Público
Público

Aborto Sanidad planea cambiar la ley para priorizar el aborto farmacológico al quirúrgico antes de la semana 9

El Ministerio de Sanidad va a sacar una consulta pública para modificar el Real Decreto que regula la prestación a la interrupción voluntaria del embarazo para "facilitar" el método farmacológico y que esto recaiga sobre el sistema público sanitario.

Manifestación de Madrid con motivo del Día Internacional por la Despenalización del Aborto./ EFE
Manifestación en Madrid con motivo del Día del Aborto./ EFE.

La Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad sacó esta semana a consulta un proyecto de modificación del Real Decreto de Garantía de la Calidad Asistencial de la Prestación a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). El objetivo de la modificación es "facilitar" el aborto mediante fármacos antes de las nueve semanas. El Ministerio de Sanidad sacó a consulta un texto inicial, pero se ha eliminado porque aún "se está ajustando el detalle del procedimiento administrativo para poder iniciar dicho trámite". En los próximos días se publicará otro texto que también tendrá como objetivo fomentar este método y que se haga desde el sistema sanitario público.

Desde el Ministerio de Sanidad confirman a Público que se está preparando la modificación y, aunque aún no esté el texto definitivo, sí que indican que se va a "actualizar toda la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo con un nuevo desarrollo que facilite la IVE farmacológica en menos de 9 semanas en la Sanidad Pública". "Esto implica especificar las instalaciones, equipamiento y marco básico de prestación de esta modalidad, de forma que no sea ya necesario el uso exclusivo de instalaciones quirúrgicas para su prestación. Así lo acordaron el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas en la Comisión de Salud Pública", añaden.

Según explican estas fuentes, lo que se quiere hacer es regular todo el procedimiento de la IVE con este método ya que hasta ahora no se ha recogido en la norma. De esta forma, todas las comunidades autónomas podrán facilitar esta opción. Esto se hará desde los centros de Atención Primaria extra hospitalaria.

La Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI) ha criticado el texto que ha salido a consulta pública al considerar que la modificación hará que "las mujeres solo podrán abortar en nuestro país a través del método farmacológico en centros ambulatorios públicos sin tener en cuenta sus circunstancias personales y médicas". Desde ACAI insisten en que esto "acabará privando a las mujeres de un método eficaz y seguro como es la técnica instrumental, imponiendo el aborto con medicamentos". "Es imprescindible la convivencia y la defensa de los dos métodos complementarios, farmacológico e instrumental", aclaran.

Además, desde el Ministerio de Igualdad avisan que no ven con buenos ojos una modificación que haga que el método farmacológico sea el único disponible. La ministra Irene Montero se ha posicionado por Twitter este viernes: "El aborto farmacológico nunca debe ser la única opción, ni siquiera la prioritaria".

La propuesta del Ministerio de Sanidad

Sanidad plantea en la consulta pública inicial que los centros de Atención Primaria extra hospitalaria sean los encargados de dar esta prestación. De esta forma alegan que se resolverían varios problemas como la sobrecarga hospitalaria del Sistema Nacional de Salud o la atención desde el sistema público a esta prestación sin tener que recurrir a la sanidad privada. Según los datos de Sanidad, más del 85% de interrupciones voluntarias del embarazo se realizan en instalaciones privadas.

Desde ACAI alegan sobre este argumento que los centros acreditados concertados han sido los que han sostenido las IVA porque "el personal de los centros públicos ha evitado realizar esta prestación sanitaria entre otras razones porque se han visto afectados por una objeción de conciencia fundamentalmente profesional y porque no han sido formados en las técnicas IVE ya que el aborto provocado no es materia curricular en las carreras ni de Medicina ni de Enfermería". 

Desde el ministerio plantean que "los avances científico-técnicos han ido modificando el método de aplicación, lo que ha llevado al uso del método farmacológico en la actualidad, dada su utilidad y facilidad de uso". Según el texto de la consulta pública, este método "conlleva unas complicaciones inferiores al 5% en todos los estudios y publicaciones que se han realizado sobre los mismos". Argumentan también que "varias comunidades están desarrollando centros extra hospitalarios" y que en países de nuestro entorno como Francia el método farmacológico "es la elección del 67% de las usuarias".

Otro argumento del Ministerio de Sanidad para justificar esta modificación es que es "más económico" por el bajo coste de los fármacos así como por la reducción del coste total en comparación con el quirúrgico por las instalaciones que este requiere.

Otras solución alternativa a los problemas planteados se sostiene que es "la obligación de que los centros públicos hospitalarios atendieran esta demanda" pero alegan que esto sería "complejo y difícil de aceptar por el personal y responsables sanitarios".

Más noticias de Política y Sociedad