Diario Público
Diario Público

Covid-19 ¿El 8-M, el culpable de todos los males? Viajemos al pasado para analizar la demagogia de la derecha con el coronavirus

La emergencia del coronavirus ha traído consigo un aumento muy peligroso en los niveles de los conocidos como 'expertos a posteriori' (muy bien representados por el 'capitán a posteriori'). Es muy sencillo pensar a toro pasado qué se podía haber hecho, pero es muy difícil saber qué hacer en el momento. Los motivos son las propias características de la Covid-19, un virus muy complicado de contener, que se transmite cuando los pacientes tienen síntomas muy leves o incluso no los tienen. Es decir, que cuando se empieza a detectar casos ya hay muchos contagios. Prueba de ello es que ha pasado lo mismo en muchos países y que incluso hoy algunos son reticentes a tomar medidas expeditivas.


Sin embargo, la demagogia no entiende de lógica y ya estamos viendo a responsables de la derecha cargar contra el Gobierno. Pero además hemos visto a políticos del PP y de Vox centrando muy especialmente sus críticas en la celebración de la manifestación feminista del 8-M.


También muchos medios de comunicación han optado por la misma estrategia, que les permite matar dos pájaros de un tiro: cargar contra el Gobierno y contra el feminismo. Además la idea de que la situación actual se debe a la huelga feminista está calando en las redes sociales de la derecha:

Vista la situación actual está claro que no debió haberse celebrado. Pero, ¿es lo único que tenía que haberse suspendido? ¿No hubo más actos multitudinarios esos días? Pues sí y muchos. Y en varios de ellos participaron o convocaron tanto PP, como Vox o Ciudadanos. Veamos:

Fútbol, congresos, misas...

El mismo día 8 se celebraron decenas de actos en toda España con decenas de miles de personas. Partidos de fútbol de primera división como el Betis-Real Madrid (puede verse como estaban las gradas), el Osasuna-Espanyol, el Valladolid-Athletic, el Levante-Granada, el Villarreal-Leganés... También encuentros de Segunda División, partidos de baloncesto de la Liga ACB, por no hablar de otros deportes. Punta Umbría (Huelva) acogió en Campeonato Europeo de Duatlón.

Y muchos más: en Madrid el IFEMA acogió el congreso Aula 2020 desde el 4 hasta el 8, dentro de la Semana de la Educación. El día anterior, una noticia de EFE decía que "los organizadores de este evento esperan la afluencia de más de 100.000 visitantes en la edición de este año". Tampoco se suspendió, pero no hablan de él. Tampoco se cerraron museos, ni bares, ni discotecas.

El día 11 de marzo, tres días después del 8-M, las misas no se habían suspendido aún. Telemadrid explicaba en una noticia que los templos habían retirado el agua bendita, y habían dejado de comulgar en la mano o de darse la paz y otras medidas, pero se seguían celebrando oficios religiosos.

Transportes públicos hasta la bandera

Simplemente imaginar la cantidad de gente que esos días viajaba apilada en el Metro a sus trabajos en ciudades como Madrid deja pálidas las cifras de asistencia a las manifestaciones feministas:

Actos del PP, de Vox...

El nivel de críticas hace suponer que si se hubieran suspendido las marchas feministas, la crítica se hubiera mantenido pero en otro sentido. Solo hace falta recordar que el propio 8-M Vox celebró en el pabellón de Vistalegre un mitin antifeminista que según sus propios datos reunió a 9.000 personas. Javier Ortega Smith, que posteriormente dio positivo por coronavirus apareció dando la mano a gente, sonándose los mocos y tosiendo. De hecho el mismo día 16, el partido ultraderechista insistía en relajar las medidas. Abascal defendía que España "debe protegerse pero no debe detenerse" y se preguntaban: "¿Por qué no se puede abrir una mercería?".

El PP lo ha utilizado también para criticar al Gobierno, hablando de "negligencia" y diciendo que el pico de contagios "coincide con las manifestaciones multitudinarias" del 8-M. ¡Pero ellos también fueron y también la convocaron! Hubo debate y algunos del partido fueron y otros no, pero no por el coronavirus. Y Ciudadanos también participó. En el caso del PP, aparece incluso en la agenda de su web. De hecho, la propia cuenta oficial Vox se lo recuerda en un impagable tuit (¡pelea, pelea!).

A Díaz Ayuso, el ariete del PP contra el Gobierno en esta emergencia, muchos le recuerdan que en Madrid no se suspendieron varios actos hasta el día 10 o más.

El 12 y el 13 hubo quejas en Twitter denunciando que las oficinas de atención al ciudadano de Madrid y las de gestión de tarjeta de transporte del metro seguían abiertas:

Con todos estos datos, parece difícil sostener las críticas centrándolas en el 8-M, pero algunos no se han resistido a la oportunidad de hacer carambola contra el feminismo y el Gobierno, pese a que medie una emergencia como la actual:

Más en Tremending:

-"Feijóo y Almeida, disputándose los restos de Casado": las redes destacan su lealtad frente a la actitud del presidente del PP

-Casado critica a Sánchez por "parapetarse en la ciencia" y los tuiteros responden: "Pudiendo llamar a Batman..."

-'Capitán a posteriori', el superhéroe para todos los que saben lo que había que haber hecho

Importante:

-Seis pautas para prevenir las infecciones por coronavirus

Lo último en Tremending

En este artículo