Público
Público

Vacunas contra la covid El "principio del fin" de la pandemia llega con el reto de no bajar la guardia y con meses muy duros por delante

Este domingo ha sido un día de esperanza por el inicio de la campaña de vacunación contra la covid, pero aún queda un largo proceso de inmunización en el que hay que mantener todas las precauciones y restricciones.

27/12/2020. Personas mayores y personal sanitario comienza a recibir la vacuna contra la covid-19. - EFE
Personas mayores y personal sanitario comienza a recibir la vacuna contra la covid-19. Kay Nietfeld / EFE

Este domingo ha empezado el "principio del fin" de la pandemia. Este ha sido el mensaje que han transmitido las autoridades sanitarias y los expertos después de que se hayan puesto las primeras dosis de la vacuna de Pzifer en España. Pero ha habido otro mensaje muy claro: no hay que bajar la guardia. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, lo ha resumido así: "Estamos en el principio del fin. El principio es la vacuna. Y el fin, la derrota del virus, la inmunidad. Tenemos que ser prudentes y seguir al pie de la letra las indicaciones sanitarias para poner todo el empeño en evitar una tercera ola".

La primera jornada de vacunación ha transcurrido sin incidentes y con mucha alegría en las residencias en las que ya se ha empezado el proceso. Durante toda la mañana se han ido vacunando residentes que han celebrado este momento. Araceli, de 96 años, ha sido la primera de todos ellos en recibir la vacuna: "A ver si conseguimos que el virus este se vaya ya", ha dicho tras recibir el pinchazo. Decenas de vacunados se han manifestado en este sentido a lo largo del domingo.

Las autoridades sanitarias han transmitido también su alegría porque al fin ha llegado este momento tan esperado, pero la campaña de vacunación es un proceso muy largo y un reto sanitario y logístico. Arranca, además, en un momento en el que los contagios siguen al alza y en plena Navidad. Con incógnitas aún por resolver y sin poder olvidarse de las restricciones que frenan la transmisión del coronavirus.

28 días para que las primeras personas tengan inmunidad

Las personas que han recibido la vacuna este domingo aún no están inmunizadas. Hay que esperar 28 días para ello. El proceso de inmunización de las vacunas de Pzifer es el siguiente: se administra una primera dosis, a los 21 días una segunda dosis y, a la semana, es cuando se adquiere la inmunización completa del 95%, según los ensayos clínicos. Esto quiere decir que ni siquiera en las residencias en las que ya se ha vacunado se puede bajar ni un poco la guardia porque el riesgo sigue siendo igual de alto. Hasta finales de enero no tendremos a las primeras personas inmunizadas.

Según han explicado fuentes del Ministerio de Sanidad a Público la media de días que tiene que pasar entre la primera y segunda dosis es de 21 días, aunque hay margen de tres o cuatro días para recibir la segunda dosis tanto antes como después. Lo mismo ocurre con la inmunidad ya que puede que se tenga que esperar hasta dos semanas, aunque la media sea de siete días. Antes de adquirir la inmunidad completa el sistema inmunitario está en proceso de activación por lo que es menos probable desarrollar la enfermedad, aunque todavía no se alcance la eficacia esperada. Sanidad y las comunidades autónomas controlarán las vacunas que se reciben para garantizar que no falten estas segundas dosis que garantizan la inmundidad.

Los contagios siguen subiendo en casi toda España

La situación en España y en casi toda Europa es muy preocupante. Sanidad no publica los datos de la incidencia del coronavirus durante el fin de semana, pero sí lo han hecho varias comunidades autónomas. Estos datos han mostrado que los contagios han seguido repuntando durante la jornada previa al inicio de la campaña de vacunación y en plena Navidad. Igualmente, los datos que Sanidad publicó el viernes ya muestran la gravedad de la situación epidemiológica al tener una incidencia de 262 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y 12 comunidades en riesgo extremo o alto.

La situación se agrava porque aún no se conocen los efectos de las cenas navideñas. Las comunidades autónomas han endurecido sus planes de Navidad a contrarreloj pero son unas fechas en las que aumenta tanto la movilidad como los contactos sociales por lo que se teme un repunte aún mayor de los contagios.

El riesgo de seguir infectando y la incógnita del tiempo de inmunización

Hay dos grandes incógnitas en torno a la vacuna. El presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García Rojas, explica que aún no se sabe si una persona continúa infectando cuando ya está inmunizada: "Sabemos que no se desarrolla la enfermedad, pero esto aún se desconoce. Una persona vacunada puede que siga contagiando". Esto conlleva que las personas vacunadas tengan que seguir tomando las mismas medidas de seguridad y distancia social que el resto de personas para evitar que el coronavirus se sigan transmitiendo. 

Por otro lado, tampoco se sabe el tiempo que durará la inmunización. No hay información segura sobre esto al tratarse de una vacuna nueva y solo con el tiempo se podrá comprobar. De hecho, el ministro Illa ha avisado de que existe la posibilidad de que sea necesaria una tercera dosis en 2022. Incluso puede suceder que se tenga que vacunar cada año como ocurre con la gripe.

El gran reto logístico y sanitario de la campaña

El ministro Illa ha destacado este domingo el gran reto logístico y sanitario "sin precedentes" que supone esta campaña de vacunación. El primer objetivo con la vacuna de Pzifer es vacunar a 2,3 millones de personas en las próximas 12 semanas. 350.000 vacunas llegarán cada lunes a puntos estratégicos acordados con cada comunidad desde Purrs (Bélgica). Estas dosis se van a distribuir entre las comunidades en función de la población de riesgo prioritaria. El primer grupo acordado en la estrategia de vacunación es el de las residencias, tanto internos como trabajadores.

Las dosis llegarán en cajas de 5.000 viales conservados a 80 grados bajo cero. Hay 50 centros de almacenamiento y 13.000 puntos de distribución. Cada comunidad ha designado los lugares en los que almacenar los viales. La conservación a temperaturas ultrafrías ha sido uno de los puntos más complejos para preparar este dispositivo. Pese a las dificultades, todo el preparativo ha estado a punto para este día y ahora el reto es que siga funcionando todo con absoluta sincronización para que no se produzcan retrasos.

El reto logístico y sanitario será aún mayor cuando España comience a recibir vacunas de otras farmacéuticas y sean varias las que se administren. Se espera que la próxima que llegue sea la de Moderna ya que lo más probable es que la Agencia Europea del Medicamento anuncie su opinión favorable respecto a esta vacuna el próximo 6 de enero. Como ocurrió con la de Pzifer, la previsión es que la Comisión Europea anuncie la autorización condicional de comercialización lo antes posible, en el plazo de 48 - 72 horas.

No hay que olvidar, además, que los profesionales de Atención Primaria son los encargados de administrar la vacuna. Sin embargo, los centros de salud están desbordados desde el inicio de la pandemia. Sus profesionales, pese a estar ilusionados también por este momento, insisten en que necesitan refuerzos.

70% de población vacunada para relajar restricciones

"Quedan muchos meses por delante hasta que se puedan relajar las restricciones", insisten desde Sanidad a este medio al preguntar por este esperado momento. Salvador Illa avanzó en una entrevista con Público que se espera que al final de verano se alcance la inmunidad de rebaño en España y que será entonces cuando se podrá empezar a relajar medidas.

Sin embargo, la pandemia no estará superada hasta que todo el mundo esté vacunado. Esto supone un reto aún mayor porque en el proceso de vacunación se están viviendo dos velocidades: primero los países ricos, después los pobres. Estudios de varias organizaciones internacionales muestran datos desalentadores al respecto ya que la mitad de las dosis previstas que se fabriquen en 2021 han sido compradas por países de rentas altas que representan al 14% de la población. Se estima que nueve de cada diez personas de hasta 70 países en desarrollos no puedan vacunarse durante el próximo año y los países ricos han rechazado hasta el momento la supresión de patentes de las vacunas contra la covid, una petición de India y Sudáfrica que se debate en el seno de la Organización Mundial del Comercio y que abarataría el coste de las vacunas y ampliaría la producción y fabricación.

Más noticias de Política y Sociedad