Público
Público

La emergencia del coronavirus El Congreso autoriza la tercera prórroga del estado de alarma con la vista puesta en un mayo de desescalada

La Cámara Baja acuerda prorrogar el estado de alarma por 269 votos a favor, 60 votos en contra y 16 abstenciones. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, augura una "lenta y gradual" desescalada a partir de la segunda mitad de mayo.

Pedro Sánchez, Laura Borràs Congreso
La portavoz de JxCat, Laura Borràs, entrega un documento a Pedro Sánchez en el Congreso / EFE, pool

La tercera prórroga del estado de alarma, en esta ocasión hasta el 9 de mayo, ya es una realidad, pero marca un punto de inflexión en los posibles escenarios que se abren respecto al confinamiento generalizado decretado para paliar los efectos de la covid-19. El Congreso ha aprobado este miércoles prorrogar de nuevo la alarma otros 15 días más a partir del próximo domingo, fecha en la que vencía la última prórroga autorizada por la Cámara Baja.

Con 269 votos a favor, 60 votos en contra (de Vox, JxCat y la CUP) y 16 abstenciones, el Congreso autoriza una tercera solicitud del Ejecutivo para prolongar la situación establecida desde el 13 de marzo como forma para reducir los contagios y los fallecimientos por coronavirus. Sin embargo, en el debate de este miércoles se ha apuntado a que la próxima cita parlamentaria con el estado de alarma podría ser diferente de los tres que se han producido hasta el momento.

Esto se desprende tanto de las características de esta prórroga (que difiere en alguna cuestión respecto a las anteriores) como del discurso mantenido por el presidente del Gobierno. A partir del próximo domingo los niños podrán salir a la calle a dar paseos acompañados de sus padres o de un adulto, lo que supone la primera medida de "relajamiento" del confinamiento generalizado que la ciudadanía sigue desde hace unos 40 días.

La salida pautada y limitada de los niños da el pistoletazo de salida a un principio de desconfinamiento en el que el Ejecutivo lleva trabajando semanas. Sin embargo, pese a esto, el Gobierno no sitúa la denominada desescalada hasta la segunda quincena de mayo, tal y como apuntó Pedro Sánchez durante su comparecencia en el Congreso.

El presidente ha augurado una desescalada lenta y gradual, marcada no por unas medidas progresivas que vayan reduciendo el confinamiento, sino por unas dinámicas de 'ensayo y error' que permitan comprobar con el menor riesgo posible si las propuestas de desescalada son seguras para no aumentar la curva de contagios y la incidencia del virus.

"La prórroga del estado de alarma no será igual. A lo largo de las próximas semanas y viendo el horizonte de desescalada, las reglas deberán ir variando para ajustarse a esos escenarios. Se irá reduciendo el peligro y se irán modificando las condiciones del estado de alarma", ha avanzado Sánchez, que ha apuntado de esta manera a diferentes escenarios, pero siempre bajo la "protección jurídica" de la alarma.

"Ante cualquier riesgo, restableceremos restricciones"

El líder del Ejecutivo ha insistido en que "debemos evitar los pasos en falso, y hay que consolidar los pasos anteriores antes de dar nuevos pasos. Si advertimos cualquier riesgo, restableceremos restricciones. Habrá avances y retrocesos". Durante el debate, Sánchez ha propuesto extender a comunidades autónomas y ayuntamientos la mesa de reconstrucción económica y social que se pondrá en marcha a través de una comisión parlamentaria en el Congreso.

En este sentido, ha ofrecido el apoyo del PSOE para lograr grandes acuerdos en todos los territorios y municipios "gobierne quien gobierne". Tanto los socialistas como el PP esperan poner en marcha la comisión en la Cámara Baja la próxima semana, aunque las diferencias sobre su formato y contenido entre ambas formaciones son, a día de hoy, relevantes.

Más noticias de Política y Sociedad