Público
Público

Al colegio en carretilla Una niña recorre cada día casi cuatro kilómetros en carretilla por no tener derecho al bus escolar por tan solo 97 metros

La normativa exige que para poder optar a una plaza en el transporte público para ir al colegio la distancia mínima tiene que ser de 2.000 metros. Su casa está a 1.903 del centro educativo.  

Ubicación del Colegio Público Leirado./ GOOGLE MAPS

PÚBLICO

Desde la parroquia del municipio pontevedrés de Salvaterra de Miño hasta el colegio público Leirado hay una distancia que no llega a los dos kilómetros por 97 metros. Este es el camino que debe recorrer cada día Fátima Pino a pie para llevar a su hija de cuatro años a la escuela, a la que, tras estropearse su coche, se ve obligada a transportar en una carretilla, según ha informado La Voz de Galicia. "Lo medimos con rueda topográfica y hay 1.903 metros. Por 97 mi hija no tiene derecho a transporte y el próximo curso empieza la otra, con lo que ya serán tres los niños de esta zona que no irán en autobús, porque hay otro más", ha manifestado Fátima en declaraciones al citado diario. La normativa exige que para tener derecho al transporte público escolar la distancia mínima tiene que ser de dos kilómetros. 

La familia se ha dirigido en varias ocasiones a la Xunta y al Concello de Salvaterra para reclamar una solución, tanto verbalmente como por escrito, pero por el momento no han obtenido ninguna respuesta que ponga fin a este problema. Consideran que en relación a esta norma debería existir un mínimo de flexibilidad. Además, según apunta Fátima, existe una opción detransporte gratuito para actividades extraescolares. 

La madre de la pequeña cree que la normativa no debe ser tan estricta, que debe existir cierta flexibilidad. "Antes había unas ayudas de la Xunta, pero ya no existen. No me voy a comprar un coche, porque con lo que vale da para muchas comidas. Si no se soluciona, no sé cómo vamos a hacer el próximo curso. No vamos a poder con las dos en la carretilla", ha explicado a La Voz de Galicia.

El Concello ha confirmado que está al tanto del caso y que se está estudiando. El 15 de abril la familia puso la última reclamación, pero todavía espera respuesta. Por el momento tanto el centro como la Asociación de padres se ha hecho eco de la situación y esperan encontrar una solución.

Según informa el medio local, la Consellería de Educación afirma que si hay menos de dos kilómetros entre el domicilio y el colegio —estando escolarizados en el área que les corresponde— para poder utilizar el transporte escolar tiene que haber una ruta ya establecida con una plaza libre por lo menos. Por ello, tendría que hacerse una autorización excepcional para cada curso escolar, aunque, en cualquier caso, analizarán este asunto. 

Más noticias