Público
Público

Medio Ambiente La Eurocámara pone fecha de caducidad a los plásticos de un solo uso 

En 2021 desaparecerán los plásticos de un solo uso, como platos, cubiertos, pajitas y bastoncillos para los oídos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Desaparecerán los plásticos de un solo uso./EFE

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles el acuerdo alcanzado con los Gobiernos de la Unión para que en 2021 desaparezcan los plásticos de un solo uso, como platos, cubiertos, pajitas y bastoncillos para los oídos, como ya mencionaron en enero. El hemiciclo ha dado luz verde al acuerdo por 560 votos a favor, 35 en contra y 28 abstenciones.

Otros productos a eliminar serán los plásticos oxodegradables y contenedores alimenticios y tazas de poliestireno. El texto también establece nuevos objetivos de reciclaje para las administraciones públicas e impone nuevas responsabilidades a los fabricantes.

Los Estados miembros tendrán que recuperar el 90% de las botellas de plástico en 2029

Los Estados miembros tendrán que recuperar el 90% de las botellas de plástico en 2029. También de cara a 2025, el 25% del plástico de las botellas deberá ser reciclado (y el 30% en 2030).

Igualmente, los fabricantes estarán obligados a incluir en el etiquetado advertencias sobre el impacto medioambiental de los cigarrillos con filtros de plástico, las tazas de plástico, las toallitas húmedas y las compresas higiénicas.

Asimismo, tendrán más responsabilidad los fabricantes de aparejos de pesca, que tendrán que asumir el coste de la recogida de redes perdidas en el mar. Según la Comisión Europea, más del 80 % de la basura hallada en el mar es plástico.

Los productos cubiertos por esta legislación constituyen el 70 % del total de los desechos marinos. Debido a su lento proceso de descomposición, el plástico se acumula en mares y playas, en la UE y en el mundo y es ingerido por los animales, como tortugas, focas, ballenas y aves, y también por peces y mariscos, por lo que acaba llegando a nuestros platos

El objetivo es reducir a la mitad los desperdicios de estos productos con el objetivo de evitar daños sobre el medio ambiente

En el caso de otros elementos para los que no existen por el momento alternativas mejores al plástico, la Unión Europea apuesta por incentivar su reciclado, por ejemplo en lo que se refiere a los aparejos de pesca, para asegurar que no son arrojados por la borda en alta mar, sino que la flota regresa a tierra con ellos y los recicla.

El objetivo es reducir a la mitad los desperdicios de estos productos con el objetivo de evitar daños sobre el medio ambiente que supondrían unos costes de 230.000 millones de euros en 2030 y la emisión de 3,4 millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono (CO2) ese mismo año.

El vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, ha destacado en el debate que ha tenido lugar antes de la votación que la directiva "pone a la economía de plásticos europea en una senda sostenible" y a la UE "a la vanguardia de la acción global".

En su opinión, la nueva legislación "ayudará a cambiar el modo" en el que el bloque comunitario diseña, consume y gestiona los productos de plástico y reducirá "significativamente" el impacto de la contaminación de los plásticos en el medio ambiente, especialmente sobre el medio marino. "Si no cambiamos ya nuestras formas, ahogaremos nuestros océanos con plásticos, las evidencias científicas son innegables", ha advertido el holandés.

Portugal ha querido adelantarse a la prohibición de estos materiales

El gobierno portugués quiso evidenciar el pasado mes de febrero su compromiso con las políticas medioambientales y decidió adelantar al resto de la Unión Europea prohibiendo estas sustancias un año antes, en 2020. El próximo año será, por tanto, el año en que Portugal vetará la venta de bastoncillos de algodón y cubiertos, platos y pajitas de plástico. La medida afecta también a los restaurantes, cafés y demás establecimientos públicos que implementen estos materiales.

Más noticias en Política y Sociedad