Público
Público

Crisis del Covid-19 El Congreso suspende el Pleno de esta semana por el positivo de Ortega Smith en coronavirus

La Mesa de la Cámara adopta la decisión de aplazar la sesión plenaria de esta semana tras comunicar Vox que sus 52 diputados no acudirían. El Parlamento mantiene la comparecencia del ministro de Sanidad en comisión.

Meritxell Batet Mesa Congreso
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet,este martes a la entrada de la reunión de la Mesa de la Cámara / EFE

La crisis del coronavirus ha llegado al Parlamento. La Mesa del Congreso ha acordado aplazar la sesión plenaria que arrancaba este martes por la tarde tras el positivo por Covid-19 del secretario general y diputado de Vox, Javier Ortega Smith. Los parlamentarios de la formación de ultraderecha le han comunicado al órgano de gobierno de la Cámara que no acudirían al Pleno, después de que este domingo compartieran espacio con Smith en un acto de la formación para contraprogramar el 8-M.

La presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, ha anunciado que se mantendrá la comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en comisión, precisamente para explicar la evolución del coronavirus en España. Además, tanto la Mesa como la Junta de Portavoces se reunirán este jueves para estudiar las medidas que permitan que la semana que viene el Congreso vuelva a su normal actividad.

"El aplazamiento del Pleno no se produce por razones sanitarias, sino porque hay un grupo parlamentario que no va a asistir", ha insistido Batet. La presidenta del Congreso ha avanzado que este jueves "estudiaremos las medidas necesarias para seguir garantizando el normal funcionamiento de la Cámara la próxima semana. Hay un acuerdo unánime en la Junta de Portavoces para mantener la actividad parlamentaria".

Esta mañana la propia Mesa había aprobado una serie de medidas para blindarse frente al Covid-19 y tratar de evitar, en la medida de lo posible, el contagio en la Cámara. Se trataba de acuerdos y recomendaciones aprobadas por el Comité de Seguridad y Salud del Congreso, elevadas al órgano de gobierno del Parlamento, que este martes debatirá si se deben aprobar.

Entre otras iniciativas, el órgano aprobó la suspensión de las visitas de grupos numerosos que se vienen realizando en el Congreso, ya sean visitas guiadas de la propia Cámara o a iniciativa popular. Estas visitas son muy comunes durante la semana en el Palacio de las Cortes, al que cada día acuden grupos (de institutos, colegios, grupos de trabajo...) para ver el Congreso y sus principales estancias.

También se acordó evitar "en la medida de lo posible, la celebración en la Cámara de reuniones extraparlamentarias que conlleven la afluencia de muchas personas y su concentración en el mismos espacio". Al igual que las visitas, también es habitual que las Cortes acojan determinados eventos que aglutinan a asistentes, como foros, debates, jornadas o entregas de premios.

Los miembros de la Mesa también abogaron por suspender los viajes oficiales de la Cámara, especialmente aquellos que tengan por destino las zonas afectadas por el coronavirus, "prestando atención a las recomendaciones actualizadas de los órganos competentes", tal y  como había recomendado el Comité de Seguridad y Salud.

Más allá de las recomendaciones, también se han adoptado una serie de acuerdos para reforzar la prevención del contagio del Covid-19 en el Congreso; algunas de estas medidas ya se habían puesto en práctica. Este es el caso de la sustitución de las acreditaciones habituales para prensa (tarjetas de plástico) por pegatinas y adhesivos desechables.

Teletrabajo, acreditaciones desechables y gel hidroalcohólico

El personal de seguridad de la Cámara Baja se encarga habitualmente de dispensar las acreditaciones a los trabajadores de la información, que deben entregar en la puerta su carnet de prensa. Fuentes parlamentarias explican que los miembros de la seguridad del Congreso podrían presentar más riesgo de contagio "al estar en contacto permanente con acreditaciones, carnés...", de ahí la instrucción de utilizar pegatinas desechables.

"Colocar dispensadores de gel hidroalcohólico en las porterías de todos los edificios, así como a la entrada de las cafeterías y restaurantes, si bien habida cuenta de la escasez actual en el mercado de dicho producto, colocar carteles en dichos puntos con la indicación de lavarse las manos" es otra de las medidas que ya se han puesto en marcha en la Cámara.

También se ha acordado extremar la limpieza de los elementos de uso común, como los pomos de las puertas, los botones del ascensor, etc. Los servicios de la Cámara han colocado carteles informativos en varios de los accesos de los edificios del Congreso con infografías sobre el virus, sus síntomas y cómo actuar ante la sospecha de contagio.

En cuanto a los trabajadores de la Cámara, se acordó adoptar el teletrabajo "siempre que sea posible", especialmente para aquellos trabajadores que se encuentren en los grupos de riesgo, y el cierre de la guardería del Congreso a partir de este miércoles.

Más noticias de Política y Sociedad