Público
Público

Vallecas Cargas policiales en Vallecas contra los manifestantes que protestaban por el  asesinato de un vecino

Por tercer día consecutivo, cientos de personas han acudido a las calles para repudiar la muerte de Paco, un hombre de 64 años que fue apuñalado tras una discusión el pasado domingo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Varios cientos de vecinos de El Pozo del Tío Raimundo, en el distrito madrileño de Puente de Vallecas, donde murió apuñalado un hombre, han vuelto a concentrarse. / EFE - KIKO HUESCA

Más de una veintena de antidisturbios han cargado este miércoles contra los manifestantes que se concentraban contra el presunto asesino de un vecino apuñalado el pasado domingo tras una discusión, y que han atacado la furgoneta de uno de los familiares de este.

Por tercer día consecutivo, cientos de personas han acudido a las 19:00 horas a la calle Esteban Carros para repudiar la muerte de Paco, un hombre de 64 años muy conocido y querido en el barrio, apuñalado el pasado domingo tras una discusión. La Policía continúa investigando el crimen y buscando al presunto culpable, que está identificado pero que no ha sido encontrado en su domicilio desde el domingo. 

En el marco de las protestas, los vecinos han atado globos blancos a la valla de la vivienda del clan gitano al que se relaciona con la muerte del vecino, han cogido objetos de un parterre anexo, propiedad de esta familia, y los han lanzado contra la vivienda. A continuación, han colocado una lona de plástico y otras telas frente a la puerta de la vivienda y han prendido fuego.

Los momentos de tensión fueron en aumento hasta el punto de que la Policía Municipal solicitó a la Nacional su presencia, por lo que se desplegaron efectivos de la Unidad de Prevención Rápida (UPR) y de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los antidisturbios.

La Policía continúa investigando el crimen y buscando al presunto culpable

Mientras que este martes se concentraron cerca de 200 vecinos, este miércoles tal y como ha asegurado la Policía, hay más de 300, y unos 100 en "los aledaños". Algunos de los concentrados han comenzado a lanzar objetos contra los agentes, lo que ha provocado una carga policial. Al menos un manifestante ha resultado herido en la cabeza que ha tenido que ser atendido por los sanitarios, presentes también en el lugar. Diversos vecinos han lanzado consignas como "fuera del barrio, no peleas a diario", "sois muy valientes cuando hay poca gente" o "el pozo unido jamas será vencido".

En otro momento, los vecinos congregados han atacado la furgoneta de uno de los familiares del presunto responsable del apuñalamiento moral, rompiendo los cristales y pintando son spray la palabra 'asesinos' en mayúsculas, un día después de haber incendiado un camión en represalia por la muerte de este vecino a raíz de una discusión "por un perro".

La Policía había hecho un cordón alrededor de la furgoneta sobre la que habían escrito asesinos cuando han comenzado a lanzar objetos contra la misma. También vecinos han lanzado objetos desde sus casas.

La zona ha ido recuperando poco a poco la normalidad y a primera hora de la noche se han retirado los efectivos de los Bomberos de Madrid desplazados al lugar en preventivo y que finalmente no han tenido que actuar. En el lugar permanece una unidad del Samur-Protección Civil por si fuera necesaria su intervención.


Más noticias en Política y Sociedad