Público
Público

Justicia para Samuel La investigación por el crimen de Samuel sigue abierta pendiente de determinar si hubo un delito de odio

Se levanta el secreto de sumario del violento asesinato a golpes del joven coruñés en la madrugada del 3 de julio. La Policía Judicial ha entregado dos informes de ADN a la jueza que "implican directamente a los dos principales autores de los hechos". Samuel Luiz fue golpeado con una botella de cristal y se investiga si también con un objeto metálico.

Vista de las flores y los mensajes dejados en el lugar en el que fue asesinado Samuel Luiz.
Vista de las flores y los mensajes dejados en el lugar en el que fue asesinado Samuel Luiz. EFE

Los detenidos por el crimen de Samuel Luiz, a los que se les imputa un delito de homicidio o asesinato consumado, también están siendo investigado por otro de homicidio en grado de tentativa por las lesiones que causaron a Ibrahima Diack, el hombre senegalés que auxilió a la víctima mortal. El joven murió tras una brutal paliza grupal en A Coruña, perpetrado por una "jauría humana" y al grito de "maricón".

En una comparecencia, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones; el jefe superior de Policía de Galicia, José Luis Balseiro; y el comisario jefe de la brigada provincial de la Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía, Pedro Agudo, han detallado que Ibrahima "cubrió con su cuerpo" a Samuel recibiendo por ello "agresiones que pudieron acabar con su vida".

Por ello, ha señalado Miñones que también se les investiga por un delito de homicidio, o asesinato, en grado de tentativa al senegalés al que ya se le ha concedido su permiso de residencia por intentar ayudar a Samuel.

Todo ello lo ha explicado durante una comparecencia en la sede de la Delegación del Gobierno en Galicia, en la que ha abordado la investigación del crimen de este chico de 24 años, una vez que se ha levantado el secreto de sumario.

Si bien, la Policía Nacional mantiene abierta la investigación por el crimen y analiza, entre otras cuestiones, si las pruebas recabadas podrían concluir en que detrás de la motivación hubo un delito de odio. Sobre esta cuestión, el delegado del Gobierno en Galicia, y ante la posibilidad de que detrás de lo sucedido hubiese una agresión homófoba, ha explicado que va a ser la jueza la que dictamine "si existe ese delito de odio". Por otra parte, los investigadores del crimen no descartan nuevas detenciones, según ha confirmado Pedro Agudo.

Con todo, el jefe superior de Policía de Galicia ha explicado que tras 41 testificales recabadas y el volcado de datos obtenidos, entre otros, de las redes sociales y en el que se sigue trabajando, se siguen objetivando las "circunstancias" en una investigación que sigue abierta. "Se está trabajando con exquisitez en la movitación de la agresión", ha afirmado Balseiro, que ha añadido que "a fecha de hoy no está comprobada esa motivación". "Pero no están cerradas esas líneas", ha dicho Balseiro.

Una botella y un objeto metálico

Samuel fue golpeado con una botella de cristal y se investiga si también con un objeto metálico, ha informado por su parte el comisario jefe de la brigada provincial de la policía judicial de la Jefatura Superior de Policía. En esta línea, Agudo ha detallado que se baraja la implicación de un objeto metálico, y que se está a la espera de la resolución de una esclarecedora prueba de ADN; y la mencionada botella de cristal. De esta última "pensamos que se rompió contra la víctima", ha subrayado el comisario, que ha confirmado sin duda el uso de la botella como arma.

Miñones  ha remarcado sobre este asunto que "el menos en dos coinciden los perfiles", en referencia a los dos primeros que agredieron a Samuel y que fueron también los primeros detenidos tras "una agresión continuada, en 150 metros". El comisario Pedro Agudo ha confirmado que se encontraron perfiles de ADN tras el análisis del propio cuerpo de Samuel, de la ropa del fallecido y la botella de cristal" que, según ha expuesto, se utilizó también para agredir a Samuel.

ADN decisivo en dos acusados

Asimismo, Miñones ha indicado que la Policía Judicial ha entregado dos informes de ADN a la jueza que "implican directamente a los dos principales autores de los hechos" que acabaron con la vida de Samuel Luiz.

Además, ha precisado el delegado que la investigación policial cuenta con 36 pruebas testificales y ha contado que la agresión duró "seis minutos fatales", pues comenzó a las 2.58 horas y finalizó a las 3.04 horas de la madrugada del 3 de julio.

De los seis detenidos, tres permanecen en prisión provisional, una ha sido puesta en libertad con comparecencias en el juzgado y dos menores han sido internados en un centro.

Más noticias