Público
Público

CaixaBank CaixaBank cierra su tercer ERE consecutivo con más voluntarios que despidos

Los 2.971 candidatos para salir del banco superan en 948 las 2.023 bajas pactadas con los sindicatos, un excedente del 48% que supera al 23% de hace cuatro años y se acerca al 53% de 2013.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

CaixaBank recortará algo más de 2.000 empleos en un ERE con el que va a reorientar su modelo de negocio | Reuters

A CaixaBank le han sobrado voluntarios para ser despedidos en un ERE por tercera vez de manera consecutiva: 2.971 se han presentado para cubrir las 2.023 salidas acordadas a principios del mes pasado entre la dirección de la entidad y la mayoría de la representación sindical, lo que supone un excedente de 948 (46,8%) sobre las previsiones acordadas entre empresa y sindicatos.

No se trata, ni mucho menos, de una situación novedosa para la entidad financiera, que ya se encontró con ella en los dos anteriores procesos de regulación de empleo. De hecho, algo más de 2.500 trabajadores se han quedado fuera de esos despidos colectivos en los últimos seis años.

Así, en el de 2013, que contemplaba 2.600 salidas tras una rebaja de 402 durante las negociaciones con los sindicatos, el sobrante de voluntarios superó los 1.400, lo que supone un 53%. Dos años después, en el de 2015, fueron 867 empleados los que se presentaron para acogerse a una de las 700 bajas incluidas en el ERE, lo que situó el excedente en el 23,8%.

La situación actual se asemeja más a la del primero de esos procesos, tanto por volumen como proporcionalmente.

“No va a haber despidos forzosos”

El acuerdo del ERE incluye los criterios de prioridad para acceder a las salidas, entre los que se incluyen la antigüedad en la plantilla o el haber sido previamente objeto de traslados forzosos, muchos de ellos vinculados a las absorciones de Banca Cívica y Banco de Valencia.

“No va a haber despidos forzosos”, explicaron fuentes de CaixaBank, que anotaron que el encaje de las voluntariedades se realizará teniendo en cuenta las limitaciones de cupos marcadas para cada zona geográfica.

Algunas como Barcelona o Teruel no contemplan salidas, mientras que 1.890 bajas están garantizadas por quedar cubiertos los límites provinciales. CaixaBank “estudiará la posibilidad de atender algunas adhesiones adicionales, en función de criterios organizativos y sin superar nunca el número de 2.023 empleados”, señalaron fuentes de la entidad financiera.

La tabla de indemnizaciones ha resultado, de nuevo, clave para generar voluntarios

La tabla de indemnizaciones ha resultado, de nuevo, clave para generar voluntarios. Esta contempla que los empleados de más de 54 años reciban el 57% del salario regulado hasta los 63, que los de 52 y 53 reciban esa misma cuota de ocho años más una prima de 38.000 euros y que los menores de 52 opten a indemnizaciones de 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades (la compensación por despido improcedente previa a la reforma laboral) más una prima de entre 13.000 y 23.000 euros en función de la antigüedad.

El ERE se lleva la mitad del beneficio

CaixaBank tiene consignados 890 millones de euros para hacer frente al ERE en el segundo semestre de este año, en el que se ejecutarán las salidas y los traslados (con un límite de 75 kilómetros) con los que reordenará la plantilla de cada demarcación.

La amplitud de los traslados, que triplica la que contempla el convenio, llevó a no avalar el ERE a CCOO, el sindicato con mayor presencia en el comité con un 42% de los miembros, pese a las compensaciones que este prevé: 9.000 y 18.000 euros en tres años para, respectivamente, movilidades de 26 a 50 y de 51 a 75 kilómetros, más otros 2.700 anuales en tres años si son forzosos.

Esos 890 millones equivalen a algo menos de la mitad de los 1.985 de beneficios netos que obtuvo el grupo el año pasado, 1.605 de ellos en España. Esos resultados sitúan a CaixaBank como el segundo banco más rentable en España, por encima de BBVA (1.522) y por detrás de Santander (1.738), que obtienen el grueso de sus ganancias en el extranjero.

La entidad espera obtener unos ahorros de 190 millones anuales en los próximos tres ejercicios con esos recortes de personal, que se enmarcan dentro de una reorganización de su negocio que contempla ir dejando el modelo tradicional de oficina para abrir 340 tipo store y 70 bussines, así como trasladar a 2.000 gestores comerciales al servicio in touch, que atiende a los clientes telemáticamente hasta las 18.30 horas.