Público
Público

Conquista de América López Obrador: "No fue el encuentro de dos culturas, fue una invasión"

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha pedido por carta a Felipe de Borbón y al papa Francisco que pidan perdón por los abusos perpetrados durante la conquista.

Publicidad
Media: 1.86
Votos: 7

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (c), su esposa Beatriz Gutiérrez Müller (d) y el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández (i) participan en el acto de conmemoración de los 500 años de la batalla de Centla, en el estado de Tabasco (México). EFE/PRESIDENCIA DE MÉXICO

“No se trató solo del encuentro de dos culturas. Fue una invasión”. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha explicado así el envío de sendas cartas al rey Felipe de Borbón y al papa Francisco en las que solicita que pidan perdón por la conquista que tuvo lugar hace 500 años. Las misivas no he han hecho públicas, aunque fueron confirmadas por el propio mandatario y el Gobierno español, que aseguró rechazar “con toda firmeza” su contenido.

La reclamación llega apenas dos meses después de la visita de Pedro Sánchez a Ciudad de México. Ambos presidentes comparecieron juntos, aunque en aquella conferencia no se habló sobre la petición de López Obrador a la Casa Real Española.

“Envié una carta al rey de España y otra al Papa para que se haga un relato de agravios y una petición de perdón por las violaciones a lo que ahora se conoce como Derechos Humanos”, dijo López Obrador a través de un video hecho público en Twitter. “Hubieron matanzas, imposiciones. La llamada conquista se hizo con la espada y con la cruz. Se edificaron las iglesias arriba de los templos, se excomulgó a nuestros héroes patrios, a Hidago y a Morelos (Miguel Hidalgo y José María Morelos, dos de los precursores de la independencia mexicana). Vamos a reconciliarnos, pero pidamos perdón”, dice en la grabación.

A las 16.30 (23.30 horas en España), López Obrador ha participado en un acto en Centla, donde hace 500 años tuvo lugar la batalla entre las tropas de Hernán Cortés e indígenas maya-chontales. En él, se mostró partidario de hacer “un relato de lo sucedido desde el inicio de la invasión militar, los tres siglos de colonia y también los 200 años del México independiente”.

“Que se haga una revisión histórica sobre todo que se reconozcan los agravios que se cometieron y sufrieron los pueblos originarios. Que haga la corona española ese reconocimiento y lo mismo la iglesia católica. No se trató solo del encuentro de dos culturas. Fue, repito, una invasión. Y se cometieron actos de autoritarismo, de avasallamiento, se asesinaron miles de personas durante todo este periodo. Se impuso una cultura, una civilización sobre otra, al grado de que se construyeron los templos, las iglesias católicas, encima de los antiguos templos de los pueblos prehispánicos. También se excomulgó a quienes son los padres de nuestra patria, a Hidalgo y a Morelos. Todo esto debe narrarse, saberse, se deber conocer, con lo que significó el saqueo colonial de nuestros recursos naturales”.

“No es el propósito resucitar estos diferendos”, dijo López Obrador, sino ponerlos al descubierto, no mantenerlos como algo subterráneo. Todavía, aunque se niegue, hay heridas abiertas”, aseguró.

México conmemora en 2021 los 500 años de la toma de Tenochtitlán, la ciudad Estado anterior que se encontraba en la actual ciudad de México. También, los 200 años de la independencia mexicana. Por eso, López Obrador ha asegurado que ellos también pedirán perdón por la muerte sistemática de pueblos originarios. “En nombre del Estado mexicano voy también a pedir perdón por los abusos que se cometieron en estos últimos 200 años sobre todo por la opresión a las comunidades indígenas, a los pueblos originarios, por el exterminio que hubo de los pueblos yaquis y pueblos mayas. Tanto en porfiriato como revolución hubo exterminio de la población china. Todo esto lo vamos a hacer en este año histórico de 2021”, argumentó.

El mandatario mexicano ha recordado que el papa Francisco ya pidió perdón por los abusos perpetrados por la Iglesia durante la conquista. Lo hizo en 2015, durante un viaje a Bolivia. Ahora le pide que haga lo mismo junto al rey de España en relación a México. “No podríamos conmemorar los 500 años sin ponernos al corriente. El rey de España, el papa francisco lo hizo en Bolivia. No es nada más que ellos pidan perdón, una acción conjunta con España y la iglesia católica”, afirmó.
Por ahora el Vaticano ha guardado silencio. Mientras, en España no han sentado bien las palabras de López Obrador.

“La llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas. Nuestros pueblos hermanos han sabido siempre leer nuestro pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva, como pueblos libres con una herencia común y una proyección extraordinaria”, dijo el Gobierno español a través de un comunicado.

“Sobre el enorme caudal de afecto entre nuestros pueblos y su voluntad de progreso, el Gobierno de España reitera su disposición para trabajar conjuntamente con el Gobierno de México y continuar construyendo el marco apropiado para intensificar las relaciones de amistad y cooperación existentes entre nuestros dos países, que nos permita afrontar con una visión compartida los retos futuros”, continúa la nota.

Quien tampoco ha dicho nada ha sido la Casa Real. El jefe de Estado se encuentra actualmente de visita oficial en Argentina, donde fue recibido por el presidente, el conservador Mauricio Macri. No parece que tenga intención de aceptar la petición de López Obrador y pedir perdón por las matanzas perpetradas durante la conquista.