Público
Público

Investidura La ronda de consultas con el rey, un punto de no retorno: calendario y plazos 

Sánchez e Iglesias tratarán de cerrar un acuerdo antes de reunirse con el monarca, a principios de la próxima semana. El desenlace del futuro de la legislatura se conocerá el dia 17 o el 23, en función de si se celebra una nueva investidura.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Pedro Sánchez con el rey Felipe VI el día de su toma de posesión como presidente del Gobierno / REUTERS

La legislatura parece encaminarse a su final ante la falta de acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos para una investidura. La ronda de consultas con el rey es el último trámite antes de que la situación se decante por una nueva repetición electoral o, si hay acuerdo, por un segundo intento de investidura.

La última vez que el monarca se reunió con los principales líderes de los partidos fue a principios de junio, antes de que el secretario general del PSOE encallara en su primer intento de investidura, el 25 de julio. El monarca ha vuelto a llamar a consultas a los dirigentes durante el lunes y el martes de la próxima semana para decidir si se produce una segunda investidura o, al contrario, hay repetición electoral.

Tras un primer intento fallido de Pedro Sánchez, las negociaciones con Unidas Podemos han estado paralizadas, a excepción de una reunión mantenida entre los equipos negociadores de ambos partidos, que resultó infructuosa y sirvió pata constatar la lejanía entre ambas formaciones. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, lanzó el jueves una oferta al líder socialista para reunirse con el fin de tratar de desbloquear la situación, pero Sánchez la rechazó.

En este contexto, de la ronda de consultas con el monarca saldrá el futuro definitivo de la legislatura, un futuro para el que en la actualidad se pueden contemplar varios escenarios y plazos.

Un acuerdo antes de la reunión con Felipe VI

Este es el escenario más optimista para la continuidad de la legislatura. El rey ha avanzado su intención de no designar a un candidato si no constata la existencia de un dirigente político que tenga posibilidades reales de reunir los apoyos necesarios para convertirse en presidente del Gobierno. Sánchez también ha deslizado que no se someterá a una segunda sesión de investidura si no tiene claro su triunfo.

La única salida en este contexto es que los dirigentes del PSOE y de Unidas Podemos lleguen a la ronda de consultas con un acuerdo (o principio de acuerdo) cerrado. Felipe VI podría designar entonces a un candidato y Sánchez se sometería a una segunda prueba en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, las negociaciones entre ambas formaciones se encuentran en un punto muerto y no parece que vaya a haber una reunión entre Sánchez e Iglesias (o entre los equipos negociadores de los partidos) antes de que se reúnan con el monarca, el martes. Los partidos tienen hasta el final del lunes para llevar un acuerdo a la reunión.

Un acuerdo durante la ronda de consultas

Es una opción más improbable, dado que la intención del rey y de Sánchez es no convocar un Pleno de investidura si no hay garantías para elegir a un presidente. Sin embargo, si el PSOE y Unidas Podemos no han logrado pactar antes de sus encuentros con el monarca, la constatación de sus expectativas respecto a la legislatura con el jefe del Estado puede dar lugar una oferta de última hora que fructifique en un acuerdo.

Sánchez será el último dirigente en reunirse con Felipe VI, que ya habrá tenido su encuentro con Iglesias. Sin embargo, esta opción de acuerdo in extremis parece muy lejos en la actualidad.

Un acuerdo durante la investidura

La tercera opción, quizá la más lejana de todas, es que se produzca un acuerdo durante la sesión de investidura. Esto es así porque si el rey no designa a un candidato (para lo que el monarca precisa de una serie de garantías) no habrá Pleno. Pero si finalmente se convocase como última oportunidad y como forma de ganar tiempo en la negociación, Sánchez e Iglesias tendrían hasta el domingo 22 o hasta el lunes 23 para pactar.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, avanzó la pasada semana que su intención es la de mantener el calendario parlamentario durante la semana del 16-20. El miércoles 18 se celebrará un Pleno de control al Gobierno, una sesión que llevaría una posible sesión de investidura al jueves 19 o al viernes 20.

Si la sesión comienza el jueves, la primera votación (para la que se precisa de una mayoría absoluta) tendría lugar el viernes, y la segunda (en la que el candidato solo necesita una mayoría simple), el domingo. En el segundo caso (viernes 20), la primera votación se celebraría el sábado y la segunda, el lunes 23, fecha límite para la disolución de las Cortes.

El escenario electoral y sus plazos

Si finalmente no hay acuerdo para designar a un presidente del Gobierno, la legislatura llegaría a su fin a través de una convocatoria electoral que tendría lugar el 10 de noviembre. En este escenario se manejan dos plazos con dos fechas límite, en función de que el rey decida designar o no a un candidato para la investidura.

Si el monarca no encarga a ningún dirigente formar Gobierno, la legislatura se puede dar por finalizada el martes 17, tras la reunión entre Felipe VI y Pedro Sánchez. Si, al contrario, designa al secretario general del PSOE como candidato y se celebra la sesión de investidura, la legislatura finalizaría el domingo 22 o el lunes 23, en función del día en que se haya iniciado el debate.

Más noticias en Política y Sociedad