Público
Público

PP y PSOE vetan a la eurodiputada que logró que Bruselas pidiera un informe sobre el accidente del Alvia

La europarlamentaria del BNG Ana Miranda ha sido invitada por ERC para asistir como invitada a la sesión  de la comisión de investigación del Congreso, pero no se ha permitido su presencia en la sala.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 8

La eurodiputada del BNG Ana Miranda viendo en un monitor en una sala del Congreso de los Diputados la comparecencia de Christopher Carr, jefe de Seguridad Ferroviaria europeo.

Christopher Carr es el jefe de la Unidad de Seguridad Ferroviaria Europea que firmó el informe que la Comisión Europea encargó sobre la investigación española del accidente del Alvia del 24 de julio de 2013. Ese accidente provocó 80 muertes e hirió a 152 personas cuando el tren descarriló por circular a 179 km/h en la curva de Angrois, donde el límite de velocidad es de 80.

Carr firmó que la investigación que hizo la CIAF, la Comisión de Investigación de accidentes ferroviarios, no había sido independiente ni suficiente sobre los motivos que provocaron el accidente, más allá del error humano del maquinista.

Este miércoles, en el Congreso de los Diputados, donde ha comparecido ante la comisión de investigación de este siniestro, ha vuelto a afirmar que esa investigación independiente hay que hacerla “para que aprendamos todos”, a pesar de que los diputados le han recordado que los responsables de Adif, de Renfe y del Ministerio de Fomento se niegan a reabrir el caso.

Su comparecencia era importante, por eso Ana Miranda, la hoy eurodiputada del BNG que consiguió llevar el caso a Europa y que la Comisión Europea encargara este informe, se ha trasladado desde Estrasburgo a Madrid para escuchar sus declaraciones.

Con su pase de europarlamentaria ha entrado en el edificio pero no ha podido entrar en la sala. El presidente de la comisión, Feliu-Joan Guillaumes, del PdeCat, ha intentado tranquilizarla a la entrada sin darle más explicaciones. Gabriel Rufián, el diputado de ERC en esta comisión, que la invitó, ha intentado que otros diputados también protestaran.

Ana Miranda, en declaraciones a Público, explica que los letrados le han dejado bien claro que no ha podido entrar por una “cuestión política y no jurídica”. “PP y PSOE me han vetado, así de claro”, afirma rotunda. En la mesa de la comisión decidieron que no entrara “porque hago demasiado ruido”.

Ana Miranda sigue detrás de su denuncia puesta en 2017 ante la Comisión Europea para que “España trasponga toda la normativa europea necesaria para que no vuelva a ocurrir un accidente como el de Angrois”. “Voy a ir hasta el final”, promete. “Es nuestra única esperanza, es una cuestión de seguridad ferroviaria”, dice.

“Estoy indignada, esperaba más de los socialistas”, dice. “La Comisión Europea sí me recibe, la comisaria de transportes sí me recibe, la Agencia Ferroviaria también me recibe y el Congreso del Estado por el que soy electa no me deja entrar, en un tema en el que he puesto algo de luz y sobre todo algo de apoyo moral a las víctimas. Eso es lo triste”, concluye.

(Habrá ampliación)

Más noticias en Política y Sociedad