Público
Público

Restricciones Madrid Sanidad pidió por dos veces a Madrid reunirse tras el fallo del TSJM, sin obtener respuesta

La pugna política de Díaz Ayuso con el Gobierno provoca una situación de desconcierto absoluto entre los ciudadanos, mientras las autoridades madrileñas les piden que no salgan de la ciudad pese a que nada se lo prohíbe.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto a los consejeros de Hacienda y Función Pública Javier Fernández-Lasquetty y Justicia, Enrique Lopez, al inicio del pleno de la Asamblea de Madrid. / EFE (Chema Moya)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto a los consejeros de Hacienda y Función Pública Javier Fernández-Lasquetty y Justicia, Enrique Lopez, al inicio del pleno de la Asamblea de Madrid. / EFE (Chema Moya)

beatriz asuar / marta monforte

La batalla de la Comunidad de Madrid con el Gobierno en la lucha contra el coronavirus suma un nuevo capítulo. La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de tumbar las restricciones a la movilidad en Madrid capital y otros nueve municipios, ordenadas por el Ministerio de Sanidad tras el acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud, ha provocado el desconcierto en ambas Administraciones.

La inoperancia del Gobierno de Ayuso ha empeorado la situación. El Ministerio de Sanidad ha mandado dos peticiones formales de reunión a la Comunidad de Madrid para este mismo jueves por la tarde, según confirman fuentes gubernamentales a Público. Sin embargo, el Ejecutivo autonómico, pese a que la presidenta había solicitado dicha reunión, no ha contestado a ninguna de las dos peticiones.

En medio del pulso político, los ciudadanos madrileños no entienden si con la decisión del TSJM hay ahora confinamiento o si no lo hay. Tres semanas de cambios y de nuevas órdenes llevan a esta confusión, mientras se pide a los ciudadanos que no salgan de Madrid, pese a que nada se lo prohíbe.

El vicepresidente madrileño Ignacio Aguado ha pedido a través de Twitter a los madrileños que no se desplacen: "Entiendo la incertidumbre y el hartazgo que pueden sentir muchos madrileños hoy. La responsabilidad individual también evita contagios y salva vidas", ha escrito. 

El Gobierno de Madrid, encabezado por Isabel Díaz Ayuso, desde el primer momento se negó a impulsar las medidas que pedía el Ministerio de Sanidad. Para primera hora de este viernes se ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario para analizar las medidas a tomar, entre las que figura la declaración de estado de alarma para la comunidad autónoma. La reunión del Gabinete de Pedro Sánchez, además, servirá también para tapar las lagunas legales que llevaron al TSJM a anular las restricciones a la movilidad en las capital y en otras nueve localidades.

El argumento que esgrime este tribunal es que la Orden estatal supone una restricción a los derechos fundamentales de los ciudadanos, como la libertad ambulatoria, medida que sólo puede ser aprobada por las Cortes Generales. 

Además de la reunión del Consejo de Ministros, se prevé que este viernes por la mañana se reúna el Grupo Covid-19, conformado por el ministro de Sanidad Salvador Illa, el vicepresidente Ignacio Aguado, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darías, y el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, para tratar la nueva situación de la región.

La presienta regional mantuvo una reunión con su gabinete de crisis este jueves por la mañana y, por la tarde, el consejero de Sanidad departió con su equipo más cercano. Según confirmaron a este medio, los técnicos están trabajando en la nueva orden que quieren proponer al Ministerio de Sanidad este viernes. En esta dirección, señalan que será una orden similar a las ya tomadas por la Comunidad de Madrid, consistentes en restringir la movilidad por zonas básicas de salud o, dando un paso más allá, por distritos dentro de la capital. 

Illa lleva semanas alertando de los preocupantes datos de la Comunidad de Madrid en número de contagios, que sitúan a la región la cabeza de Europa, datos que siempre se rebajan desde el gobierno autonómico. Es más, varios dirigentes del Partido Popular —uno de los partidos que conforman la coalición del Gobierno en Madrid— han acusado en repetidas ocasiones a Illa de no seguir criterios científicos, sino políticos, en su decisión de restringir los movimientos en la capital.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también se ha pronunciado poco después de conocer el fallo del Tribunal Superior de Justicia madrileño y ha asegurado que es preciso "poner todos los instrumentos y medidas encima de la mesa", sin descartar el estado de alarma. Por su parte, Díaz Ayuso ha solicitado consensuar unas medidas "sensatas justas y ponderadas" para todas las autonomías. "Nadie entiende las normas, no saben lo que pasa", ha señalado durante su comparecencia sin preguntas.

Ayuso ha criticado que las decisiones del Ministerio han sido "precipitadas, no consensuadas y que afectaban a derechos fundamentales de millones de ciudadanos". "Así lo han entendido también los tribunales", ha remarcado, dando a entender que la decisión del TSJM le da la razón sobre el rechazo a las restricciones de movilidad.

Madrid necesita medidas de forma urgente

Mientras la Comunidad de Madrid no se reúne con el Ministerio de Sanidad, la situación en la región sigue siendo muy alarmante. "Es muy grave. Falta conciencia en políticos y jueces", comenta Joan Caylà, portavoz de la Sociedad Española de Epidemiología. 

La incidencia en Madrid ha bajado mucho en los últimos días, pero sigue siendo muy elevada respecto a la media estatal y, aún más, respecto a lo recomendado internacionalmente. Este jueves se sitúa en 526 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. La media estatal está en 256 y los organismos internacionales recomiendan que sea inferior a 50.

Ante esto, y al contrario de lo que piensa la Comunidad de Madrid, el Ministerio de Sanidad cree que las restricciones de movilidad por zonas no son suficientes para bajar la incidencia. Los expertos coinciden. Los confinamientos y medidas como el cierre de bares se marcan en los países europeos más próximos, como Alemania o Francia, cuando la incidencia supera los 50 o 100 casos.

Pese a la gravedad, ahora los ciudadanos no saben si el próximo lunes podrán salir o no de sus municipios. Y, además, la decisión del TSJM trasciende los límites de la región madrileña porque está pendiente que los tribunales de Castilla y León se pronuncien sobre los confinamientos de Palencia y León anunciados esta semana.

Más noticias de Política y Sociedad