Público
Público
sesión de control al gobierno

Sánchez defiende el "legado" de Felipe González y pide "dejar trabajar a los jueces" en los asuntos del rey emérito

El presidente del Gobierno califica a González como "uno de los grandes modernizadores de la historia democrática" y defiende que "nadie es impune en nuestro país" cuando Rufián le pregunta por Juan Carlos I.

Pedro Sánchez en el Congreso
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este miércoles en la sesión de control del Congreso / EFE

Las dos comisiones de investigación, sobre la relación de Felipe González con los GAL y sobre las finanzas de Juan Carlos I, vetadas por PSOE, PP y Vox en el Congreso en las últimas dos semanas han obligado al presidente del Gobierno a posicionarse sobre estos asuntos. El portavoz de ERC en la Cámara Baja, Gabriel Rufián, le ha preguntado por estos dos vetos en la sesión de control celebrada este miércoles en el Parlamento.

"¿Considera el presidente del Gobierno que hay que tomar medidas para acabar con la impunidad galopante de la que gozan algunas instituciones del Estado?", ha preguntado el diputado catalán. Una afirmación con la que Sánchez no ha estado de acuerdo: "Nadie es impune en nuestro país. No es el Poder Ejecutivo ni el Legislativo el que decide esto, es el Poder Judicial".

"Sí, dejemos trabajar a la Justicia, y al Congreso", ha respondido Rufián, haciendo referencia a los vetos a las comisiones registradas ante la Mesa del Congreso. "La realidad le desmiente, y le pongo dos ejemplos: la corona, la monarquía, un rey que vive en un palacio pagado por todos cuyo cuñado está en la cárcel, cuyo padre es perseguido por la justicia internacional por su business con sátrapas saudíes… Ustedes vetan que se pueda investigar a esta institución opaca en esta Cámara; eso no es sentido de Estado, eso es sentido de la omertá".

El segundo ejemplo, ha proseguido Rufián, "es que en este país hubo un grupo parapolicial que secuestró y asesinó impunemente a las órdenes de un Gobierno. Hay nuevas informaciones, y ustedes, que lo tiene a huevo, vuelven a vetar la información. LLámenlo miedo o llámenlo X. Sé que muchos de ustedes se enorgullecen de Zapatero y se avergüenzan de Felipe González".

Sánchez ha respondido con una defensa del "legado" del expresidente socialista: "Cuatro elecciones ganadas, casi 14 años de gobierno, modernización del sistema de salud, de pensiones, integración de España en Europa. Este es el legado de Felipe González, uno de los grandes modernizadores de la historia democrática".

El presidente ha añadido, después de que Rufián se refiriese a los escándalos de la corona, que "aquí no hay impunidad, la justicia trabaja sin interferencias. Nadie se puede atribuir el papel de juez o de fiscal. Vamos a dejar a los jueces trabajar". Este miércoles también han interpelado a Sánchez el líder del PP, Pablo Casado, y el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví.

Sánchez le pide a Casado lealtad en Europa

Con Casado el presidente ha tenido un cara a cara sobre la actitud del PP en Europa y le ha pedido que se sitúe al lado del Gobierno en el escenario internacional, sobre todo en lo que tiene que ver con la recuperación económica que se diseña desde las instituciones europeas: "Si quiere acuerdos, empecemos por lo básico: defienda los intereses de España junto al Gobierno en el fondo de recuperación de la UE; elimine ese ignominioso informe enviado a la Unión que pone en peligro nuestros derechos; y posiciónese a favor de las tasas digitales en contra del criterio de la administración estadounidense".

"El PP siempre les ha apoyado en Bruselas con Solbes, Almunia y Borrell, algo que ustedes no hicieron con Cañete y De Guindos", ha respondido el líder de los conservadores. "Somos la oposición responsable que usted nunca ha sido", ha zanjado Casado.

Sánchez ha insistido en afear el comportamiento del PP en Europa y le ha vuelto a reiterar sus tres peticiones: retirar el informe enviado a las autoridades europeas, apoyar al Gobierno en el fondo de recuperación y no posicionarse en contra de los impuestos a las grandes tecnológicas que no cuentan con el beneplácito de Estados Unidos.

Más noticias de Política y Sociedad