Público
Público

Feliz regreso a casa de las tres tenistas españolas retenidas en Beirut

EFE

Las tenistas Marta Marrero, Lourdes Domínguez y Eva Fernández han llegado esta tarde al aeropuerto de Barcelona tras permanecer retenidas en Beirut a causa del conflicto bélico que se ha desatado en la capital del Líbano, donde participaban en un torneo de la Federación Internacional de Tenis (ITF).

"La incertidumbre de no saber lo que realmente estaba pasando era lo que nos provocaba más inseguridad", ha declarado la catalana Eva Fernández, quien ha remarcado que en medio de la tensión y del nerviosismo que sufrieron, incluso en algún momento llegaron a sentir "algo de miedo".

Fernández también ha confesado que "el peor momento" lo vivieron el pasado domingo, por la tarde, cuando en una furgoneta escoltada por la Guardia Civil pasaron por Trípoli y lo vieron todo lleno de tanques y de militares, así como el posterior trayecto hasta Damasco y hacia el aeropuerto.

Las tres tenistas han coincidido en manifestar que vivieron una "auténtica odisea" y han añadido que no se sintieron seguras hasta que consiguieron alcanzar la frontera con Siria, porque no sabían si ésta permanecía abierta.

Esta circunstancia les generó "mucho nerviosismo", han asegurado, a pesar de contar con la escolta facilitada por la Embajada Española.

Marta Marrero ha declarado que fue el pasado miércoles por la noche cuando se enteraron de todo lo que pasaba en la zona, mientras que Lourdes Domínguez ha agradecido la ayuda que en todo momento ha prestado tanto la Embajada Española en el Líbano como en Damasco.

En el vuelo de regreso a casa, Damasco-Madrid, las deportistas españolas coincidieron con un grupo de bailarines españoles que también lo pasaron "fatal" y que, a causa del conflicto por el que atraviesa el país, tuvieron que cancelar su actuación.

Pedro Muñoz, presidente de la Federación Española de Tenis, ha asegurado que ha permanecido todo el día con las tenistas y con el entrenador que las acompañaba, y ha agradecido la positiva labor de las instituciones españolas, especialmente la del Consejo Superior de Deportes, que "desde el primer momento" se hicieron cargo de la crisis.

Respecto a la polémica suscitada por las recientes declaraciones del tenista Rafael Nadal, muy críticas con su gestión, Muñoz ha contestado que no tiene "nada que decir".

Más noticias de Política y Sociedad