Público
Público
EliteSport

ELITE SPORT Ricardo Rodríguez: "Es un reto entrenar en Japón e imponer mi estilo de juego"

Es todo un viajero del balompié. España, México, Arabia Saudí, Tailandia y Japón, su destino actual, integran el currículum de un entrenador que tiene predilección por el fútbol de técnicos como Guardiola y Sampaoli.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4
Comentarios:

El entrador de fútbol Ricardo Rodríguez

Ricardo Rodríguez progresa como técnico adquiriendo experiencias en diversos países. Ha logrado dos ascensos en España: con el Girona a Segunda B como primer entrenador y con el Málaga a Primera como segundo. Además, ha sido director deportivo del equipo malagueño y asesor en la selección de Arabia Saudí, donde también fue seleccionador sub 17.

Tiene su propia metodología de entrenamiento, la denominada ‘Especificidad táctica’, y su apuesta por el lado humano en el mundo del fútbol le confiere una gran capacidad para sacar el máximo de sus futbolistas.

¿Comenzó a jugar al fútbol en las categorías inferiores del Oviedo? ¿Por qué lo dejó?

Tuve una lesión de rodilla jugando contra el Deportivo de La Coruña en la fase de ascenso a la liga Sub 19. Después de 15 meses volví a jugar a fútbol durante 8 meses, pero me estaba dando problemas. Como para hacer INEF tenía que pasar pruebas físicas, me centré en intentar pasarlas para poder ingresar y fue precisamente en La Coruña donde pude lograrlo finalmente.

Sus estudios siempre han estado enfocados al deporte. ¿Qué valores destacaría entre los que le aporta el fútbol?

Valores como la disciplina, saber trabajar en equipo, esfuerzo, perseverancia y fortaleza mental son algunos de los más importantes que me ha aportado el deporte.

Ha formado parte de plantillas (Málaga y Girona) que han logrado ascensos. ¿Cómo se vive ese momento desde el punto de vista de un entrenador?

Es el premio al trabajo bien hecho. Cuando se logra un ascenso es porque todo el equipo y todos los departamentos del club han hecho un gran trabajo y es una felicidad increíble. Las celebraciones son momentos que te quedan grabados para siempre.

México, Arabia Saudí y Tailandia. Me gustaría que me comentara su experiencia en esos países.

Han sido muy distintas. México me aportó poder ver otro tipo de fútbol. En aquella época La Volpe, y muchos entrenadores afines, jugaban con defensa de 3 y eso me sirvió mucho para el ascenso en Girona. Allí empecé a entrenar en la Escuela Real Madrid, donde pude convivir con entrenadores como Azkargorta y participar en alguna cena escuchando a Valdano, Arrigo Sacchi, Juan Manuel Lillo, Del Bosque, Jorge Grifa o Bora Milutinovic, lo que me daba una visión y aportes muy valiosos.

Arabia me permitió conocer otra cultura futbolística totalmente diferente y también trabajar al lado de dos entrenadores como Frank Rijkaard y López Caro. Poder asesorar a la selección Sub 20 en el Mundial de Colombia o la clasificación para los Juegos Olímpicos de Londres fueron dos experiencias también muy útiles, además de trabajar también en una Federación.

De Tailandia lo que más destacó es haber podido adquirir experiencia como entrenador y tener la capacidad para entrenar en inglés.

¿Alguna anécdota a destacar?

En México pude vivir cómo Jorge Grifa hacía la elección de jugadores para un proyecto para la selección mexicana. Recuerdo que vino un portero con guantes nuevos y botas nuevas atadas de una forma un poco rara y no le dejó probarse. Yo le pregunté el por qué y me contestó: "¿No viste cómo tenía atadas las botas? Éste viene de la joda. Atando así las botas de aquí no podemos sacar nada, viejo".

Y ahora Japón. ¿Cómo afronta su etapa como nuevo entrenador del Tokushima Vortis?

Es un reto entrenar en Japón e imponer mi estilo de juego en el equipo. Mi intención es desarrollar el juego de posición en Tokushima Vortis porque tenemos jugadores para ello y con esa idea hemos configurado los nuevos fichajes. El objetivo es terminar entre los seis primeros pero el reto sería poder volver a J1 League.

Ha trabajado con Xabier Azkargorta, López Caro o Frank Rijkaard, entre otros. ¿Qué destacaría de ellos?

Xabier me dio una visión del entrenador muy global, fruto de haber trabajado en muchos países, que es un poco lo que me está sucediendo a mí ahora. Con López Caro fue muy enriquecedor adquirir muchos conocimientos en cuanto a la forma de hacer y organizar una Federación. Esto me ha servido mucho en los equipos en los que he estado y ahora mucho más en Japón por toda la capacidad organizativa que se requiere en los clubes. Con Frank Rijkaard, percibir cómo tratar y trabajar con jugadores de alto nivel haciendo que se sientan bien, dotando de mucha normalidad a toda la labor de entrenador.

Su experiencia en el extranjero es enorme. ¿Cuántos idiomas habla?

Sólo inglés con un buen dominio para poder entrenar y ahora estoy intentado lo mismo con el japonés, pero creo que me va a llevar un tiempo.

¿Viaja con la familia cuando ficha por un equipo extranjero?

Sí, tanto en Arabia como en Tailandia y, próximamente en Japón, mi familia está conmigo. Es un gran apoyo para mí tenerlos cerca.

¿Tiene pensado volver a España?

Creo que lo importante es mejorar cada día como entrenador y vivir el presente. No es algo que me obsesione, pero está claro que tengo metas personales que me gustaría cumplir. Más que entrenar concretamente en España digamos que trabajo para poder llegar al máximo nivel posible que pueda como técnico.

En nuestra revista siempre destacamos el lado humano del deporte. ¿Cómo gestiona un vestuario?, teniendo en cuenta que ha tenido jugadores de muchas nacionalidades a su cargo.

Intento ser yo mismo. Cuanto más conectado vivas con tu esencia como entrenador y persona creo que mayor capacidad tendrás de liderar al equipo. El lado humano para mí es fundamental e intento manejar bien estos aspectos, así como los mentales del jugador para que se sienta bien y pueda rendir al máximo. La clave creo que está en tratar a cada uno de una manera determinada para que saque su potencial en favor del equipo.

Háblenos de su metodología de entrenamiento, la denominada ‘Especificidad táctica’.

Se resume en buscar, por medio del entrenamiento, dotar al jugador del mayor número de situaciones reales que se pueda encontrar en el partido. Desde el sistema a utilizar, la posición en el campo, el modelo de juego pretendido y al que nos enfrentaremos, los conceptos, hábitos, etc. que tiene que dominar en situaciones de máximo estrés e intensidad posible.

¿Cuál es el tipo de entrenador que más le gusta? ¿Tiene predilección por el fútbol que practica algún técnico en concreto?

Guardiola y Sampaoli.

¿Háblenos de la importancia de la tecnología en el fútbol actual?

Es muy útil para el proceso de aprendizaje con el jugador. Recoger imágenes de entrenamientos y partidos propios, del rival o de otros equipos es muy útil para explicar conceptos y que se asimilen más rápido en el campo. También creo mucho en las reuniones con el jugador para que vea su rendimiento y pueda mejorar más rápido y fácilmente. Una buena sesión de vídeo ayuda mucho a entender muchos aspectos del juego.

¿Su mejor y peor momento en un equipo?

Mi peor momento, sin duda, cuando falleció Nil Marín, portero del filial que entrenaba con nosotros en el Girona. Y el mejor, el ascenso también con el Girona.

Revista Elite Sport para PC

Descarga la app en Google Play


Descarga la app en Apple Store