Público
Público

Victoria Rosell pide un esfuerzo a los jueces para que prohíban a los padres maltratadores visitar a sus hijos

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género asegura que "siempre será mejor reparar un régimen de visitas que tratar de reparar una infancia rota o de reparar un asesinato".

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, da a conocer los datos del mes de enero del 016 y analiza la situación de la violencia machista en España (17/02/2022).
La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, da a conocer los datos del mes de enero del 016 y analiza la situación de la violencia machista en España (17/02/2022). Miguel Oses / Europa Press

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha reclamado a los jueces un esfuerzo para aplicar la reforma de la ley de septiembre de 2021 que prohíbe las visitas de los niños a sus padres maltratadores.

Rossell se ha pronunciado así al ser preguntada en una entrevista en RNE por el asesinato este domingo de un niño de 11 años por su padre -que tenía una orden de alejamiento de su pareja- en un domicilio de la localidad valenciana de Sueca, que fue descubierto cuando la madre acudió a recoger a su hijo.

La Delegación de Gobierno está recabando datos de este asesinato, que sería el primer menor de edad asesinado por violencia vicaria en 2022, y el número 47 de menores asesinados por sus progenitores de 2013.

En relación con el asesinato del menor de Sueca, Rosell ha asegurado que todavía no se sabe "si había régimen de visitas establecido antes o después de la condena de violencia de género", pero ha insistido en que "un maltratador no puede ser buen padre".

Un juez suspendió cualquier régimen de visitas

Después de la entrevista, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha informado de que en agosto de 2021 el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Sueca, con competencias en materia de violencia sobre la mujer, celebró un juicio rápido contra el hombre y le condenó a ocho meses de alejamiento y prohibición de comunicación con respecto a su exmujer, a quien otorgó la custodia y patria potestad del menor suspendiendo cualquier régimen de visitas respecto del hijo.

Sin embargo, los cónyuges ratificaron en septiembre de 2021 el convenio regulador de custodia compartida que habían acordado en julio en su demanda de divorcio y ninguno de ellos informó al juzgado de Familia de la existencia de un procedimiento penal por malos tratos y de la suspensión del régimen de visitas.

"Hay madres, incluso con alejamiento pero que sus hijos no tienen esa medida de protección, que tienen esos regímenes de visitas y viven angustiadas pensando en la violencia vicaria; no puede hacerme daño a mí pero sí a mis hijos", ha explicado Rosell antes de conocer esos detalles del caso.

Rosell: "Siempre será mejor reparar un régimen de visitas que tratar de reparar una infancia rota o de reparar un asesinato"

"La ley dice que debe suspenderse, que los regímenes de visitas que existieran se suspenderán; me temo que en general no se ha hecho ese esfuerzo de revisar todos esos regímenes de visitas con la mayor prontitud como cuando entra en vigor un Código Penal, esa reforma del Código Civil que ya lleva muchos meses, entró en vigor en septiembre de 2021 y su revisión podría salvar vidas", ha añadido.

En el caso de que no haya sentencia condenatoria -que en este caso sí la hay-, los jueces podrían aplicar una privación cautelar, "pero siempre será mejor reparar un régimen de visitas que tratar de reparar una infancia rota o de reparar un asesinato".

Víctimas de violencia vicaria

Para Rosell todavía se puede mejorar la legislación de violencia de género en relación con la violencia vicaria, por ejemplo facilitando que las madres cuyos hijos hayan sido asesinados por sus padres sean consideradas víctimas directas y puedan acceder a las ayudas contempladas en la ley. En este sentido, estas madres han denunciado sentirse desprotegidas por el Estado

"Faltan cosas en las ayudas, estas madres necesitan ayudas psicológicas y económicas, nos reclaman el cambio de apellidos, que lleves el apellido de tu asesino si se hace un homenaje a los niños es todavía más traumático", ha aseverado.

El PP se pliega al discurso negacionista de Vox

En las últimas semanas, el principal partido de la oposición se está plegando sin tapujos al discurso negacionista de Vox con respecto a la violencia machista. La irrupción del partido de ultraderecha en el Gobierno de Castilla y León ha hecho que el PP se arrastre hacia posiciones que antes no compartía. 

Primero, el PP firmó un pacto en Castilla y León con Vox para eliminar el reconocimiento de la violencia de género. Después, el consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, afirmó que el concepto de "violencia intrafamiliar" puede ser preferible al de "violencia de género" por ser más "representativo de la sociedad". Y hasta el propio Alberto Núñez Feijóo, que acaba de ser proclamado como nuevo líder del PP, distinguió hace unos días entre la violencia machista y la intrafamiliar. "Son dos tipos de violencia que existen y son perfectamente compatibles", dijo antes de afirmar que si un padre mata a sus hijos "no es violencia machista, es intrafamiliar".

Más noticias