Público
Público

El BBVA promete a los accionistas del banco "rigor" para esclarecer el caso Villarejo

El presidente Carlos Torres asegura que la entidad seguirá colaborando con la justicia para esclarecer la relación del banco con el excomisario. "BBVA ha sido, es y seguirá siendo un banco honesto", señala. El escándalo por las supuestas escuchas encargadas a Villarejo salpican directamente al expresidente Francisco González.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Los miembros del consejo de administración de BBVA aplauden la intervención de presidente del banco, Carlos Torres, en la junta ordinaria de accionistas celebrada en Bilbao, marcada por el escándalo del caso Villarejo. EFE/ Luis Tejido

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha prometido este viernes actuar con "rigor" y seguir colaborando con la justicia para esclarecer cuanto antes el caso Villarejo, y ha presumido de la honestidad e integridad de la entidad.

El caso de las supuestas escuchas encargadas por el BBVA al grupo Cenyt del excomisario Villarejo ha sido, como era previsible, el tema estrella de la junta, y más después de la renuncia en la tarde de jueves del anterior presidente, Francisco González, FG, a la presidencia de honor y de su Fundación para "no dañar al banco".

Torres Vila, en su primera junta como presidente, ha querido agradecer el gesto a su antecesor y ha recordado a los accionistas, antes de dar la palabra a los trece que han intervenido, que el banco inició a mediados de 2018 un análisis interno tras las primeras informaciones que relacionaban a BBVA con Villarejo.

Pero todo cambió el pasado 9 de enero, al salir a la luz informaciones que hablaban de seguimientos e intervenciones telefónicas a miembros del Gobierno, la competencia e incluso periodistas, que de ser ciertas, serían conductas "muy graves, deplorables y contrarias a los valores del banco", ha dicho.

El nuevo presidente del BBVA Carlos Torres, durante la junta ordinaria de accionistas celebrada en Bilbao. EFE/ Luis Tejido

A partir de entonces, la investigación de BBVA se amplió y por eso desde mediados de enero se cuenta con los despachos de abogados Uría, Garrigues y la consultora PwC, que lidera el análisis. "Nuestro interés es acabar lo más rápido posible", ha asegurado Torres, aunque ha reconocido que la cosa va para largo y que es mejor hacerlo bien que rápido.

BBVA dice que el escándalo del Villarejo no ha afectado ni al negocio ni a la  cotización en Bolsa

Al ser un procedimiento judicial, Torres ha explicado que está sujeto a secreto, por lo que la entidad no puede revelar información referida al procedimiento, a lo que también está condicionada la información que pueda proporcionar sobre la investigación interna de BBVA.

Asimismo, la entidad también está analizando los posibles efectos que las informaciones pudieran tener en la actividad del grupo y en el mercado, y a día de hoy BBVA no ha encontrado impactos relevantes en su negocio o en la cotización ocasionados por la investigación.

"BBVA ha sido, es y seguirá siendo un banco honesto y continuará actuando como tal. Seguiremos investigando con todo rigor y rapidez posible, colaborando con las autoridades como hemos venido haciendo, y tomaremos en base a hechos contrastados las decisiones que procedan para resolver la situación, actuando siempre en el mejor interés del banco, que es el de nuestros accionistas", ha subrayado el presidente de la entidad.

El presidente del BBVA, Carlos Torres, junto al consejero delegado de la entidad bancaria, el turco Onur Genç, al inicio de la junta de accionistas. EFE/ Luis Tejido

El caso Villarejo ha sido el tema principal de prácticamente todas las intervenciones de los accionistas, que han pedido al nuevo equipo que actúe con rigor y tolerancia cero, y han afeado a FG su gestión e incluso le han pedido que devuelva su bonus.

Pero la gran sorpresa de la junta la ha protagonizado el expresidente de Sacyr Luis del Rivero, que ha intervenido como accionista y ha negado que el intento de tomar el control del BBVA que encabezó la constructora en 2004 obedeciera a "razones políticas", como se ha hecho creer a la opinión pública.

Lejos de la política, el intento de abordaje contaba con el apoyo de las más de 80 familias vascas que mandaban en el banco hasta que FG echó a casi todos sus representantes en el consejo, con la excusa de las cuentas opacas de Jersey, ha revelado.

Del Rivero también ha asegurado que ha mandado una carta a los accionistas para pedir la creación de un comité especial para coordinar la investigación del caso, que según él debería estar formado por históricos de la entidad como Pedro Luis Uriarte, Juan María Nin, José Domingo Ampuero o Jesús María Caínzos. Si este equipo coordinara los trabajos de Uría, Garrigues y PwC, los informes "tendrían más valor y el banco salvaría su reputación".

El consejero delegado de la BBVA, el turco Onur Genç, da cuenta de los resultados durante la junta ordinaria de accionistas celebrada en Bilbao. EFE/ Luis Tejido

Durante su intervención, Torres ha dicho que espera contar con la confianza de los accionistas para dar continuidad al proyecto del grupo, que quiere definir el nuevo modo de hacer banca que demanda y necesita la sociedad.

"El futuro de la banca es financiar el futuro", ha dicho, antes de añadir que la entidad trabaja para lograr una sociedad más inclusiva y sostenible" y "ayudar a sus clientes a cumplir sus objetivos en la vida y en los negocios".

"El cliente es lo primero", y ha presumido de la empatía con la que actúa el banco y de que siempre se pone en el lugar de su clientela, aunque algún accionista le ha preguntado si eso era compatible con el bloqueo de cuentas de ciudadanos chinos. "Somos íntegros, algo que siempre nos ha caracterizado, y resolutivos" a la hora de solucionar los problemas de los clientes y de atender sus necesidades.

Los accionistas del BBVA han aprobado por mayoría todos los puntos del orden del día de la junta, entre ellos la reelección como consejero de Torres Vila, con el 98% de los votos, y el nombramiento de Onur Genç como consejero, con el 99%, así como las cuentas de 2018, el nuevo sistema retributivo de los consejeros o el dividendo correspondiente al ejercicio.