Público
Público

Exteriores destaca la "simpatía" de España hacia el régimen saudí pese a admitir que se violan los derechos humanos

En un documento sobre ese país, reconoce que la disidencia política es perseguida y que no existen partidos ni sindicatos. Algunos párrafos después, resalta las conexiones entre la monarquía española y la Casa Real saudí y ofrece datos sobre las crecientes relaciones comerciales. Esta semana llegará otro "barco de la muerte" al puerto de Sagunto.

Reyes con MBS
Los reyes junto al príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, durante un encuentro mantenido en Madrid en abril de 2018. EFE 

Las vulneraciones a los derechos humanos, los recortes de libertades y las persecuciones contra opositores políticos no están reñidas con la amistad al más alto nivel institucional, ni tampoco con los negocios empresariales. Así se desprende de la última ficha elaborada por el Ministerio de Exteriores sobre la situación de Arabia Saudí, un país que pese a vulnerar los derechos humanos es considerado por las autoridades españolas como un buen lugar para cerrar acuerdos económicos e, incluso, para exportar armamento.

La última edición de la "ficha país" sobre Arabia Saudí ha sido actualizada a finales de marzo pasado. Se trata de un documento elaborado por la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores "para su utilización por periodistas y personas interesadas en la actualidad internacional".

"La información contenida en esta ficha país es pública y se ha extraído de diversos medios no defendiendo posición política alguna ni de este Ministerio ni del Gobierno de España respecto del país sobre el que versa", señala el documento.

En ese informe se describe que "la disidencia política tiene un espacio menor, existiendo casos de detenidos por su actividad política o de defensa de los derechos individuales". Señala además que en Arabia Saudí "no existen los partidos políticos ni sindicatos", aunque sí hay "asociaciones sin ánimo de lucro y organizaciones empresariales".

En efecto, a pesar de reconocer que no hay espacio para la libertad y que se persigue a los disidentes, Exteriores destaca que "las relaciones diplomáticas con España se han caracterizado tradicionalmente por ser excelentes, marcadas por una tradicional simpatía y amistad entre ambos pueblos y entre las dos Casas Reales".

El documento incluye imágenes de Felipe VI junto a las autoridades saudíes

Exteriores sostiene precisamente que el rey "ha sido tradicionalmente un gran activo de las relaciones de España con este país; prueba de ello fue el trato preferente dado a nuestro monarca durante su visita oficial a Riad en 2017". No en vano, el documento incluye imágenes de Felipe VI junto a las autoridades saudíes durante la visita realizada por el monarca a ese país en enero de 2017, así como del encuentro mantenido con el príncipe heredero Mohamed bin Salmán en Madrid en abril de 2018. Asimismo, en el apartado de "personalidades españolas que ha visitado Arabia Saudí" se incluyen reseñas sobre los viajes realizados por Juan Carlos I a partir de 2011. 

El documento subraya que "las relaciones económicas entre Arabia Saudí y España han conocido una mayor profundización en los últimos tiempos". Entre otros aspectos, destaca los polémicos acuerdos comerciales en el ámbito de material de Defensa, algo que ha sido reiteradamente denunciado por las organizaciones de derechos humanos.

Esta misma semana, Amnistía Internacional se ha dirigido al Gobierno para pedir que no permita que un nuevo "barco de la muerte" saudí cargue armas en el puerto de Sagunto. La llegada del "Bahri Jeddah" está prevista para el amanecer del viernes. Desde que Arabia Saudí inició los ataques militares contra Yemen en marzo de 2015, más de 30 buques de la naviera saudí atracaron en España. En ese mismo periodo, este país se consolidó como uno de los principales exportadores de armamento al régimen saudí. 

En esa línea, el informe de Exteriores destaca concretamente "el buen posicionamiento de la empresa Airbus y el importante contrato firmado en julio de 2018 entre Navantia y la Marina saudí" para el suministro de cinco
corbetas,
lo que dio lugar a la creación de la empresa mixta SANNI (SAMI Navantia Naval Industries), "que asumirá las tareas locales de construcción y mantenimiento posterior de las corbetas". 

Pena de muerte para homosexuales

El ministerio que dirige Arancha González-Laya –quien en febrero pasado realizó una visita oficial a Arabia Saudí– también ha actualizado el documento de "recomendaciones de viaje" para quienes tengan previsto desplazarse a ese país. Entre otros aspectos, subraya que "la homosexualidad está penada con la flagelación, la cárcel o pena de muerte", mientras que "las relaciones extramatrimoniales están prohibidas".

Destaca además que "la separación de sexos rige en todos los aspectos de la vida cotidiana (de manera más estricta fuera de los principales núcleos urbanos)". "No se permite que personas de diferente sexo se encuentren ni en público ni en privado salvo que exista un lazo familiar entre ellos", apunta, remarcando que "la mujer sólo puede estar acompañada por un hombre que sea su mahram o guardián, ya sea éste su marido, padre, hermano o hijo". 

En ese contexto, indica que "tras la publicación de varios decretos reales", en agosto pasado se eliminó "el requisito de autorización del guardián masculino para viajar y obtener pasaporte por parte de cualquier mujer saudí de 21 años", aunque sigue siendo necesario "el permiso del hombre cabeza de familia" tanto para salir del país como para obtener pasaporte "tanto en los casos de mujeres menores de 21 años (incluyendo ciudadanas casadas con ciudadanos saudíes e hijas de padre saudí),como en el de los niños de padre saudí menores de 21 años".

Más noticias de Política y Sociedad