Público
Público

Huelga feminista 8 de marzo Zaragoza se pone morada de feminismo

Una histórica marea feminista de 200.000 mujeres y hombres recorre el centro de la capital aragonesa para reivindicar la igualdad, denunciar el machismo y reclamar su erradicación

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La manifestación de la tarde colapsó durante varias horas el centro de la capital aragonesa. E.B.

Una marea feminista de más de 200.00 mujeres y hombres recorrió este viernes las calles del centro de Zaragoza para reivindicar el fin de las discriminaciones de género y para reclamar la erradicación del machismo.

En un ambiente festivo, y acompañado por grupos musicales, la manifestación recorrió el centro de la ciudad entre cánticos y lemas como “Feminismo pa’lante, machismo p’atrás”; “No nos mires, únete”, “Ista, ista ista, Zaragoza feminista”, “Insistimos, nos sobran los motivos”, o “Y luego diréis que somos cinco o seis”. No, nadie que lo viera lo diría. Salvo que mienta, claro.

De hecho, la concentración de este viernes superó en asistencia tanto a la del año pasado como a otras convocatorias históricas de Aragón, caso de las protestas contra el proyecto de trasvase de los gobiernos de José María Aznar a principios de esta década o las movilizaciones autonomistas de finales de los 70. En Zaragoza viven 700.000 personas, y casi una de cada tres, jóvenes y mayores, y de cualquier extracción social, ayudó a pintar las calles de morado feminista en una cita histórica.

La manifestación salía a las 19.15 horas del inicio de la Gran Vïa para llegar a la plaza del Pilar a las 20.53. Para entonces solo hacía un cuarto de hora que la cola de la marcha había comenzado a movilizarse por un trayecto de más de dos kilómetros bordeado por miles de personas que se iban uniendo conforma avanzaba la cabecera.

Más de 200.000 personas se echaron a la calle este viernes en Zaragoza para apoyar las reivindicaciones igualitarias del 8M. E.B.

La organización cedió la cabecera a varios colectivos que sufren conflictos laborales en ámbitos fuertemente feminizados y reservó un espacio para las mujeres que no pudieron asistir, ya fuera por tener situaciones de precariedad laboral en las que secundar una huelga puede suponer el despido, por estar presas o por haber sido asesinadas, mientras los sindicatos se situaban en la parte trasera de la marcha.

“Hartas del suelo pegajoso que nos impide progresar”

Una vez en la plaza, y tras oir varios mensajes de audio enviados al 8M por zaragozanas que se habían movilizado en ciudades de otros países y de escuchar una emotiva versión de “Ni un paso atrás” por el Coro de Torrero que puso el espacio patas arriba, tres representantes de esos colectivos de mujeres que abrieron la marcha (Frutos Secos El Rincón, Chip Audivisual y la PAH) leyeron el manifiesto de la jornada.

“No estamos aquí para desfilar un día al año mientras el sistema que produce nuestra opresión sigue intacto. Queda mucho por hacer, somos miles, millones de mujeres, y vamos a por todas”, señaló la portavoz de Chip.

Más de 200.000 personas se echaron a la calle este viernes en Zaragoza para apoyar las reivindicaciones igualitarias del 8M. E.B.

“Estamos hartas del suelo pegajoso que nos impide progresar”, denunció la representante de El Rincón mientras clamaba contra “la discriminación laboral”.
Cerró el turno Rosa, de la PAH, que tiene un aviso de desahucio para el próximo día 26. “La huelga feminista no acaba hoy, la lucha no termina el 8 de marzo. Seguiremos. No vamos a permitir ni un paso atrás”, señaló. La plaza la despidió al grito de “Rosa se queda”, en lo que anticipa una movilización si ese desalojo, instado por KutxaBank, llega a producirse.

Jornada de intensa movilización reivindicativa y festiva

La manifestación de la tarde puso el cierre de una jornada histórica en Zaragoza, donde se superó la afluencia de la convocatoria del año pasado en una ciudad en la que el feminismo bullía desde la noche del jueves, y que hizo de capital de una comunidad en la que los actos del 8M tuvieron una asistencia masiva en todas las comarcas, del Pirineo al sur turolense, de las ciudades, barrio a barrio, a los pueblos.

De hecho, las mujeres del mundo rural también salieron a la calle con caravanas y marchas ciclistas en varias zonas de la comunidad.

Las universitarias y las estudiantes de secundaria llenaron la plaza del Pilar ya en la convocatoria de la mañana. E.B.

La jornada de huelga feminista, que tuvo como prolegómeno los bicipiquetes que a primera hora de la mañana colapsaron las vías claves de la capital y que también recorrieron ciudades como Huesca, tuvo uno de sus puntos álgidos a mediodía, con la manifestación de las universitarias, que congregó a más de 100.000 personas y paralizó el tráfico en el eje central de Zaragoza, y que tuvo momentos emotivos como el ‘abrazo’ de la columna de estudiantes con el de las sindicalistas que las esperaban en la plaza Paraíso para unirse a la marcha.

Decenas de miles de trabajadores secundan los paros

La huelga tuvo un seguimiento elevado. Según UGT, 160.000 trabajadores se unieron ya por la mañana a los paros de dos horas convocados por este sindicato y por CCOO, lo que se dejó notar en las plantillas de empresas como Opel, Valeo, Adient, BSH Montañana, Pikolin, Mann Hummel, Inditex, Bosal, Exide Tudor, Lear, Mercazaragoza o Chocolates Lacasa.

Eso, en una comunidad autónoma con 577.000 ocupados, supone que más de la cuarta parte de los trabajadores secundó la convocatoria de huelga feminista. O que, probablemente, lo hicieron más de la mitad de las 261.300 mujeres que se emplean en ella.

“Miles de e trabajadores y trabajadoras han acudido también a las movilizaciones convocadas los polígonos industriales de Malpica, la carretera de Logroño, Épila, El Pradillo, Empresarium, Centrovía y en Plaza”, mientras “sectores como la logística y la seguridad también han mostrado un importante seguimiento·”, informó el sindicato.
Osta, una de las centrales sindicales que convocó huelga de 24 horas, estima que el seguimiento “se sitúa por encima de los datos registrados en 2018, teniendo esta convocatoria un seguimiento mayor en las empresas aragonesas”. Según esta organización, el paro alcanzó niveles del 40% en sectores como el telemárketing.

El seguimiento no fue tan elevado en el sector público, donde, mientras la huelga era secundada por el 65% de la plantilla en empresas municipales como Zaragoza Vivienda, se quedaba en el 5,29% en el caso de la Administración autonómica (unos 3.000 empleados), según informó el Gobierno de Aragón. No obstante, alcanzó el 21% en departamentos como el Instituto de la Mujer y el 13,2% en el Instituto Aragonés de Empleo.

Más noticias en Política y Sociedad