Público
Público

Consejo de Ministros El Gobierno sube las pensiones un 1,6%, seis décimas por encima de la inflación prevista

El Ejecutivo retrasa la derogación de la reforma de las pensiones de Rajoy y se da un plazo de seis meses para acordar con los agentes sociales y el Pacto de Toledo un nuevo sistema para revalorizar las prestaciones

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6

Una estatua del centro de Madrid con las pacartas y carteles de una manifestación de jubilados demandando mejores pensiones. AFP/Javier Soriano

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un decreto ley para subir un 1,6% las pensiones y un 3% las mínimas y no contributivas a partir del 1 de enero de 2019. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado que esa subida, prevista en el acuerdo presupuestario alcanzado entre el Gobierno y Unidos Podemos, será seis décimas por encima de las previsiones del IPC para 2019 (el Gobierno prevé una inflación "por debajo del 1,2 por ciento").

Esta subida del 1,6% afectará a las 7.045.195 pensiones contributivas del sistema, en tanto que el 3% se aplicará a las 2.647.101 pensiones mínimas y del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI), así como a las 451.229 no contributivas (en total 10.340.805 pensiones públicas). La revalorización de las prestaciones de la Seguridad Social tendrá un coste de 2.591,66 millones, de los que 2.481,10 corresponden a las contributivas.

Sánchez ha subrayado que, con la revalorización de las pensiones, "habrá ganancia de poder adquisitivo frente a años de merma constante por el sistema anterior de cálculo", ha apostillado el presidente, tras afirmar que las pensiones "son un derecho de ciudadanía y no una mercancía con la que hacer negocio".

Se trata de "dignificar las pensiones", que "son un derecho de ciudadanía y no una mercancía con la que hacer negocio", ha dicho el jefe del Ejecutivo. Por esta razón, el decreto ley aprobado hoy incluye un mandato al propio Gobierno y a los agentes sociales (patronal y sindicatos) para que "forjen" un acuerdo que permita la sostenibilidad de las pensiones en el largo plazo.

El decreto ley incluye una subida del 0,1% adicional para las pensiones en 2018 por el IPC de noviembre

El decreto ley incluye una subida del 0,1% adicional para las pensiones en 2018 como consecuencia de la desviación del IPC teniendo en cuenta el dato de inflación del pasado mes de noviembre (1,7%). 

Según fuentes del Ministerio de Trabajo, los pensionistas recibirán la paga compensatoria antes de abril del año que viene. Esa subida adicional del 0,1% y su consolidación en la pensión costará 244,66 millones.

La pensión mínima se sitúa en 838.8 euros mensuales

Según el decreto ley, el importe de la pensión mínima para los jubilados de 65 años con cónyuge a cargo quedará en 835,8 euros al mes, la de sin cónyuge en 677,4 euros y la de con cónyuge no a cargo en los 642,9 euros. Por su parte, las pensión de viudedad para los titulares con cargas familiares se situará, a partir del 1 de enero, en los 783,6 euros mensuales.

En el caso de ser mayor de 65 años o de tener una discapacidad mayor o igual al 65% será de 677,4 euros. Si el titular de la pensión tiene entre 60 y 64 años, la cuantía será de 633,7 euros, mientras que en el caso de los beneficiarios menores de 60 años la prestación será de 513,10 euros anuales.

En el caso de las pensiones de orfandad, el importe ascenderá a 207 euros por beneficiario, mientras que si el beneficiario tiene menos de 18 años y cuenta con una discapacidad superior o igual al 65% la cuantía será de 407 euros mensuales. Por su parte, la pensión máxima de jubilación se situará en los 2.659,41 euros mensuales.

Frente a lo inicialmente previsto, el decreto ley de las pensiones no aborda un nuevo sistema para el cálculo de la revalorización de las prestaciones, bajaso en el objetivo de IPC. Los borradores de la norma contemplaban la derogación de la reforma de las pensiones de Mariano Rajoy de 2013, que fija cómo revalorizar las prestaciones mediante un indicador que limita las subidas al 0,25% mientras la Seguridad Social tenga saldo negativo.

De momento, el texto aprobado en Consejo de Ministros dice que ese 0,25% no se podrá aplicar en 2019, y que la actualización de las pensiones será de un 1,6% con carácter general.

Esa reforma se retrasa seis meses, para que en ese plazo se haya podido diseñar  "un mecanismo de revalorización de las pensiones que garantice el mantenimiento de su poder adquisitivo" preservando la sostenibilidad financiera del sistema, con el consenso de los agentes sociales y de acuerdo con las recomendaciones del Pacto de Toledo (que había pedido volver al IPC).

Pensiones de viudedad

Asimismo, recoge para 2019 la subida de la base reguladora de las pensiones de viudedad del 56% al 60% (después de la mejora de los 4 puntos aprobada en julio).

Con esta subida, se culmina y da cumplimiento a la disposición incluya en la Ley sobre actuación, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social, que preveía la aplicación gradual de la subida, en un plazo de 8 años a partir del 1 de enero de 2012 hasta el 60%.

Esta subida beneficia a las personas con 65 años o más que no perciben ingresos por trabajo ni otras pensiones. Además, en el caso de que sean complementadas a mínimos, no percibirán variación de la paga, ya que el Estado complementa adicionalmente su pensión hasta el mínimo que hoy se aprueba.

Cotizaciones

La ausencia por el momento de Presupuestos para 2019 ha llevado a incluir también en el decreto ley la subida del 7% de las bases máximas de cotización a la Seguridad Social y el incremento de las bases mínimas en un 22,3%, igual que el salario mínimo interprofesional que ya fue aprobado en el anterior Consejo de Ministros.

La subida de las bases mínimas no afecta a los trabajadores autónomos, cuya base mínima de cotización solo crecerá el 1,25% en virtud del acuerdo alcanzado por este colectivo con el Gobierno, suscrito esta semana y que implicará un incremento de la cuota mínima en 2019 de 5,36 euros al mes.