Público
Público

El conflicto de la URJC deja a 32 profesores sin sueldo durante dos meses, a la espera del cumplimiento de una resolución judicial

El profesorado del Instituto de Danza Alicia Alonso no está cobrando sus salarios por la ruptura unilateral de la URJC. El Tribunal Superior de Madrid ordenó que se realizara la dotación económica de forma urgente, aunque aún no se ha hecho efectiva. Los trabajadores continúan dando clases pese a no cobrar sus sueldos por miedo a ser sustituidos.

La URJC mantendrá 23 convenios con otras tantas empresas para este tipo de titulaciones - EFE

Las consecuencias de la decisión de la Universidad Rey Juan Carlos de romper unilateralmente con el Instituto de Danza Alicia Alonso las están pagando los estudiantes y los trabajadores. Al alumnado les está afectando en su aprendizaje negativamente por las horas perdidas y por la incertidumbre sobre su futuro. A los profesores del Instituto porque a día de hoy hay 32 trabajadores que llevan dos meses sin cobrar sus sueldos pese a estar trabajando desde el comienzo del periodo lectivo. El Instituto teme que esta situación se alargue otro mes más ya que la Universidad está modificando los Presupuestos para dar la dotación económica que les corresponde.

El rector de la URJC tendrá que declarar en calidad de investigado en los tribunales por este caso, tal y como avanzó Público. Pero el Tribunal Superior de Madrid ya se posicionó sobre este caso anulando de forma inmediata la ruptura del convenio. El 30 de octubre también ordenaron que se diera la dotación económica correspondiente al Instituto — unos 960.000 euros — y se siguieran las condiciones firmadas en el convenio de adscripción. 

Según el Instituto, la Universidad les dijo el 8 de noviembre que les transferirían el dinero que les correspondía. La situación se alargó hasta el día de hoy. La Universidad confirmó a este medio que se efectuará porque van a cumplir con lo dictado, pero que están modificando los Presupuestos para incluirlo en ellos ya que no se contaba con esta previsión. Un paso que el Instituto desconocía pero que es así ya que en los Presupuestos de 2019 no se incluye ninguna partida correspondiente al Instituto, como sí ocurre en los de 2018 en las transferencias corrientes a familias y fundaciones sin fines de lucro. 

Además, el Consejo de Gobierno ya se reunió el pasado 29 de noviembre, después del auto del Tribunal Superior de Madrid. En este órgano no se habló, y mucho menos se aprobó, la modificación de los Presupuestos, según ha confirmado este medio con fuentes del propio Consejo.

Este paso es el que hace que la dirección del Instituto tenga el temor de que la situación se alargue por más tiempo porque el profesorado no quiere dejar de trabajar pese a esta situación. De hecho, denuncian que el objetivo de evitar el pago es "provocar que el profesorado abandone las aulas y justificar así la contratación irregular de profesores externos que, a partir del 1 de noviembre, debían haber ocupado los puestos de nuestro profesorado".

Según explica el Instituto, el pago de la anualidad que les debe la Universidad proviene de los ingresos en concepto de matrícula que los estudiantes depositan en la Universidad y de lo correspondiente de la subvención a los precios públicos de las titulaciones que imparte el Instituto y que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ingresa directamente a la Universidad. 

La URJC tampoco ha vuelto a las condiciones del convenio de adscripción ya que el horario de los grados de Danza siguen sin aparecer cargados en la página de la Universidad. Fuentes de la Universidad reducen este problema y alegan que ya disponen del horario en el aulario destinado para el Instituto. Sin embargo, desde el Alicia Alonso aseguran que ya se han quedado sin poder dar clases en varias ocasiones ya que no hay las suficientes aulas que necesitan en el edifico único del Instituto y necesitan disponer de otras clases. Si no existe horario, estas aulas no se reservan para el Instituto.