Público
Público

Acciona sale de Testa al vender su 20% a Blackstone por 379 millones

El fondo estadounidense tendrá el 70% de la primera empresa de pisos en renta del país, con Santander como socio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, ante la junta de accionistas del grupo. E.P.

El grupo Acciona comunicó el lunes que ha aceptado la oferta para vender su 20% en Testa Residencial a una sociedad del grupo Blackstone por 379 millones de euros. La compraventa se produce después de que otros socios de Testa (Merlin, BBVA y Santander) acordaran vender un 50,01% de la inmobiliaria a la estadounidense Blackstone, que aspira a hacerse con todo el capital de la inmobiliaria, valorado en la operación en 1.895 millones de euros.

Una vez se materialice la operación, Blackstone pasará a controlar el 70,01% de la socimi, compañía en la que tendrá a Santander como socio, con alrededor del 29% de su capital.

El fondo estadounidense refuerza su posición como primer propietario inmobiliario del país, en el que suma activos por más de 20.000 millones de euros. Además, se posiciona en el negocio del alquiler de vivienda libre, un mercado actualmente en pleno auge.

En el caso de Acciona, sale de Testa algo más de un año después de entrar en la compañía mediante la aportación de la cartera de pisos en renta que tenía el grupo constructor a cambio de acciones de la empresa representativas de dicho 20%.

Acciona ha vendido así al precio de 14,3267 euros por cada acción de Testa propuesto en la oferta del fondo. Se trata de un precio un 3% superior al de 13,9 euros al que la socimi debutó en el MAB a finales de julio, tras desistir de salir a cotizar en el Mercado Continuo, si bien está ligeramente por debajo de 14,40 al que cerró el pasado viernes.

No obstante, Acciona ha condicionado la venta de su 20% a que el fondo estadounidense cierre la compra acordada previamente con Santander, BBVA y Merlín y logre al menos un 50,01% del capital de Testa y, por ende, con su control. La operación también queda pendiente de su aprobación por las autoridades de competencia.

Los accionistas de Testa acordaron su venta apenas dos meses después de que la firma saliera a MAB toda vez que tuvo que aplazar su inicialmente planeado salto al Mercado Continuo.

Al tomar el control de Testa, Blackstone se hace con una cartera de 10.615 viviendas alquiladas, la mayor del país en su mayoría en Madrid, que genera unas rentas de 85 millones de euros anuales.

Testa es la firma que hace un par de años constituyeron Merlín, Santander y BBVA a partir de la cartera de viviendas que sumaban tras la fusión de la socimi que dirige Ismael Clemente y el negocio patrimonial de la antigua Metrovacesa.