Público
Público

Bipartidismo El PP no pactará más decretos ley con el Gobierno en lo que queda de legislatura

"La legislatura está agotada, no se aprueba nada más", dicen desde la dirección del partido de Pablo Casado. La ruptura del acuerdo para renovar el CGPJ hizo mella en el diálogo entre 'populares' y socialistas, ahora enrarecido por los PGE y Catalunya.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El presidente del PP, Pablo Casado, posa para los medios al inicio del pleno del debate de las enmiendas a la totalidad del proyecto de Presupuestos para 2019, en el Congreso. EFE/Fernando Villar

El PP no va a pactar más Reales Decretos con el Gobierno en lo que queda de legislatura. Acuerdos como el de Radio Televisión Española, el Pacto de Toledo, el Consejo General del Poder Judicial y el del Consejo de Seguridad Nuclear no se volverán a reeditar. Fuentes del entorno de Casado apuntan a que "no van a asumir más costes" porque desde el Gobierno "tratan de desacreditan" en público lo que se pacta en privado.

"La legislatura está agotada - afirman desde la dirección del PP - no se aprueba nada más". Lo cierto es que la ruptura del acuerdo para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) hizo mella en el diálogo entre 'populares' y socialistas, más allá de tensa relación entre sus dos líderes, que desde octubre no tienen trato sin contar con los debates y actos del Congreso.

Desde la dirección 'popular' confiesan que Casado le propuso a Sánchez "una gran coalición", es decir, presupuestos consensuados entre ambas formaciones y un apoyo tácito a la aplicación del 155 en Catalanya con la condición de no "ceder" ante los independentistas. Aunque voces cercanas al presidente del PP tildan de "suicidio político" este pacto - Casado acaba de ser nombrado nuevo presidente del PP-, subrayan que éste estaba dispuesto a asumir el coste electoral.

Pero el apoyo a la renovación del CGPJ no convenció demasiado a según qué voces 'populares', que criticaron el acuerdo por "favorecer a los socialistas", pues once de los veinte candidatos "eran progresistas". El PP cedió a cambio de tener la presidencia "de su lado". El conservador Manuel Marchena, un magistrado conocido por su afinidad en favor del PP, era el designado para presidir el citado organismo.

Poco después (y puede que para 'tranquilizar' a los más escépticos) llegó el mensaje de WhatsApp de Ignacio Cosidó, portavoz del PP en la Cámara Alta, a todos los senadores de su grupo. En él, tachó el pacto de "jugada estupenda" y explicó: "Con la negociación, el PP tiene 9 vocales más el presidente (10) y el PSOE tiene 11", insistía Cosidó. El portavoz, además, mostró también su satisfacción con la elección de Manuel Marchena como nuevo presidente CGPJ. "Obtenemos lo mismo numéricamente, pero ponemos un Presidente excepcional, (...) un gran jurista con una capacidad de liderazgo y auctoritas para que las votaciones no sean 11-10 sino próximas al 21-0. Y además controlando la sala segunda desde detrás y presidiendo la sala 61".

Tras la polémica, el PP fue el primero en quitar la firma del acuerdo, al que siguieron PSOE y Podemos. Desde el entorno de Casado son conscientes de que este pacto es, a día de hoy, un arma política de rivales como Ciudadanos para cargar contra ellos, por lo que han dicho "basta" a reeditar estos pactos en el futuro.

Más noticias en Política y Sociedad