Público
Público
Únete a nosotros

Caso BBVA-Villarejo El expresidente de BBVA dice que está "muy tranquilo" pese al escándalo del caso Villarejo

El banco insiste en que actuará "con absoluto rigor y diligencia" en la investigacion interna sobre el supuesto espionaje encargado al comisario de policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente de BBVA, Francisco Gonzalez, y su sucesor desde el 1 de enero de 2019, Carlos Torres, en la presentación de resultados del banco de 2017. REUTERS/Sergio Perez

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha asegurado que Francisco González, su antecesor en el cargo, se siente "muy tranquilo" a pesar de las acusaciones sobre un supuesto espionaje en los años 2004 y 2005 a través de la sociedad del comisario José Manuel Villarejo, ya que "desconocía completamente" estas irregularidades.

"He hablado con él y lo que me transmite es que tiene la conciencia muy tranquila. Me dice que no sabía nada de las irregularidades que salen en las noticias", ha asegurado el actual presidente del banco azul con ocasión de la presentación de los resultados anuales de la entidad, que obtuvo un beneficio neto de 5.324 millones de euros en 2018, un 51,3% más.

El que fuera mano derecha de Francisco González en los últimos años desde su puesto de consejero delegado ha dicho que cree las palabras de su exjefe, y ha rehusado comentar si el consejo de administración de la víspera había tratado el asunto. Preguntado sobre una presunta renuncia o expulsión de González se ha limitado a señalar: "Estamos hablando de casos no constatados, tomar una decisión sería prejuzgarla".

Torres dice que cree a González cuando le asegura que no sabía nada de las escuchas

La presunta trama de escuchas ordenadas por el banco se habría realizado entre 2004 y 2005 en el marco de un frustrado asalto al accionariado del banco por parte de la constructora Sacyr. En aquella época el presidente de BBVA era Francisco González, que el pasado diciembre cedió el cargo a Torres Vila aunque ocupa desde entonces la presidencia de honor.

A pesar de la insistencia de los periodistas durante la rueda de prensa por arrojar luz sobre el caso Villarejo-BBVA, Torres ha mantenido su posición y se ha remitido de forma repetida a la declaración oficial publicada a primera hora de la mañana en la que pide esperar a avances de la "profunda y exhaustiva" investigación, asegurando que actuará con "rigor" sea cual sea el resultado.

El nuevo presidente de BBVA, Carlos Torres, durante la rueda de prensa con motivo de la presentación de los resultados de 2018. EFE/Emilio Naranjo

"En cuanto a la relación de BBVA con el Grupo Cenyt, se ha encargado una investigación profunda y exhaustiva que está siendo realizada por terceros", señala el comunicado del nuevo presidente. "El banco actuará con absoluto rigor y diligencia y, en este sentido, es muy importante que dejemos que la investigación haga su trabajo".

Hace apenas una semana, BBVA decidió dar un paso más en sus trabajos de investigación interna para determinar qué relación tuvo el banco bajo la presidencia de Francisco González con la firma de detectives del encarcelado excomisario de Policía José Manuel Villarejo, para lo que fichó a PwC.

Además de la consultora, que realizará un informe forensic sobre este asunto, BBVA ha contratado al despacho de abogados Uría Menéndez para que trabaje como asesor legal de forma conjunta con el bufete Garrigues, que presta sus servicios jurídicos al banco desde que en junio de 2018 iniciara una valoración externa de la información y documentación recopilada sobre el caso Villarejo.

La investigación llevará todavía meses

El presidente de BBVA ha apuntado que el informe que ha pedido el banco sobre las presuntas escuchas encargadas por la entidad podría tardar todavía meses en completarse y reconoció que el proceso probablemente acabará en los tribunales. "Los equipos de investigación tienen pleno poder y nuestro objetivo es avanzar lo máximo posible, pero esto va a llevar meses", ha avisado. "Habrá tolerancia cero con los resultados, sin contemplaciones de ningún tipo", ha añadido.

"Todo apunta a que la investigación se va a judicializar", ha agregado Torres que ha pedido que no se sacasen conclusiones "precipitadas" y ha señalado "a eso no voy a contestar" cuando se le ha preguntado sobre si había habido una aproximación de la Fiscalía.

Ya el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón investiga uno de los sumarios en los que está implicado el excomisario, el llamado caso Tándem, en el que aparecen servicios prestados a través de la empresa Cenyt, vinculada a Villarejo, al BBVA durante la presidencia de Francisco González.

Entre la documentación que obra en poder de la Fiscalía Anticorrupción constan una serie de pinchazos y operaciones de seguimiento que sitúan el inicio de las relaciones entre el BBVA y Cenyt en 2004, cuando Sacyr pretendía tomar el control de la entidad.