Público
Público

Resultados anuales BBVA gana un 51% más en 2018, en medio del escándalo por el espionaje de Villarejo

El presidente de la entidad, Carlos Torres, en las primeras declaraciones oficiales del banco en relación al caso, dice que la entidad actuará "con absoluto rigor y diligencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sede del banco BBVA en la zona norte de Madrid, en el edificio conocido como 'La Vela'. REUTERS/Juan Medina

BBVA vio crecer su beneficio atribuible en 2018 un 51,5%, hasta los 5.324 millones de euros, gracias a las plusvalías por la venta de Chile, la reducción de costes en España, el sólido crecimiento del negocio crediticio en México y el repunte de EEUU, que compensaron la caída de sus resultados en Turquía debido a la depreciación de la lira y la pérdida en Argentina por la hiperinflación.

El banco azul cierra con un importante aumento de sus ganancias un ejercicio marcado, sobre todo en su parte final, por la polémica de llamado caso BBVA-Villarejo, el supuesto espionaje encargado al comisario José Manuel Villarejo entre 2004 y 2005 en el marco de un frustrado asalto al accionariado del banco por parte de la constructora Sacyr. En aquella época el presidente de BBVA era Francisco González, que el pasado diciembre cedió el cargo a Carlos Torres Vila, aunque ocupa desde entonces la presidencia de honor.

En una nota, el nuevo presidente, Carlos Torres, ha hecho las primeras declaraciones oficiales del banco en relación al escándalo que la propia entidad y la Audiencia Nacional están investigando y sobre la que el BCE ha mostrado preocupación. El ahora presidente dice que el banco actuará en este asunto "con absoluto rigor y diligencia".

Respecto a los resultados, el flamante presidente de la entidad destaca que el banco, "en un entorno complejo, ha obtenido unos muy buenos resultados y una rentabilidad de doble dígito, al tiempo que ha logrado importantes avances en el proceso de transformación".

El margen de intereses, la diferencia entre lo que el banco cobra por los préstamos y paga por los depósitos, descendió un 0,9% hasta 17.591 millones de euros aunque en el cuarto trimestre estanco subió un 3%.

Al igual que Santander, su principal competidor español, BBVA obtiene gran parte de su beneficio fuera de España, donde su beneficio neto creció un 63% gracias en parte a una reducción de costes.

La mayor contribución a los 4.627 millones de euros de beneficio vino de su principal mercado, México, donde su resultado neto aumentó un 9% con crecimientos de doble dígito en su margen de intereses mientras que en EEUU, el tercer mercado en generación de resultado, el beneficio aumentó un 51%.

Por el contrario, en Turquía el resultado se redujo un 31% por el efecto divisa mientras Argentina, una parte pequeña de su negocio, restó 29 millones al beneficio tras los ajustes por la hiperinflación.

Con la venta en Chile, que se cerró en julio, BBVA obtuvo una plusvalía neta de 633 millones de euros que impulsó los resultados.

El banco mantuvo su coeficiente de capital CET1 fully loaded en el 11,34% que había registrado a septiembre mientras que la tasa de morosidad se redujo al 3,9% desde el 4,1% del trimestre anterior.

El nuevo presidente de BBVA, Carlos Torres (d), y el flamante consejero delegado, el turco Onur Genç, durante la rueda de prensa con motivo de la presentación de los resultados de 2018. EFE/Emilio Naranjo

El grupo, que ha alcanzado el objetivo de tener un 50% de clientes digitales, reiteró su prioridad de generación de valor y anunció la propuesta de un dividendo complementario de 16 céntimos de euros por acción el próximo abril, un 7 por ciento más que la misma derrama del año anterior.

Reiteró su compromiso de un pay out (la parte del beneficio que se destina a distribuir como dividendo) en efectivo de entre el 35% y el 40% por ciento con dos pagos al año.

Más noticias de Economía