio, Pedraza se va por las nubes hablando de Rajoy y de que está "inmolando" a la vicepresidenta Soraya Saenz de Santamaría con el asunto de Andorra y Catalunya; pero Adrián de la Joya le corta: "eso ya lo sabemos", y Villarejo le centra con un escueto: "bueno, entonces...". Así, el empresario retoma el relato y les explica: "nosotros vamos a trabajar en lo nuestro, yo voy la semana que viene allí a decir, oye mira, vamos a seguir con el tema de los pagos de... a ver si pueden ser los doscientos (200) cada quince días... si son cuatrocientos y va muy rápido... ha habido un momento donde he llegado a pensar joder tal.. . a ver si me pudieran pagar de golpe... va a ser muy complicado... me van a mandar a tomar por el culo... 

Y así prosigue el diálogo: 

Villarejo: No, hombre...
Pedraza: Y además nos vamos a complicar... y... vamos a meternos en un problema.
Villarejo: Es preferible...
Pedraza: No, no, yo ya...
Villarejo: Cada semana o cada quince días...

Más noticias de Política y Sociedad