Público
Público

Isabel Díaz Ayuso covid-19 Ayuso, a lo Trump con el coronavirus

Los partidos de la oposición señalan que la presidenta de la Comunidad de Madrid sigue la misma estrategia que el presidente de EEUU, Donald Trump, o el de Brasil, Jair Bolsonaro, e incluso ha copiado un argumento del estadounidense.

21/04/2020 - La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. / EFE
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. / EFE

marta monforte

Isabel Díaz Ayuso está siendo la cabeza visible de la derecha política en esta crisis del coronavirus. La presidenta de la Comunidad de Madrid ejerce, de facto, como líder de la oposición frente a un Pablo Casado que ha perdido el foco mediático tras decretarse el estado de alarma y diluirse la actividad habitual en el Congreso. Los presidentes autonómicos han eclipsado a los portavoces parlamentarios y mantienen reuniones semanales con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Ayuso ha aprovechado la exposición que le confiere ser la presidenta de la región de Madrid más afectada por la pandemia y aparece habitualmente en los medios y actos públicos.

Ayuso no pierde oportunidad para generar polémicas con el Ejecutivo, aun en las cosas más triviales. En dos ocasiones ha sido la protagonista de la reunión de los presidentes autonómicos con Sánchez: a una de ellas se conectó dos horas más tarde debido a que cuando empezó se encontraba en el aeropuerto de Madrid-Barajas recibiendo a un carguero con material sanitario. En otra ocasión, pidió que se le permitiera adelantar el turno de intervención para acudir a la misa que se celebraba en la catedral de La Almudena.

Ayuso apenas lleva un año de alta exposición mediática. Anteriormente había sido diputada la Asamblea de Madrid y también se encargó del equipo de redes de la anterior presidenta, Esperanza Aguirre, que fue su mentora. A pesar de ello, son varias las polémicas acumuladas. Entre ellas, su anuncio de que los niños "concebidos no nacidos" computarían como un miembro más de la unidad familiar o cuando aseguró que "los atascos a las tres de la mañana un sábado en la capital le hacían ver a los madrileños que su ciudad era especial".

Durante la crisis de la covid-19, sus palabras han provocado un eco político y mediático en diversas ocasiones. Poco después de la extensión de la pandemia, la dirigente madrileña llegó a asegurar que el coronavirus no le pillaba por sorpresa. "Esto se veía venir. Era de esperar que esto iba a llegar. La conexión de China es directa, no hay una sola goma del pelo que no sea made in China", afirmó.

"Todos los días hay atropellos y por eso no prohíbes los coches"

Este martes, en una entrevista concedida a Esradio, Ayuso ha emulado uno de los argumentos utilizados hace unas semanas por el presidente de EEUU, Donald Trump. "Todos los días hay atropellos y no por eso prohíbes los coches" ha señalado tras ser preguntada por la posibilidad de que el estado de alarma no lograra los apoyos necesarios para salir adelante en plena pandemia. Las exactas palabras de Trump fueron: "Los accidentes de tráfico dejan cifras de muertos mayores y no porque ocurran le decimos a la gente que no conduzca más". De ese modo, justificaba su posición a que los negocios abran de nuevo, pese a que es el país con más muertos y fallecidos del mundo.

"Juraría que al cien por cien de los niños les encanta la pizza”

Fueron también muy comentadas, especialmente en redes sociales, sus declaraciones en la Asamblea de Madrid a propósito de los menús de Telepizza y Rodilla que el gobierno regional proporciona a familias sin recursos. "Seguramente a ustedes no les guste y no se las hayan comido en la vida pero a los ciudadanos y a los niños... Juraría que al cien por cien de los niños les encanta" dijo a la oposición, que le recriminaba que los niños recibieran una dieta alta en grasas y poco recomendada por los nutricionistas. "No es un problema creo, que los niños que están confinados y jartos de estar ahí tengan que aguantar los menús que le podrían poner sus señorías de Podemos", continuó. 

La fundación Gasol pide a Ayuso que no alimente "la epidemia de la obesidad infantil"

La fundación de los hermanos Pau y Marc Gasol, dedicada a la promoción de la salud infantil, ha expresado este lunes su disconformidad con los menús de comida basura ofrecidos por la región. Los hermanos se han puesto a disposición de la Comunidad para elaborar unos menús saludables que no alimenten la "epidemia de la obesidad infantil".

Ayuso no ha tardado en responder a los hermanos Gasol que los menús de comida rápida que reciben los menores de familias vulnerables responden a una solución de "urgencia" que adoptó el Gobierno regional y no solo consisten en pizza y sándwiches. "Teníamos que asegurar esa comida fundamental", ha defendido la regidora.

"En espacios abiertos no hay apenas contagios"

El masivo acto en el cierre del hospital de campaña llevó a que la delegación de Gobierno abriera una investigación a la Comunidad de Madrid al entender que se estaban incumpliendo las normas básicas del estado de alarma. Ayuso, días después, pidió disculpas por la "efusividad de ese momento", aunque culpó a la Delegación del Gobierno y algunos políticos de intentar utilizar el acto de clausura para intentar "eclipsar" el éxito de este hospital provisional y como "una contrafoto al 8M".

Este martes ha intentado defenderse alegando que cuando se trabaja en espacios abiertos, "no hay contagios apenas". "Ifema ha sido un hospital milagro, eso ha sido IFEMA y es lo que ha de quedar. Otra cosa es que el día que eso se apaga haya una ilusión generalizada, Me equivoqué invitando a todos los representantes de los partidos", ha dicho.

"El 8-M fue ‘el mayor infectódromo' de España"

En el pleno monográfico de la Asamblea celebrado la pasada semana, Ayuso les dijo a los grupos parlamentarios de la oposición que la manifestación del 8M fue "el mayor 'infectódromo' de España", con 120.000 personas, aunque no aportó ningún dato que corroborase tal afirmación. "La última vez que nos vimos en este Pleno ustedes me estaban aquí mandando violetitas y flores moradas, para decirme que era yo muy mala mujer porque no iba a la manifestación", le espetó al portavoz de Podemos.

Ayuso se desmarcó, al igual que Cayetana Álvarez de Toledo, de la dirección de su partido y no acudió a la manifestación, a diferencia de otras dirigentes como la vicesecretaria Cuca Gamarra, que fue quien impulsó la participación del PP en el acto.

La oposición vincula la estrategia de Ayuso a la de Trump y Bolsonaro

Las fuentes populares contactadas por este diario aseguran que estas declaraciones no están planificadas y forman parte de la improvisación característica de Ayuso. "Ella es así. Chispeante y ocurrente", señalan. Sin embargo, desde la oposición disienten. Tanto el actual portavoz de Podemos en la Asamblea, Jacinto Morano, como la diputada de Más Madrid, Mónica García, creen que se trata de una estrategia "perfectamente meditada" y no dudan en vincularla con la de Trump o la del presidente brasileño Jair Bolsonaro.

García explica a Público que, a su juicio, se trata de una "clara estrategia de confrontación y de provocación, independientemente de que salga de su personalidad". La diputada considera que esta táctica "también tienes sus límites" y la equipara con la estrategia de Trump de "polarizar y polemizar". "Esto no lo hace únicamente ella, es todo el PP. Casado igual, aunque no lo lleva tan al límite ni a un escenario tan esperpéntico", afirma.

La diputada señala que "el único registro que se le conocía en la Asamblea era un registro polarizador con la izquierda". "Se acerca al papel que juega Vox, provocador, siempre polarizando con la izquierda. En plan: yo siempre seré mala, mi partido será corrupto, habré pedido avales a Avalmadrid, pero, al menos, no gobiernan estos que son el demonio". García asegura que este es el "manual" que el PP lleva haciendo desde que están en democracia. "Los demás asesinos -a nosotros nos lo han llamado en la Asamblea, detalla- y ellos salvadores de la patria. No hay otro registro, no se puede debatir de política nunca".

Mónica García, Más País: "Hacer manifestaciones causales como ha hecho con el 8 de marzo, baja el listón político porque te estás directamente inventando la realidad"

La diputada, que es médica de profesión, asegura que hay una parte que le "chirría" de Ayuso cuando hace declaraciones como las del 8-M. "Hacer manifestaciones causales como ha hecho con el 8 de marzo, que parten de defensas ideológicas, baja el listón político porque no estás hablando de una aproximación a la realidad, te estás directamente inventando la realidad en función de lo que a ti te conviene, es lo más parecido a un curandero o, como llamamos en medicina, las pseudociencias".

"Es realmente grave la manipulación de los datos que es parte de la estrategia Trump, Bolsonaro y toda esta ultraderecha. Me invento los datos y digo que la culpa de los inmigrantes y tengo un público para el que estas fake news tiene su acogida", concluye.

"Que nadie piense que la presidenta es frívola o dice lo primero que se le ocurre"

Morano, por su parte, señala: "Que nadie piense que la presidenta es frívola o dice lo primero que se le ocurre. Esto es una estrategia muy bien calculada, que le sirve para estar permanente presente en los medios y para afianzar los apoyos de sus fieles". El portavoz de Podemos sugiere que el interés de Ayuso es labrarse un "proyecto personal" para aspirar a "desbancar del cargo" -como hacía Aguirre con Mariano Rajoy- a Casado.

"Todos los días nos sorprende con una nueva ocurrencia. A veces de la sensación de que Isabel Díaz Ayuso es a Esperanza Aguirre lo que la última triología a Star Wars, cuando todo parecía que había acabado bien llega Disney y hace una cosa disparatada", añade con sorna. Morano cree que debería dejar los "histrionismos y las frases para la galería a un lado", pero lo ve complicado con un gobierno que, a su juicio, "se dedica a dar espectáculos partidistas".

Más noticias