Público
Público

Elecciones Andalucía 2018 Los 'sanchistas' claman por el relevo de Susana Díaz y apuntan a la ministra Montero

Ferraz ve con buenos ojos esta posibilidad, pero quiere que sea consensuado, que no abra una guerra interna en el partido y cree que hay que esperar a ver si todavía hay posibilidades de que la presidenta andaluza pueda formar gobierno

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6

La ahora ministra de Hacienda, María Jesus Montero, entonces consejera autonómica, abraza a Susana Díaz en el pleno del Parlamento de Andalucía en la aprobación de los presupuestos para 2018. E.P.

La debacle de Susana Díaz en las elecciones andaluzas ha despertado al sector sanchista del PSOE-A, agazapado y silencio por orden de Ferraz durante todo el proceso electoral, y pedirán el relevo de la todavía presidenta de la Junta de Andalucía como secretaria general del partido si se consuma la formación de un Gobierno de derechas en el Parlamento.

Fuentes consultadas de este sector creen que Ferraz también debe implicarse en este cambio, porque consideran que no pueden llegar en esta situación de estado shock en el que se encuentra la dirección del partido desde la noche del domingo a las próximas elecciones municipales del 26 de mayo. "Y hay importantes alcaldías en juego que no podemos perder porque el partido esté paralizado o no quiera volcarse en estos comicios", afirmó a Publico un dirigente sanchista gaditano..

Este sector barajaba desde hace tiempo el nombre de la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como sustituta de Díaz, una operación que se estaba larvando a medio plazo y en función del resultado electoral de las elecciones.

La líder de los socialistas andaluces y presidenta en funciones de la Junta, Susana Díaz, en la reunión de la dirección autonómica del partido para valorar los resultados de las elecciones al Parlamento de Andalucía del 2-D. REUTERS/Marcelo Del Pozo

Ahora, según estas fuentes, es necesario acelerar el relevo y quieren la complicidad de Ferraz, donde se ve con buenos ojos la figura de Montero, que ha adquirido un relevante protagonismo en los meses que lleva como ministra.

Eso sí, fuentes de Ferraz indica que hay que esperar a cómo transcurran los acontecimientos y que, en ningún caso, quieren un enfrentamiento abierto con Susana Díaz que pueda romper el partido.

Además, desde la dirección federal se sabe que Díaz tiene el pleno control de la aparato del partido y el respaldo de la mayoría de las provincias andaluzas, por lo que podía doblar el pulso a cualquier envite del sector crítico andaluz, aunque tuviese el respaldo de Ferraz.

Los sanchistas andaluces lo que sí creen es que no se pueden quedar de brazos cruzados y, además, se temen que Susana Díaz quiera seguir a toda costa, aunque sea en la oposición, emulando la travesía del desierto que pasó Guillermo Fernández Vara en Extremadura, cuando perdió el poder y luego lo recuperó cuatro años después.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el momento de votar en un colegio electoral de Sevilla, durante las elecciones autonómicas en Andalucía del 2-D. EFE/Fermín Cabanillas

Montero sí podía ser una persona de consenso ya que fue consejera de Díaz (responsable de Hacienda entre 2013 y 2018) y mantiene unas buenas relaciones con la presidenta y todo su entorno más cercano de poder. A esto se une que tiene la consideración y el respaldo de Pedro Sánchez y de destacados dirigentes de Ferraz que no ocultan, en privado, que sería una gran apuesta.

La duda está en si Montero aceptará el envite. Quienes conocen más de cerca a la ministra creen que no daría el paso teniendo en contra a Susana Díaz y, además, tampoco es una mujer de aparato de partido.

Lo que sí parece claro es que el sector sanchista se va a mover, como ya quiso hacerlo cuando Díaz hizo las listas al Parlamento andaluz, donde quedaron fuera todos los considerados seguidores de Pedro Sánchez. En aquella ocasión, se planteó intentar dar la batalla en algunas provincias, pero fue Pedro Sánchez quien lo frenó para no abrir disputas con Díaz. Esta vez aseguran, que, diga lo que diga Ferraz, no se van a quedar callados.

No obstante, se muestran confiados en que esta vez Ferraz moverá ficha y destacaron las palabras pronunciadas el lunes por el secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, animando a una renovación en el PSOE andaluz.

En todo caso, no se prevé una operación de inmediato, entre otras cosas, porque no está cercano el Congreso del PSOE andaluz y Díaz ya ha anunciado que no va a dimitir. Pero lo que es seguro es que el espejismo de la paz interna que había entre los socialistas andaluces ha tocado a su fin.

Más noticias en Política y Sociedad