Público
Público

Violencia policial en EEUU Continúa la violencia policial en EEUU: agentes derriban a un hombre de 75 años y lo abandonan en el suelo sangrando

Los cuatro policías implicados en el asesinato de George Floyd son juzgados mientras continúan las protestas con casos de violencia policial y agentes heridos. Los policías implicados se acusaron entre ellos ante un juez, que fijó una fianza de 750.000 dólares para tres de ellos.

Un hombre de 75 años grave tras una agresión policial durante una manifestación en Nueva York por George Floyd. / REUTERS
Un hombre de 75 años grave tras una agresión policial durante una manifestación en Nueva York por George Floyd. / REUTERS

Público/agencias

Las protestas por George Floyd continúan en Estados Unidos que aunque la mayoría se han vuelto pacíficas han sido varios los momentos de tensión en los que han habido varios heridos e incluso muertes, como el caso de Indianápolis donde una persona murió y al menos otras dos recibieron disparos en el transcurso de las protestas que tenían lugar en el centro de la ciudad. Este fallecido se suma al joven que recientemente fue tiroteado en Detroit.

Además de la tensión que se ha vivido en varios puntos del país, también se han difundido varios vídeos en redes sociales mostrando la violencia policial y el uso excesivo de la fuerza que también se ha producido en las manifestaciones. 

Violencia policial contra un hombre de 75 años

Este jueves en el estado de Nueva York han sido suspendido dos agentes de la Policía de Buffalo después de que un vídeo mostrara cómo empujaron a un hombre de 75 años, que cayó al suelo y quedó inconsciente, durante las protestas por la muerte de George Floyd.

El vídeo tomado por un periodista de la emisora de radio pública local WBFO muestra al hombre de cabello canoso acercándose a una línea de antidisturbios. Uno de los agente lo empuja con la porra y otro con la mano. El hombre cae al suelo y se escucha un sonido de ruptura. Finalmente, empieza a gotear sangre. Se desconoce la identidad del hombre.

"El vídeo me ha preocupado profundamente", ha reaccionado el alcalde de Buffalo, Byron Brown, en un comunicado. "Después de días de protestas pacíficas y de varias reuniones bilaterales con la Policía y representantes de la comunidad, lo sucedido esta noche es desalentador".

El vídeo en Buffalo muestra, además, cómo la línea policial sigue su camino tras la caída del hombre. Incluso, el agente que lo empujó en un primer momento con la porra se agacha sobre él, pero otro policía lo disuade. Se escucha cómo alguien pide ayuda. La emisora de radio pública ha informado de que dos médicos se personaron en la escena y se llevaron al herido en una ambulancia.

En las redes sociales el incidente ha provocado una condena generalizada mientras, una noche más, los manifestantes volvían a las calles de las grandes ciudades de Estados Unidos para protestar contra la brutalidad policial.

La Policía aseguró que el hombre tropezó

La Policía, por su parte, informó de que un hombre había resultado herido tras tropezar y caer. Sin embargo, después de ver el vídeo el comisionado de la Policía de Buffalo, Byron Lockwood, ha ordenado una investigación y ha suspendido a los dos agentes, ha informado el alcalde.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha afirmado en Twitter que ha hablado con el alcalde Brown y ha acordado que los oficiales involucrados deberían ser suspendidos, en espera de una investigación formal: "La policía debe hacer cumplir, NO ABUSAR, la ley", ha escrito.

Andrez Cuomo también ha usado las redes sociales para pedir una reforma en el resto de estados, para que se juzgue de forma distinta a la Policía: "Los casos de abuso policial no deben ser manejados por los fiscales locales que trabajan con la misma policía día tras día. (...) Esa es la ley de este estado por orden ejecutiva y debería ser en todo el país."

La víctima de 75 años se encuentra estable dentro de la gravedad en el Hospital del Condado de Erie en Buffalo, ha informado Brown.

Los policías implicados se acusaron entre ellos ante un juez

La ciudad de Mineápolis despidió este jueves, 10 días después de su asesinato, a George Floyd, mientras los policías implicados se acusaron entre ellos ante un juez, que fijó una fianza de 750.000 dólares para tres de ellos.

El asesinato de George Floyd provocó las mayores protestas raciales del siglo XXI en EEUU

Floyd será enterrado el próximo martes en Texas, pero hoy se celebró una ceremonia en Mineápolis, ciudad en la que vivía desde hacía algunos años y en la que fue asesinado el lunes de la semana pasada provocando el estallido de las mayores protestas raciales del siglo XXI en Estados Unidos.

Unas protestas contra el racismo policial que se ha convertido en una lucha antirracista en EEUU, los latinos también han apoyado las manifestaciones para denunciar el racismo que viven en este país, no solo desde Estados Unidos. En Ciudad de México unas 300 personas se manifestaron este jueves en la acción de protesta llamada "Memorial en solidaridad con Black Lives Matter". "Tu lucha es mi lucha #BlackLivesMatter", "Latinoamérica antifascista, Nuestras Vidas Importan", "El racismo mata. No puedo respirar" y "Justicia para George Floyd", fueron algunos de los mensajes que se podían leer en las pancartas

Mientras el principal acusado de la muerte, Derek Chauvin, sobre el que pesa un cargo de asesinato en segundo grado, no comparecerá ante un juez hasta la semana próxima, este jueves lo hicieron sus tres compañeros, que enfrentan cargos criminales por ser cómplices.

Dos de los policías cómplices acusaron a Chauvin por ser el agente experimentado y asegurando que le instaron a no seguir presionando el cuello de Floyd

Dos de estos policías, Thomas Lane y J. Alexander Kueng, ambos novatos en el cuerpo, acusaron a Chauvin al ser el agente experimentado y el encargado de adiestrarles, y aseguraron que le instaron a no seguir presionando el cuello de Floyd. "Él (Chauvin) tiene 20 años de experiencia. ¿Qué se suponía que debía hacer mi cliente sino seguir las instrucciones de su oficial de capacitación?", dijo el abogado de Lane, que cumplía su cuarto día en el cuerpo el lunes del asesinato de Floyd.

Por su parte, el cuarto agente, Tou Thao, está colaborando con las autoridades desde antes incluso de su detención, según explicó su abogado, lo que evidencia una clara ruptura entre los implicados, algo muy extraño en casos con policías como acusados.

El juez, Paul R. Scoggin, fijó fianzas de 750.000 dólares para cada uno de estos tres acusados, rechazando así las peticiones de las defensas, que habían pedido cifras reducidas.

Dos policías heridos y otro apuñalado en Nueva York

Un hombre armado con un cuchillo apuñaló el miércoles a un policía de Nueva York en el cuello y dos agentes que corrieron a su rescate resultaron heridos antes de disparar al atacante en múltiples ocasiones, según fuentes policiales.

Los cuatro fueron llevados al Hospital del Condado de Kings donde los policias ingresados se encontraban en condiciones estables y el sospechoso en estado crítico, según la policía.

En incidente en el distrito de Brooklyn se produjo poco antes de la medianoche del miércoles, en medio de protestas multitudinarias y conatos de disturbios en Nueva York. No quedó claro de inmediato si el ataque estaba relacionado con las protestas, pero el comisionado de policía Dermot Shea dijo que los agentes estaban de servicio para detener el saqueo.

Un hombre se acercó "a uno de los oficiales cerca de las avenidas Church y Flatbush en Brooklyn, sacó un cuchillo y lo apuñaló en el lado izquierdo del cuello, dijo Shea. "Al parecer ha sido un ataque completamente cobarde, despreciable y sin sentido contra un agente de policía indefenso", dijo Shea. "Gracias a Dios que no parece que tengamos que hacer un funeral".

Más noticias de Internacional