Público
Público

Aumenta la distancia entre Sánchez e Iglesias Podemos asume que el PSOE no quiere echar a Rajoy y aparca la moción de censura

Esta idea se incluye en el informe que Pablo Iglesias presentará este sábado a la dirección del partido morado. Fuentes de este órgano insisten en que volverán a trabajar para desalojar al PP de Moncloa si el PSOE modifica su hoja de ruta, pero afirman que hoy toca poner las luces largas, asimilar la "cercanía" de Pedro Sánchez a las tesis de los conservadores -especialmente en lo que respecta a Catalunya- y trabajar con la vista puesta en las elecciones  de 2019 y 2020.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 10
Comentarios:

Los líderes de Podemos, Pablo Iglesias (i) y del PSOE, Pedro Sánchez, se saludan durante la reunión mantenida con sus equipos en el Congreso, en el inicio de las negociaciones para buscar acuerdos parlamentarios. /EFE

Podemos no renuncia a expulsar a Mariano Rajoy del Gobierno, pero ya ha asumido que el PSOE de Pedro Sánchez no está dispuesto a promover -ni a secundar- una moción de censura al Ejecutivo del Partido Popular, y menos aún después de haberle dado carta blanca en lo que respecta a Catalunya.

Aseguran que retomarían esta estrategia de inmediato si el PSOE cambiase de rumbo, pero hoy su confianza en los socialistas y en su líder está en mínimos históricos

Este planteamiento, sumado a la consideración de las elecciones de 2019 y 2020 como metas para planificar la acción política de este año, son algunas de las ideas que recoge el informe del secretario general del partido, Pablo Iglesias, que verá la luz en la reunión de la dirección -Consejo Ciudadano Estatal-, este sábado, y que defiende la importancia de volver a introducir en la agenda pública los problemas sociales, tras meses en los que el Procés ha copado el grueso de todas las informaciones, en todos los formatos. 

Así, nueve meses después de que anunciaran por primera vez su intención de presentar una moción de censura a Rajoy, y siete meses después de la moción que no lograron sacar adelante en el Congreso de los Diputados, fuentes de la dirección del partido morado explican a Público que, ante la pasividad del PSOE, necesario para que su  prospere, la futurible segunda -y definitiva- iniciativa parlamentaria para desalojar al PP del Gobierno no puede seguir siendo la principal meta en el horizonte de la formación.

Toca poner las luces largas, afirman, y calentar motores para las elecciones autonómicas y municipales de 2019, así como para las generales de 2020, en las que se marcan como objetivo "consolidar" y culminar el cambio político.

Podemos no tiene previsto volver a presentar una moción de censura si no tiene opciones de prosperar

Y, si bien aseguran que retomarían esta estrategia de inmediato ante un futurible cambio de rumbo del PSOE, hoy su confianza en los socialistas y en su líder, "el hombre que resurgió y ganó las primarias prometiendo echar al PP", está en mínimos históricos.

Desde la dirección morada explican esta desconfianza -y decepción- recordando el apoyo incondicional del Partido Socialista al Ejecutivo central a la hora de recurrir al artículo 155 de la Constitución en Catalunya, pero también destacan su falta de interés por impulsar medidas parlamentarias conjuntas para darle la vuelta a las políticas de la derecha.

Hoy, seis meses después de que comenzara la andadura de la mesa de colaboración parlamentaria entre Unidos Podemos-En Comú Podem- En Marea y el Grupo Socialista, y tras varios cruces de reproches y acusaciones entre ambas partes, desde Podemos aseguran que los socialistas no han demostrado estar verdaderamente interesados en llegar a acuerdos. También les afean que hayan jugado a concederles y retirarles la consideración de "socios preferentes" según convenía, para generar titulares o para situarse más o menos a la izquierda de cara a la galería.

De hecho,y aunque distintos portavoces hayan incidido en su intención de desalojar a Rajoy de Moncloa, Podemos no tiene previsto volver a presentar una moción de censura sin opciones de prosperar, como no las tenía la iniciativa que presentaron en julio -registró 170 votos en contra, 97 abstenciones y sólo 82 votos favorables-.

Desde un punto de vista político, el partido sí consideró exitosa esta iniciativa, que sirvió de impulso a la portavoz del grupo confederal, Irene Montero, y que gozó del respaldo del 97% de los 88.000 simpatizantes que participaron en la consulta convocada por la dirección antes de presentar esta ofensiva contra el Gobierno del Partido Popular.

DISPLAY CONNECTORS, SL.