Público
Público

ENTREVISTA A LA CANDIDATA DE EH BILDU Maddalen Iriarte: "En el oasis vasco hemos visto innumerables casos de corrupción"

La aspirante a lehendakari de la coalición abertzale sostiene que Euskadi  "necesita un giro de 180 grados" en materia de políticas públicas y asegura que está dispuesta a "ganar esta carrera hasta el final". 

Maddalen Iriarte EFE
La candidata de EH Bildu a lehendakari, Maddalen Iriarte, durante un acto electoral en la localidad guipuzcoana de Tolosa. EFE/Javier Etxezarreta

Hace algunos años Maddalen Iriarte presentaba noticias, primero en la radio y luego en la televisión. Hoy las protagoniza en el Parlamento Vasco y, sobre todo durante estas dos últimas semanas, en mítines con mascarillas y distanciamiento obligado. La candidata de EH Bildu a lehendakari cree que aún es posible darle la vuelta a las encuestas y convertirse, precisamente, en la primera mujer al frente del Gobierno Vasco.

A última hora de la mañana del penúltimo día de campaña, Iriarte habla con su entorno más cercano y planifica lo poco que queda ya por planificar: en cuestión de horas Euskadi estará en las urnas. La suerte está prácticamente echada.

¿Existen realmente posibilidades de que el lema "Maddalen Iriarte lehendakari" que hoy vemos en los carteles se convierta en un titular el domingo por la noche?

Lo que sí creo es que hay mucha gente que conecta con los valores de EH Bildu, unos valores de izquierdas, feministas, a favor de las políticas sociales... Mucha gente que conecta también con la necesidad de soberanía para poder implementar esas políticas públicas. Sabemos que entre la gente menor de 45 años somos la primera opción. Lo dije al principio de la campaña: cuando empieza una carrera, estoy dispuesta a ganarla hasta el final.

Los sondeos publicados a lo largo de la campaña mostraban a un PNV muy fuerte... 

Las encuestas se utilizan para moldear la opinión pública y de alguna manera hacer creer que no hay otra opción posible y que no hay partido. Nosotras creemos que sí hay partido, e incluso fuera de partido ocurren cosas. Aquí hay que dar un giro de 180 grados porque el tándem PNV-PSE no puede liderar ciertos cambios en este país. Otro modelo de gobernanza es posible, y la alternativa es EH Bildu.

"El PNV ha abandonado todo lo que pueda suponer el derecho a decidir"

¿Qué ha significado ese tándem PNV-PSE en Euskadi durante estos años?

El Partido Socialista se ha plegado a los deseos del PNV. No hemos visto ninguna política progresista en ningún ámbito. Por su parte, el PNV ha abandonado todo lo que pueda suponer el derecho a decidir de la ciudadanía o una relación distinta con el Estado español, de igual a igual, tal como recogíamos en el acuerdo que hicimos con ellos en torno las bases y principios del autogobierno. Teníamos una gran mayoría para hacer ese camino con tranquilidad, dialogando, negociando con España y con Europa... pero el PNV ha decidido seguir con el modelo actual porque se siente a gusto, y cree que es el dueño de este país.

¿Es viable hablar sobre el derecho a decidir con el Gobierno español?

Un gobierno que se considera democrático debería hablar de todas las cuestiones que se le plantean, máxime cuando sabe que tiene un problema territorial tanto en Catalunya como en Euskal Herria e incluso en Galicia. Negar la posibilidad misma de que ese tema esté sobre la mesa demuestra la calidad democrática del Estado español, algo que tampoco es una sorpresa.

¿Le convence la propuesta de tripartito de izquierdas que plantea Elkarrekin Podemos-IU?

Lo que me parece interesante es hablar de qué se acuerda, qué ponemos sobre la mesa y qué reúne ese acuerdo para mejorar la vida de las personas y ver si permite sentar las bases para dar un giro de 180 grados en sanidad, educación o cuidados. Hay que tener en cuenta que la COVID-19 ha acelerado situaciones que ya estaban muy desgastadas en dichos ámbitos. Esta crisis nos apela a dar soluciones urgentes a los problemas que tiene la gente. También será importante hacer un diagnóstico sobre lo que vamos a necesitar los próximos meses y años.

¿Ha hablado en alguna ocasión con la candidata y secretaria general del PSE, Idoia Mendia, sobre una posibilidad de acuerdo?

Idoia Mendia tiene muy claro que quiere permanecer, y piensa que podrá hacerlo con el PNV. En este momento está absolutamente fuera de la imaginación de cualquiera que Mendia vaya a hacer otra cosa que no sea esa.

A la hora de rechazar ese acuerdo con EH Bildu, desde el PSE se ha empleado el término "suelo ético". ¿Qué le parece

En primer lugar, creo que lo utilizan para buscar una excusa y seguir intentando estar en un acuerdo con el PNV, porque de otra manera yo no entendería que EH Bildu sea quien sostenga el Gobierno de Navarra, que haya permitido que Pedro Sánchez esté en el Gobierno o que tengamos una relación fluida con el propio Sánchez en Madrid. En cuanto al suelo ético, yo misma durante los últimos cuatro años y EH Bildu desde su fundación hemos dejado bien clara nuestra posición: el respeto absoluto de todos los derechos humanos para todas las personas y el rechazo absoluto a todas las vulneraciones. También decimos que hay que cambiar la política penitenciaria y que los presos tienen que estar en Euskal Herria.

"Este país no puede seguir con políticas enchufistas y clientelistas"

Antes hablaba usted sobre la situación que atraviesa Euskadi. ¿Ha habido aquí un mito sobre el "oasis vasco"?

En el oasis hemos visto innumerables casos de corrupción, con un modelo de gobernanza del PNV que ha tenido una idea de propiedad del país y que ha dejado mucho que desear. Lo que en EH Bildu creemos es que este país no puede seguir con políticas enchufistas y clientelistas. Ahora mismo, por ejemplo, con el brote de coronavirus que tenemos en la comarca de Goierri, el lehendakari se empeñó en decirme en el debate electoral que había 19 casos, cuando yo había hablado con el alcalde de Ordizia y sabía que eran 35. No me iba a poner a pelear durante ocho minutos sobre si eran 19 o 35, lo que sí digo es que estamos ante un brote que me preocupa muchísimo y que no tenemos los recursos suficientes para hacer frente a ese brote.

EH Bildu fue una de las formaciones que no respaldó la decisión del lehendakari de convocar elecciones para el día 12 de julio. ¿Lo mantiene?

Cuando decíamos que el 12 de julio nos parecía una fecha muy temprana, era porque había colectivos que necesitaban respuestas urgentes en ese momento: autónomos, pequeños comerciantes u hosteleros. También debo decirle que le presenté cuatro planes distintos al lehendakari, sobre los que no me dijo nada. Eso me extraña, porque lo lógico es que el lehendakari se reúna con la primera fuerza de la oposición para hablar sobre una crisis como esta. Pues bien, en una de las dos reuniones que tuvimos con Urkullu para hablar de elecciones, le pedí que me dijera si aparte de la opción de julio habían hecho estudios para realizar las elecciones otros meses. Nunca me respondió.

Más noticias de Política y Sociedad