Público
Público

Elecciones 2019 Oficinas colapsadas y votantes sin papeletas: la otra cara del voto por correo

Según datos provisionales del INE, 1.342.725 residentes en España han solicitado votar por correspondencia. En las generales de junio de 2016 lo hicieron 1.460.131 personas. El sindicato CSIF considera “insuficiente” el despliegue de Correos, mientras que CGT ha convocado paros en Asturias.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 6

Un funcionario de Correos entrega en una mesa electoral los votos por correo. EFE

Las elecciones no sólo son sinónimo de mítines, globos con emblemas de partidos y políticos repartiendo apretones de manos. Mientras unos piden votos desde los escenarios y los platós, otros sudan la gota gorda para que todas y todos aquellos que lo deseen puedan votar a distancia. O mejor dicho, para que lo hagan en tiempo y forma.

El voto por correo, garantizado en la Ley Electoral, agita aún más la actividad diaria de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos Sociedad Anónima, nombre completo del organismo que todas y todos llaman, simplemente, Correos.

Las cifras ayudan a entenderlo todo. De acuerdo a los datos provisionales dados a conocer este lunes en la web del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de votantes residentes en España que solicitaron el voto por correo asciende a 1.342.725, de los cuales han sido aceptados 1.332.929. En las elecciones generales de junio de 2016 se registraron, según información del INE, 1.460.131 peticiones.

Por su parte, Correos informó que las comunidades autónomas donde se han registrado mayor número de solicitudes han sido Andalucía (214.328 peticiones), Madrid (194.129) y Comunidad Valenciana (175.466), donde el domingo también habrá elecciones autonómicas. En la provincia vasca de Araba, donde el lunes 29 es festivo, se registró un número record: 32.885 personas votarán por correo para no tener que hacerlo de manera presencial el día 28. En ocasión de las elecciones generales de 2016 lo hicieron 14.218.

No son todos los que están

El plazo para formular las solicitudes se cerró el pasado jueves 18. Ahora, todas y todos los solicitantes (una vez recibida la documentación correspondiente) tienen hasta el miércoles para “depositar el sobre con su voto en cualquiera de los cerca de 8.600 puntos de admisión con que cuenta la Sociedad Estatal en toda España”, recordaba hace pocos días el Gabinete de Prensa de Correos.

La Junta Electoral Central (JEC) ha permitido en su reunión de este lunes la ampliación hasta el 25 de abril del plazo para depositar el voto por correo, tras el informe que al respecto ha emitido el servicio postal. El órgano electoral ha aceptado que se amplíe el plazo hasta este jueves, y establece que el depósito del voto por correo se haga dentro de los horarios establecidos.

Desde las redes sociales, varios solicitantes de voto por correo se han venido quejando de que no habían recibido las correspondientes papeletas a tiempo.

Correos, en cambio, no hacía referencia en su último comunicado a ninguna anomalía. Fuentes de esta sociedad estatal señalaron a Público que ya no habrá más comunicados en relación a este proceso.

“Embajadores postales”

¿Ha habido suficiente personal para atender estas demandas? La respuesta a esta pregunta varía según quién conteste. Desde su Gabinete de Comunicación, Correos remarcó en una nota de prensa que esta empresa pública realizó “4.500 contratos de refuerzo en España para la gestión de todas las actividades relacionadas con los procesos electorales”.

Además, “para gestionar con la mayor agilidad la atención a los ciudadanos, se han adoptado medidas especiales en las oficinas en las que se prevé una mayor concentración del voto por correo”. Entre otras cosas, “se han habilitado ventanillas exclusivas para agilizar la gestión del voto; se han designado embajadores postales, es decir, empleados que asesoran personalmente a los ciudadanos sobre cómo realizar los trámites y, en general, se han implementado todas las medidas organizativas precisas para atender el importante incremento de actividad asociado al proceso electoral”.

“Orgullo”

El responsable del sector postal de UGT, José Manuel Sayagués, señala a Público que se trata de un “proceso complejo, incluso más que en otras ocasiones”, debido a dos motivos: “por un lado, por el número de elecciones que se realizan; por otro, por la época (vacaciones de Semana Santa) en que se desarrollan”. Tras hacer una ronda por distintas regiones, el sindicalista sostiene que los datos recogidos confirman, “dentro de la anormalidad de la situación, bastante normalidad”.

Tras las negociaciones mantenidas con los sindicatos, Correos ha fijado una serie de incentivos para el personal que estos días ve incrementada su carga de trabajo. “Aparte de estar pendientes que sus derechos se respeten en todos los sentidos, los trabajadores están concienciados de que lo fundamental es sacar este tema adelante”, afirma Sayagués, quien asegura que entre la plantilla hay “cierto orgullo” por servir a un “proceso democrático”.

El portavoz del sindicato CSIF en Correos, José Rico, describe una situación algo más compleja. “Muchos distritos están colapsados. En varias sucursales había colas tremendas, incluso fuera”, afirmó a este periódico. En tal sentido, señaló que “hasta el día 18 (cuando concluyó el plazo para solicitar el voto por correo) en varias provincias ha habido problemas por falta de gente”. Por tales motivos, considera que los 4.500 contratos temporales realizado por Correos han sido “insuficientes”.

El problema está lejos de terminar: hasta el 16 de mayo (inclusive) estará abierto el plazo para presentar las solicitudes de voto por correo de cara a las elecciones municipales, autonómicas (salvo en Galicia, Andalucía, Cataluña y País Vasco) y europeas del próximo 26 de mayo. Según avanzó Rico, CSIF pedirá que, “como mínimo”, se mantengan los 4.500 contratos, o incluso que se hagan más en caso de que se considere necesario. “De otra manera, no vamos a poder frente a lo que se nos viene encima”, afirmó.

Los planteamientos de la dirección de Correos tampoco convencen al sindicato CGT, que en Asturias ha convocado paros en las dos primeras horas de trabajo de cada turno los días lunes, martes y miércoles de esta semana. “Como cada año que se convocan elecciones, la dirección de Correos y sus clásicos palmeros nos hacen creer que negocian unas condiciones dignas para las trabajadoras y trabajadores que estamos en el tajo. Este año, además, tenemos dos procesos convocados que suponen entre pitos y flautas dos meses de trabajo a destajo”, señala la sección de ese sindicato en Correos.

Más noticias en Política y Sociedad