Público
Público

Los partidos minoritarios, sin acuerdo en el reparto de diputados para dividir el Grupo Mixto

Tras el rechazo de la Mesa del Congreso a la creación de dos grupos aparte del Mixto, todas las formaciones asumen la necesidad de crear un grupo instrumental para repartir a los 21 diputados sin adscripción de la Cámara. Los partidos se reunirán este jueves para buscar una solución.

Diputados de CCa, NC, Compromís, la CUP y Teruel Existe en el Congreso / EFE

A los partidos minoritarios se les acaba el tiempo para evitar la constitución del Grupo Mixto más grande y heterogéneo de la historia del Congreso. Tras el rechazo de la Mesa a la creación de dos grupos aparte del Mixto, los diputados sin adscripción de la Cámara buscan una solución alternativa, fórmula que deben encontrar antes del viernes, cuando termina el plazo que ha puesto el órgano de gobierno del Parlamento.

Los representantes de estas formaciones están divididos desde el inicio de la legislatura sobre cuál es la mejor fórmula para partir a un Grupo Mixto que sería, a juicio de todos, "ingobernable". Esta situación de posiciones enfrentadas derivó en el registro de dos grupos independientes en los que se repartían los parlamentarios de los partidos más pequeños.

Coalición Canaria, Navarra Suma, PRC y Teruel Existe registraron la creación de un grupo (España Plural) con cinco diputados que, en principio, aglutinaban un 15% de los votos en cada una de las circunscripciones a las que concurrieron en los comicios de noviembre. Sin embargo, la Mesa rechazó su propuesta por no llegar a este 15% y por contar los votos de formaciones que, como Navarra Suma, se habían presentado en coalición con otros partidos a las elecciones.

JxCat, Más País, Compromís y el BNG también registraron su propio grupo: el Grupo Parlamentario Múltiple, que contaba con más de cinco diputados y, según estas formaciones, con más del 5% de los votos a nivel estatal (otro de los requisitos para tener un grupo propio). Estos partidos habían sumado los apoyos de Más País en circunscripciones en las que los de Errejón no habían obtenido ni un escaño, como Barcelona o Asturias, por lo que la Mesa rechazó esta suma y el grupo múltiple perdió su 5%.

Rechazadas las dos propuestas, el órgano de la Cámara decidió dar una prórroga a las formaciones minoritarias para que buscasen una fórmula alternativa con la que dividir al Grupo Mixto. El nuevo plazo de registro de grupos acaba este viernes, y las formaciones siguen divididas a estas alturas.

Tras el rechazo de la Mesa a las propuestas, afirman fuentes parlamentarias, había dos opciones: recurrir la decisión (lo que retrasaría aún más la puesta en marcha de los distintos órganos de las Cortes que quedan por constituir y obligaría a los partidos a justificar unos porcentajes de representación que han sido rechazados tanto por la Mesa como por los letrados de la Cámara), o adoptar la denominada vía de los 15 diputados.

Esta fórmula, defendida desde el principio por partidos como Compromís, permite la constitución de un grupo parlamentario propio cuando se unan, al menos, 15 parlamentarios. No precisa de ningún mínimo en los porcentajes de representación y es la vía que suelen utilizar casi todos los partidos grandes para constituirse en grupo.

Aunque al principio fue rechazada por los partidos que iban a integrar el grupo de España Plural, finalmente estos diputados han aceptado que es la única solución posible. El acuerdo sobre la fórmula ha dado lugar, no obstante, a otro desacuerdo en el reparto. Uno de los objetivos para crear este grupo es el de equilibrar el reparto de parlamentarios entre este órgano y el Mixto, por lo que desde algunas formaciones se ha propuesto que, una vez constituidos, se "traspasen" diputados entre estos grupos hasta dar con una aritmética equilibrada.

Desacuerdos en el 'traspaso' de diputados

La aritmética inicial que se daría al crear este nuevo grupo sería desigual. En el Congreso hay 21 diputados sin adscripción, y para constituir el órgano hacen falta, al menos, 15 (16 en este caso porque es necesaria la concurrencia de JxCat, que dispone de ocho parlamentarios en la Cámara), por lo que el reparto daría lugar a un grupo mixto con 5 diputados y otro alternativo con 16.

Los partidos minoritarios, que se reúnen este jueves para tratar de desencallar la situación, necesitan llegar a dos tipos de acuerdo: un pacto sobre el reparto y las "trasferencias" de diputados entre grupos, por un lado, y la elección de los diputados (y los partidos) que se quedarían en cada grupo, por otro. "No queremos un grupo tan potente y que luego el beneficioso sea el Grupo Mixto, porque habrá menos formaciones", comenta el portavoz de Teruel Existe, Tomás Guitarte.

Lo que se baraja en la actualidad, según el propio Guitarte, es una fusión entre los grupos (ya rechazados por la Mesa de la Cámara) Múltiple y España Plural. "Estarían los que formaban el grupo múltiple (JxCat, Más País, Compromís y el BNG) y nos incorporaríamos Coalición Canaria, PRC y Teruel Existe; seríamos cuatro diputados que formaríamos un grupo de 16. Entendemos que al menos ese grupo ya no tiene ningún impedimento jurídico y que podría salir adelante". En el Mixto se quedarían la CUP (con dos diputados), Navarra Suma (con otros dos) y Foro Asturias (con uno).

"Todos estamos de acuerdo en que se debe partir el grupo por la vía del 15, pero no está claro cómo va a ser ese reparto, dónde nos vamos unos y otros. También está por ver si los 15 se quedan en ese grupo de forma definitiva o no", comentan fuentes de las negociaciones. "Tiene que haber acuerdos previos sobre quiénes lo forman, quiénes lo mantienen y sobre quién se va a ir en el futuro al Grupo Mixto para equilibrar", avanza el portavoz del PRC, José María Mazón.